En el Pacífico

Chile es un país largo y estrecho como una cinta métrica. Subiendo hacia el norte por la ruta 5, en busca del mejor cielo de la tierra, a la izquierda queda el océano Pacífico y a la derecha los Andes.

Después de algunas horas conduciendo junto a un mar absolutamente virgen, la tentación de parar a verlo era demasiado grande. A pesar de tener una cita concertada con un observatorio astronómico, muchos kilómetros más al norte, decidí salir de la autopista buscando una playa solitaria. Yo no se si mi interés por la soledad va a ser comprendido por quienes me lean por ejemplo desde Chile. Tengan ustedes presente que yo nací cerca del Mediterráneo, pero el Mediterráneo en realidad ya no existe. Aquí donde yo vivo, prácticamente todo el litoral está construido. Una ciudad termina donde empieza la siguiente, y es casi imposible imaginar como había sido el paisaje. Esto me hace sentir asco y claustrofobia, hasta el punto de que hace años que apenas voy a la playa.


Click para seguir leyendo...


Pero aquí todo es muy distinto. El paisaje parece casi totalmente inalterado durante kilómetros y kilómetros. En Chile, el océano Pacífico todavía existe, y como para demostrarlo ruge con fuerza. Al norte de Los Vilos, los grandes cactus todavía llegan casi hasta el mar, hasta el punto de que tienen los largos pinchos cubiertos de unos extraños líquenes rojos por la parte expuesta a la humedad.

Lo más interesante de las playas solitarias es que el oleaje revela pequeños tesoros que el mar tenía ocultos. Entre las piedras de la playa encontré esta concha, que perteneció a una especie de lapa gigante. Si no recuerdo mal, este animal, que es comestible, se llama ostión.

Pero incluso aquí, en este lugar desolado y agreste, sin ninguna construcción a la vista, absolutamente virgen, se puede ver basura: un paquete de crema de espárragos Maggi, restos de juguetes, media botella de plástico, etc. Estos restos no proceden de aquí, han sido traídos por el océano desde quien sabe donde, y su existencia en este lugar viene a demostrarme una vez más que todo el planeta está corrupto.

Según los geólogos, si uno excava en cualquier parte del mundo, va a encontrar una fina capa donde la concentración de iridio es anormalmente elevada. Este es un metal raro en la tierra, y se ha podido averiguar que data de hace 65 millones de años y procede del famoso meteorito que provocó la extinción de los dinosaurios.

Yo supongo que cuando dentro de cien millones de años los futuros científicos empiecen sus excavaciones, van a encontrar entre otras muchas cosas una sutil capa de plástico translúcido por todo el planeta, como un gran preservativo. Esta capa marcará simultáneamente nuestro auge y nuestro declive. A escala geológica la duración de nuestra civilización será ínfima. Esas criaturas, que tal vez sean parecidas a las actuales cucarachas, moverán las antenas intrigadas y se preguntarán que clase de meteorito pudo generar semejante cantidad de porquería.

Pero yo solamente tenía unas horas para completar mi viaje hasta el observatorio astronómico. A las 7:20 me esperaban en Andacollo, calle Urmeneta esquina Condell, un lugar que me parecía remoto y difícil de encontrar. Di un último vistazo y regresé a la autopista.

Continua aquí.

Comentarios

Gise =) ha dicho que…
Que hermsos paisajes me recordaron las playas de Argentina al sur, muy desiertas y solitarias... preciso ese Oceano tan vivo, y ese pajaro que hay en medio de las olas disfrutando del agua que rompe... Realmente hermosos paisajes, los cactus y la soledad de la playa... lástima que el hombre se esté cargando el planeta en todos lados...
Besitos y a ver como sigue el camino....!!!!!
Mad Hatter ha dicho que…
Precisamente, la semana pasada estuvieron de visita por aquí unos colegas chilenos de la lucha contra los incendios forestales y quedamos en devolverles la visita, ya que en los años 50 y 60 hubo mucho emigrante riojano, principalmente de la sierra, que se fueron a Chile y Argentina, por lo que por allí hay mucho descendiente de riojanos, algunos de los cuales están regresando ahora a sus raíces.
Más que una fina capa de plástico, lo que encontrarán los arqueólogos del futuro es una fina capa de hollín rico en metales pesados (mercurio y plomo) procedentes de nuestra enfermiza dependencia de los combustibles fósiles.
Saludos pacíficos.
Joselu ha dicho que…
¡Qué razón tienes en cuanto a la destrucción de nuestro litoral! La euforia urbanística ha hecho mucho daño. Ayer derribaron unas casitas afectadas por la ley de costas en La Candelaria en Tenerife. ¿Se atreverán a hacer lo mismo con ese maldito hotelucho llamado El Algarrobico, construido con la complicidad de todas las administraciones? Me produce una intensa tristeza. Al menos le has echado unas gotas de ironía. Un cordial saludo.
Marmorlu ha dicho que…
Me recuerda aquella canción de Quilapayún... La Cantata de Nuestra Señora de Iquique...

"En Chile un pais TAN GRANDE... mil cosas pueden pasar..."

Buenos viajes y magníficas experiencias... VIVE DIOS.
frikosal ha dicho que…
Mad,
De todo habrá allí.. la radioactividad yo creo que ya se habrá disipado, 100 millones de años dan para mucho.
Si tienes ocasión ves a Chile.
frikosal ha dicho que…
Joselu,
Son unos cabrones, no tiene más, han arruinado nuestro país, han dejado a todo el mundo hipotecado de por vida.. Rabia y verguenza.
Ese algarrobico estaba por preguntarte que es pero prefiero no saberlo.
frikosal ha dicho que…
Luis,
Muy apresurados viajes.. pero gracias. ¿Como estamos de la mano?
la desanchá ha dicho que…
Aunque prefiera no saberlo, se lo voy a decir: ese Algarrobico es un hotel tremendo en la mismísima orillica del mar, en el Cabo de Gata. Fué paralizado y hace ya más de un año que pesa sobre él una orden de demolición pero...nada, que no lo tiran.
Aquí en mi tierra se armó una buena a cuenta de unos terrenos que pretendieron urbanizar sin poder hacerlo. Triunfaron el sentido común y las leyes pertinentes, pero ahora a alguien se le ha olvidado dar curso a no sé qué papel en el plazo legal y corre el riesgo de quedar en agua de borrajas la protección. Estos olvidos ...

Me gustaría saber qué se siente teniendo delante ese pedazo de océano. O sentirlo, aunque sea por poderes. Díganoslo.
cacho de pan ha dicho que…
maravilloso paisaje, aunque necesito la suciedad del alquitrán, el asqueroso hacinamiento ciudadano, la decadente cultura que me rodea...
pablito ha dicho que…
frikosal, yo sí que se de dónde viene toda esa basura de las playas de Chile

sin duda viene del Mediterraneo

buenas fotos
frikosal ha dicho que…
Desanchá,

Siento haber leído lo de ese hotel, me ha venido a la memoria una especie de pirámide en una playa virgen. Horrible.

Lo de las sensaciones en el Pacífico.. normalmente estando en el Mediterraneo, en el raro caso de no estar en una zona urbanizada, uno tiene la sensación de que la naturaleza es frágil, es evidente que la vegetación litoral está acosada por los apartamentos.. pero allí es justamente al revés: es la naturaleza la que manda. La otra vez que estuve en Chile me caí al mar, de espalda, sobre una roca, y estuve con fuertes dolores tres semanas. Y por suerte estaba acompañado, si no hubiera tenido graves problemas para conducir. Ahora, estando solo, al pasar de una piedra a otra tuve mucho cuidado de no hacerme daño. Siendo más joven me hubiera bañado, o lo hubiera intentado. Esta vez el Océano me dio miedo, me sentí muy poca cosa. Esta sensación de soledad y miedo yo no creo que se pueda tener en la costa en ningún punto de la península, a no ser en un día de temporal.
No se si supe explicarme.
frikosal ha dicho que…
Cacho,
Me dejas sorprendido, no se como interpretarte.
frikosal ha dicho que…
Pablito,
Es posible, pero todo el planeta está por un estilo.
Erna Ehlert ha dicho que…
Alucinantes tus fotos de estos parajes tan bellos.
Preciosa y tan viva la primera toma con el ave delante el oleaje pegando contra las rocas.
Impresionante también la lapa enorme.

Un saludo
frikosal ha dicho que…
Es un cormorán, que es un pájaro grande, parecido a los que había en el Mediterráneo (quedan?). Las olas eran enormes.
Martin Gallego ha dicho que…
Este viaje se merece un libro....
Estoy disfrutando como un enano.
Saludos!
la desanchá ha dicho que…
Le ruego me disculpe, cuando dijo que prefería no saberlo pensé que era sólo una forma de hablar.
Inuit ha dicho que…
Desde la desmemoria me siento atraída por Chile, recurrentemente se me aproxima a través de amigos o conocidos,no sé si me llana para encontarme en él, no sé.

Vaya, si la caracola parece un iris y ¿qué veo?, Frikosal tiene el dedo meñique pachucho,
seguramente se ha pinchado con un cactus, es que estos científicos son unos tocones curiosos.;))

Yo, de mayor, iré a Chile a hablar con los indios que Juan Carlos conoce y que tienen un nombre que no recuerdo.
Inuit
frikosal ha dicho que…
Desanchá,
No tiene importancia, no se puede esconder la cabeza dentro de la arena como el avestruz (por desgracia)
frikosal ha dicho que…
Inuit,
Pues si, un pinchazo debió ser..
Juan Carlos quien, el Rey?
nomesploraria ha dicho que…
som una metàstasi pel planeta

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

¡ En busca de la luz zodiacal !