El cielo, como si fuera una bandera


Hoy el cielo está lleno de franjas
como si fuera una bandera
pero a mi no me gustan las banderas.

La gaviota tiene las plumas rotas
ha sido un mordisco en el ala
y viene a verme volando
vuela inclinada y doliente
solamente por la franja blanca
como si yo pudiera ayudarla
pero después tiene miedo
y se aleja chillando.

A mi quien va a creerme
contando estas cosas tan raras.

Comentarios

Inuit ha dicho que…
Una imagen vale más que mil palabras.
Inuit se cree todo lo que diga Frikosal.Es un ser de absoluta credibilidad para la esquimala.
PRECIOSA en su dolor.
Auroras en la franja blanca.
Anónimo ha dicho que…
El dolor... y el miedo... o bien es el miedo al dolor!!!
Una de las primeras cosas que se aprende en la vida es ...apendrer a convivir con el dolor!!

(Guerrillera)
frikosal ha dicho que…
:) Ni yo mismo me creo lo que digo, pero ahí está esa gaviota y el cielo con sus franjas..

El miedo al dolor, eso es lo peor, creo yo.
Hermano Joaquín ha dicho que…
Si usted no se cree a sí mismo, le costará encontrar el camino de la Verdad, hijo mío. Confíe en su corazón y comprenderá que lo de Darwin es sólo una teoría y que el Padre Usher no se equivocó de tanto.

Me duele, y aprovecho este púlpito de descreídos para denunciarlo, que la película Camino se haya pagado con el dinero de todos los españoles.
Amig@mi@ ha dicho que…
Yo también tengo algo escrito sobre las gaviotas, desde que leí Juan Salvador G. les tomé cariño. Ahora son, cada vez que las veo, y lo hago a menudo ( vivo en Almería )las protagonistas de la genial historia.
Qué belleza de foto, la gaviota cambiará las plumas y volverá a elevar su vuelo hasta la siguiente franja.
Besos
treehugger ha dicho que…
Cada vez esta usted mas cerca de la portada del National Geografic.
frikosal ha dicho que…
No mensionarás el National en vano..
frikosal ha dicho que…
Hermano Joaquín,

Yo creo que voy a poder entrar por el ojo del camello.
Anónimo ha dicho que…
Yo voy a proponer su canonización en vida. Será aún más rápido que lo de sanjosemaría.

(La desanchá, que no me deja poner mi nombre)
odette farrell ha dicho que…
Qué placer volver a leerte y admirar ese arte tuyo...qué fotografía tan mágica la de esa gaviota volando chueco, y qué lindo relato!

La foto hasta compite con belleza con aquella del flamingo que tengo siempre al abrir mi compu...que por cierto te cuento que intenté hacer un cuadro de él, pero no...tu foto siempre es y será mejor.
frikosal ha dicho que…
Bienvenida otra vez !

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

Andrómeda en el palacio de Siddharta