En el fuego

En las noches frías de invierno, cuando el fuego ya lleva horas encendido, los troncos arden sin dolor. Simplemente su sustancia se va consumiendo mientras pasan algunos momentos buenos y otros malos, como nosotros. Pero su inmovilidad les hace ser más reflexivos, y resultan ser grandes conversadores. Yo puedo dar fe de que en el silencio perfecto de una gran casa vieja y remota, a veces es posible oírles.

Recuerdo esta conversación entre dos grandes troncos, uno de ellos un poco más quemado:

-Esta vida es un asco.

-¡Ya estás otra vez igual! ¿no puedes tratar de ser feliz?

-Lo fui. ¿Recuerdas cuando nos metieron en el fuego?, ¡Con que ilusión empecé a arder!. Ahora ya decaigo, pronto no seré más que brasas y en apenas una hora pura ceniza.

-Si llegarás a ser funesto. Disfruta ahora del placer de la amistad, del calor de este momento y no te atormentes con estos pensamientos tan negros.

-¿No te das cuenta de que bien pronto nadie se acordará de nosotros y de todo lo que hemos hablado?

-Mientras estemos aquí tus amigos, te recordaremos con cariño.

-Si.. como ahora recordamos a los troncos que ya se consumieron. Pero pronto será el fin del fuego.

-Ya hablamos de esto muchas veces. Para cada tronco que se extingue, ese es el fin de su fuego.

-No. Yo me refiero al fin de todo el fuego. Fíjate, ya hace horas que es de noche y cada vez llegan menos troncos nuevos. Si dejaran de llegar, las llamas se extinguirían por completo y al poco tiempo la ceniza, nuestra ceniza, estaría inimaginablemente fría. Y todos nuestros recuerdos se habrían convertido en polvo. Dime pues si nuestra vida puede tener algún propósito.

-¡Que horror! Sabes que eso es imposible, este fuego durará para siempre, siempre habrá nuevos troncos llegando y otros extinguiéndose. Eso es ley de vida. Fíjate en esas ramas jovencitas, que llamas tan alegres desprenden.

Comentarios

Gise =) ha dicho que…
TOdo es ciclico, hasta en el fuego cada rama cumple su función y después cuando ya no hay más viene otra más joven a reemplazarla...ley de vida..
Precioso relato da para mucha reflección...
Besitos y buen finde!!!!
zbelnu ha dicho que…
Qué gracioso, Friks! Me recuerda a una pieza irónica de Beckett filmada que le hicieron comentar a G., donde dos hombres se entregaban a la misma rutina exacta de dormir en un saco, levantarse, comer, moverse y volver a dormir. Sólo que uno la hacía alegremente, casi celebrando la vida en cada gesto, y el otro despacio, abatido, siempre agotado...
Inuit ha dicho que…
FriKosal,
Qué ternura de texto, a parte de su discurrir filosófico y trascendental, muy oriental el final con las ramillas tiernas (me hizo pensar en los brotes de bambú. Aunque algunas veces me haces saber que tu blog es muy serio, yo me lo creo; me concentro, me pongo las gafas y frunzo el ceño, pero no puedo evitar la sonrisa hacia dentro.
Voy a dialogar este invierno con los troncos en el silencio, sí.
Inuits
treehugger ha dicho que…
Pruebe con los niños a meter una cascara de coco en el fuego. Seguro que la cascara de coco es mucho mas feliz que el tronco de alcornoque. Sobretodo si alcanza a ver la expresión de los niños mientras arde.

Buen viaje.
frikosal ha dicho que…
Gise,

Si, pero al fin el fuego termina por apagarse.
frikosal ha dicho que…
Zbelnu,
No conozco ese texto que dices, pero por lo que dices es un poco lo mismo. Aquí mi idea es que el más negativo finalmente tiene razón.
frikosal ha dicho que…
Inuit,
Casi nada es totalmente en serio aquí.. Ya me diras si puedes oir a los troncos. Solamente ver el fuego en invierno ya es una gran cosa!
zbelnu ha dicho que…
Ya, es el "piensa mal y acertarás", pero también funciona exactamente al contrario! Todo es cuestión de matices... En la literatura se ve muy bien, un día te cuento.
Debes de estar a punto de hacer un post...
frikosal ha dicho que…
Si, tienes que contármelo.

Hoy me han venido a buscar al aeropuerto y hemos ido a comer a ese chino secreto. Yo no se si seré un simple pero ese lugar sencillo me encanta, no es solamente la comida, es como sirven y aconsejan, y la gente que come allí. Nos han traído un plato de aspecto curioso y desde la mesa vecina un hombre ha exigido que le diéramos un poco, con tanta naturalidad y gracia que nos ha hecho reir a todos.

Algo contaré del viaje pero está todavía por cocinar.
Mad Hatter ha dicho que…
El fuego a veces es fuente de felicidad. Recuerdas ese párrafo del "Ring of Fire": "The taste of love is sweet, when hearts like ours meet" (El anillo de fuego: El sabor del amor es dulce, cuando se encuentran corazones como los nuestros). No, no te preocupes, no va por tí (je, je). Y, sí, ya lo sé, es de lo más cursi, pero, compréndelo, es algo normal en mi estado. Si te pasas por mi casa lo entenderás.
Saludos desde las llamas.
NoSurrender ha dicho que…
A veces anticipamos tanto el futuro, por muy irremediable que sea, que nos olvidamos de que estamos viviendo. Yo no puedo evitar esa vena existencialista, pero me gusta aquello que decía Jaques Derrida, que no es lo mismo vivir que sobrevivir.

Salud!
Carmen ha dicho que…
No comparto que el más negativo sea el que tenga razón... sí que tener un conocimiento limitado nos hace ignorantes. Besossss
...antidoto esencial ha dicho que…
Hem de sortir al bosc, recorda, és la tardor i tot el que la conforma...
igniszz ha dicho que…
Hay que reciclar la pena y convertir los troncos Van Gaal. Tiene que valer la pena, o no?
Anónimo ha dicho que…
Alo
Una de las cosas mas duras de la vida es saber y ser consciente que las cosas, personas, sentimientos y... no son perecederos!!! incluso nosotros mismos.
HAy un principio, que estudie y creo recordar que es de termodinamica, que dice...
Nada se crea ni se destruye sino unicamente se transforma.
Pues nos aplicamos al principio.

Entradas populares de este blog

La libélula negra

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta