viernes, junio 01, 2007

De entre las ruinas (iii)


(viene de aquí)

En las ruinas, me gusta ver y tocar (si dejan) las inscripciones antiguas, parece mentira, casi 2000 años hace que alguien grabó DIVO NERVA en esta piedra y nosotros seguimos usando los mismas símbolos para escribir por ejemplo PISO EN VENTA, PATO DONALD, MARINA D'OR CIUDAD DE VACACIONES.

Entre estos pensamientos y las fotos a la Nemoptera sinuata andaba yo como flotando por entre las columnas.

El caso es que corrían por allí unos lagartos acojonantes, que digo corrían, saltaban de piedra en piedra como si fueran trapecistas. En vano traté de fotografiarles utilizando la técnica San Francisco. A ver si mi amigo Andrey, que si los cazó, sube una foto.

Y ya me había resignado a quedarme sin los lagartos cuando oi un ruido reptiliano, como de lagarto o serpiente pero algo más rocoso, venía de un campo un poco más alto que las ruinas en si. Subí pensando que sería un largato enorme pero no.. mejor todavía, era esta tortuga (!!)¿la veis entre las ruinas pero en otro plano?



La pobre se pegó un susto de muerte al verme, señal de que era salvaje. Me gustan muchísimo y en nuesto país apenas si quedan. No se si es una de las dos que teníamos aquí (Testudo hermanni o Testudo graeca) o tal vez otra especie.

Hace años, en Grecia de viaje con mi Santa (un beso si lees esto) ya tuve la suerte de verla en estado salvaje.



Tuve que esperar un buen rato a que sacara la cabeza de nuevo para poder hacerle esta foto. Esa misma tarde ya de regreso, vimos otro ejemplar. No deben ser escasas, que suerte sería poder ir por el campo y ver animales asi.

Y con la misma mano que había tocado al DIVO NERVA toqué el caparazón de la tortuga. Hasta luego amiga, que te vaya bien.

Fue una tarde memorable entre las ruinas, pero llegamos tarde y con la ropa sucia a la cena de gala. Que fue un poco aburrida a pesar de los esfuerzos de una srta que bailaba la danza del vientre con notable destreza.

4 comentarios:

treehugger dijo...

Gracias por ilustrarnos sobre Marco Coceyo Nerva, me encantan las historias de romanos.

Veo en mi blog una visita desde Turquia y me ilusiono pensando que tal vez sea de vuestra merced.

La foto de las ruinas con la tortuga medio oculta, genial!

Albert dijo...

Vist això, jo plego del meu.

LE MOSQUITO dijo...

Piano, piano se anda lontano.

hombredebarro dijo...

Excepcional relato sobre ruinas y bichos, si no te molesta que use esta última palabra.