Spencer Tunick y las capulladas cósmicas

El Sr. Spencer Tunick se ha hecho famoso por fotografiar multitudes de Homo sapiens en pelotas. No tengo nada en contra del desnudo ni del nudismo ni de las multitudes ni de las fotografías. Simplemente hago notar que:

1-Si en las fotos de este señor aparecieran multitudes de otros mamíferos en la misma posición, por ejemplo cerdos, las sociedades protectoras de animales protestarían (con toda la razón).

2-Entiendo que al Sr. Spencer le guste fotografiar gente en bolas, es más: yo haría lo mismo en su lugar... si pudiera vivir de eso. Lo que ya me resulta más chocante es que la gente voluntariamente se preste a dilapidar un día festivo perdiéndose entre una multitud desnuda para que este caballero pueda ejercer su magisterio artístico. No por el hecho de desnudarse (cosa que yo hago en playas, ríos y montañas siempre que puedo hacerlo sin que nadie se moleste) si no por la pérdida de tiempo y por la alienación que supone hacer algo que no aporta nada al individuo.

3-Es más, yo propongo dar un sentido a la obra de Tunick mediante la fórmula de la capullada cósmica. Para calcular el grado de acapullamiento cósmico de una ciudad, procédase a dividir en número de personas que ha reunido Tunick (7000 en Barcelona, 20000 en Méjico, 2000 en Amsterdam) por la población total de la ciudad. Afectar el resultado de un coeficiente de inflación (por que el número de capullos crece incesantemente). El valor obtenido es una medida fiable del acapullamiento cósmico de la ciudad en cuestión. Barcelona es indiscutiblemente la primera. Asi estamos.

Aquí un señor Tunickizado en Méjico razona sobre los motivos que le llevaron a él y a su señora a participar. A modo de resumen, este comentario: "hola a todos los que nos desnudanos creo que mexico cambio para bien porque esto fue un suceso trasnsedental para la vida de este pais". Parece ser que la gente se siente bienn al diluirse entre la multitud en bolas, ¡ahora si que somos importantes!.

Moraleja y consejo: Haced lo que os parezca (sin molestar a nadie), si os quereis desnudar me parece perfecto, como si vais a fotografiar lagartijas, a pintar al óleo o hacer cabañas en los árboles. Pero que cada uno elija por si mismo lo que le gusta hacer. Lo contrario, dejarse llevar por la moda o por la corriente, es fácil y es malo.

Las escenas de Tunick, con una multitud entusiasta que hace largas colas para seguir la voluntad de un lider que les motiva a hacer algo que cada uno de ellos/ellas no haría de forma individual me parecen incluso algo siniestras.

Comentarios

LE MOSQUITO ha dicho que…
En fin: pienso que cada quien es muy libre de hacer el capullo como le apetezca. Personalmente, me gustaría que, puestos a seguir modas, esos miles de personas se percaten de que lo que más mola, hoy por hoy, es realizar manifestaciones masivas en contra de urbanizaciones desaforadas, o de campos de golf, o de centrales nucleares, o... Hay tantas modas, pero quizás no vistan (perdón, desnuden) tanto.

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

Andrómeda en el palacio de Siddharta