lunes, octubre 11, 2010

Pequeña nota para una reformulación del bodegón en el siglo XXI

Naturalezas muertas: faisanes que yacen con abandono sobre una mesa de caoba, platos con sardinas recién pescadas, pirámides de frutas espléndidas, unos humildes ajos en una cocina de leña, panes crujientes en cestos de mimbre.. ¿Ustedes tienen algo de eso en sus cocinas? ¿Como vamos a cantarle a la belleza de la naturaleza si en el marmol hay dos yogures a medio comer, un paquete de kellogs transgénicos y los restos de plástico de un envase de repugnante surimi? Y, por otra parte, si pintamos o fotografiamos los bellísimos faisanes muertos ¿quien nos va a creer? Sabios y artistas del mundo: ¡Reformulen, si es que se puede, los bodegones!

Estas cosas pensaba yo estando en la cocina de nuestra casa de las montañas, ahora hace justamente un año. Esa mañana me había levantado con un maravilloso ascetismo que me hizo sacar solamente una naranja de la bolsa para desayunar, mientras el café estaba empezando a humear en la vieja melita. Y esa luz que entró por la ventana que hay a oriente, esa luz rasante de otoño, me hizo salir corriendo a buscar la cámara,  la misma que había usado unas horas antes para fotografiar las estrellas.

(Esta foto se ve mejor más grande, pinchen aquí o aquí para descargarla todavía mayor).

16 comentarios:

Josep Mª Abadia i Palau dijo...

Puede que para reflejar la belleza de la naturaleza no tengamos muchas cosas en la cocina actualmente, pero si lo que queremos es mostrar lo que comemos actualmente, que mejor que ese rosario de preparados industriales que nos comentas, incluidos los envoltorios.
Referente al faisán, en si seria creíble o no, pues el año pasado circulando por la carretera, yendo precisamente a participar en un video de promoción del Parque Astronómico del Montsec, vimos cerca de la cuneta, un precioso faisán, con sus largas plumas de cola y sus hermosos brillos metálicos en las plumas.
Aunque es cierto que no podría hacer un bodegón con un faisán que hubiera matado yo para tomar una fotografía.

Oddiseis dijo...

Qué cosas ... Yo tengo bodegones de libros, de trastos informáticos y hasta de material de oficina (incluyendo botella de agua mineral medio llena/medio vacía). Pero el que mas me gusta es una naturaleza muerta de botellas de sidra vacías (para mas señas, sudafricana).

En su blog, Rosa María Artal hablaba hace muy poco del "kippel" y a mí me parece que sería un fantástico tema para bodegones, sobre todo con luz de ocaso.

Hay mucha filosofía en los bodegones ...

ercanito dijo...

Anda que no, toda una lección de practicidad.

Faisanes no, pero por suerte alguna perdiz cae por mi cocina cada primeros de año, y la preparo con frijones que quita el sentío. jeje.

Buena semana..

Jordi Busqué dijo...

Los bodegones de hoy en dia son los catálogos del Hipercor, el Consum y el Lidl que encontramos en el buzón.

frikosal dijo...

Josep,
No creo que sea necesario matarlo personalmente, por suerte. A ver si consigues hacer algo con los envoltorios!

frikosal dijo...

Od,
Puedes subir esos bodegones informáticos?
Ahora miro ese enlace.

frikosal dijo...

Muchas gracias Ercanito

frikosal dijo...

Jordi,
A veces me asustas con tu lucidez.

Belnu dijo...

Pues es un bodegón bastante clásico. Yo tengo alguno de teteras y cosas así. Y una manzana seguramente transgénica que compré en el aeropuerto JFK (para el avión, para pasar sin la venenosa comida de Iberia) envuelta en un plástico que se arrollaba encima muy tenso y que me recordaba a la cabeza de un samurai. La tuve como escultura hasta que se marchitó y duró muchísimo: seguro que era puro conservante...

nmp dijo...

Yo creo que se puede pintar (y fotografiar) cualquier cosa: los restos de la pizza, un envase de durex play sabor mandarina, una bolsa de patatas, una colilla, las bolitas de colores del mingitorio...

nomesploraria dijo...

Aquí va mi pequeña contribución al bodegón del sXXI

http://lh4.ggpht.com/_PHf3MiN3fb4/SN_RrpVCEVI/AAAAAAAAAsw/rw5UkF1D_Ds/s640/AB_20080918_010-9.jpg

frikosal dijo...

Belnu,
Tomaste una foto ?

frikosal dijo...

Nmp,
¡Cuanto le debemos!
Me gusta sobretodo la innovadora composición de la imagen.

Oddiseis dijo...

Querido Dr., puede encontrar algunos de mis bodegones, así como uno de los informáticos, aquí, y alguno de material de oficina en este otro.

Por desgracia aun no he publicado los mas frikis (y necesitaría soborno para ello).

Anónimo dijo...

La importancia de la comida actualmente. El bodegón tradicionalmente tenía su razón de ser en esto precisamente. Era lo que había sobre las mesas de las casas humildes. algo parecido al lujo de los objetos de arte o de decoración en las casas de los ricos.
iluminaciones.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

¡Sí señor! De vez en cuando, el mejor bodegón surge de una mirada cítrica a nuestro alrededor.
Saludos.