jueves, octubre 28, 2010

Las Pléyades sobre Montserrat en el Descobrir Catalunya

Este mes viene una foto mía del cielo en el Descobrir Catalunya, ilustrando su sección "Mirant el cel". Esta foto es un paisaje astronómico, que integra cielo y tierra: las Pléyades y las Híades sobre Montserrat, el día después de la gran nevada del pasado invierno. Es un gustazo comprar la revista en el quiosco y ver que la foto que me pidió hace unas semanas Maria Rosa Vila ya está bien impresa a doble página y viviendo su propia vida por el mundo. Espero que después de ver esta foto a alguien se le ocurra levantar la mirada al cielo y buscar las Pléyades. No hace falta telescopio ni un gran conocimiento: las Pléyades son una de esas cosas magníficas, fáciles de reconocer y ¡gratuitas!. Pero que poca gente las conoce, yo mismo no las conocía hasta que unos amigos me las enseñaron no hace tantos años.

Aquí dije un día que en las escuelas habría que enseñar algo de Astronomía. Esto le sentó mal a un maestro, pero en mi opinión es tan o más importante que la Geografía. Insistir a los niños en la importancia conocimiento detallado de los ríos y las montañas de la patria (mientras se omiten casi por completo las de la patria vecina) parece que les haga perder de vista que realmente somos ciudadanos del planeta ¿no les parece?. Por el contrario, mi amigo Masahiro en Japón y mi amigo Jorge, en Chile, ven las mismas Pléyades que yo desde la ciudad-dormitorio... o desde la mágica Montserrat en este caso. Esta es la sustancia del paisaje astronómico, combinar lo local y lo global, las estrellas que viven miles de millones de años y las montañas, que incluso siendo mágicas, son apenas erupciones cutáneas, efímeras en la piel de los planetas (y nosotros, al lado de las montañas, siempre preocupados con nuestras fronteras y nuestras emisoras de radio, ¿qué somos entonces?).

PS. Este mes vienen reportajes de Siqui y de Valentí Zapater en el Descobrir. ¿Puedo felicitar a la editora gráfica por su trabajo sin que se me malinterprete?

13 comentarios:

Jordi Busqué dijo...

¡Enhorabuena Dr!
Poco a poco los paisajes astronómicos van teniendo presencia en los medios. A ver que día alguien se atreve a publicar un artículo entero. Seguro que a los lectores les va a encantar.

David Álvarez dijo...

Que casualidad, a mi las Pléyades siempre me llamaron la atención desde que empecé a fijarme en las estrellas. Siempre me parecieron una osa mayor en miniatura, hasta que las ví con mas detalle y me dí cuenta del mogollón de estrellas que allí había. Como bien dices, un espectáculo gratuíto y maravilloso.
un saludo

David Álvarez dijo...

Ahora que recuerdo, hace unos meses hice una foto para resaltar la contaminación lumínica que había en un pequeño pueblo de no mas de 30 habitantes y cuando me fijé en la foto, allí arriba estaban las Pléyades, que seguían viéndose a pesar de esa iluminación brutal y absurda. Aquí tenéis la foto por si quereis verlas

http://1.bp.blogspot.com/_Cjy8d9pmSsk/TIS9yTVgJ2I/AAAAAAAAD7o/FzGdgMxFcOA/s1600/contaminacion_luminica.jpg

un saludo

RAFA PÉREZ dijo...

No le malinterpretamos, doctor. Sé de que habla. El trabajo en equipo del Descobrir puede hacer verdaderos milagros y convertir un insulso pueblito en el más apetecible de los destinos. Ver próximo número.
¿Se da cuenta de que está inoculando el virus celeste a mucha gente?

Inuit dijo...

¡Pero qué famoso es usted! Luego se sorprende de que se le reconozca en un evento de otro autor. Vaya, que si lo sé le pido un autógrafo, por aquello de lo entrañable (curiosidad grafológica) y por si algún día pudiera tener algún interés histórico. A Jordi Busqué lo tuve sentado al lado (que notaba su energía), pero no me atreví ni a decirle ni mu). Es que una tiene sus limitaciones.
Suerte en Murcia.
Inuits

nomesploraria dijo...

A este paso va a acabar usted de ministro. Enhorabuena mi querido y Egregio Agrimensor

frikosal dijo...

Por el séptimo tentáculo sagrado del Pulpo Ernesto, mira que llegan a ser exagerados!!

Impresionantes esas pléyades sobre la CL, David.

Gracias Rafa !

Jordi, a ver ese artículo, ya se han hecho cosas pero no en los medios grandes.

Belnu dijo...

Qué bien, enhorabuena! La foto es preciosa. Y sí, tienes razón, asomarse al cielo... Yo aún me acuerdo cómo me impresionó la visita al observatorio Fabra de pequeña. Y cómo envidiaba siempre a los que reconocían muchas más constelaciones y estrellas en el cielo...

Joselu dijo...

La verdad es que sería curioso llevarnos a mi clase de muchachos inapetentes de conocimiento a ver las estrellas por la noche, una noche abierta, sin contaminación lumínica, y en las montañas. Pienso a veces que enseñar en un entorno rodeado por verjas, quizás no sea lo más estimulante. No sé si recuerdas una serie titulada Lucas Tanner, profesor de literatura. Se llevaba a sus alumnos al bosque a meter sus pies en los arroyos en la primavera para leer a Walt Whittman. Pues podríamos embarcarnos los dos con ellos (no querrían) y llevarles a observar, acampando, y mirar las estrellas y disfrutar del silencio de la noche. Si pudiéramos hacer un fuego de campamento (ya no se pueden hacer, con los que he hecho yo cuando iba de acampada...), sería ya el colmo. Pero es hablar por hablar. Sería una experiencia en toda la regla. Un saludo.

MartinAngelair dijo...

Sí que da de si este otoño.



Me alegro y te felicito. Más que nada por ver a una persona feliz, o en el peor de los casos, contenta,... :)



...A mí también siempre me gustó esa concepción de considerarnos ciudadanos del planeta. Los que más viajáis, lo llegáis a ver más claro.






(Me está empezando a dar mucha rabia el no poder conoceros personalmente este fin de semana)





Un beso.
B.T.C.M.

la desanchá dijo...

Me hace usted recordar a un hermano que hace mucho que ya no está; las tres o cuatro cosas que sabía de estrellas me las enseñó él, la Vía Láctea, Orión, la estrella Polar, y ahora usted me trae las Pléyades, que no recordaba que también me las enseñó. Gracias.


Va usted haciéndose conocido, cualquier día lo sacan en la 2.


Y hablando de otra cosa, les deseo un gran éxito en sus ponencias. Y si no fuera porque supongo que van a ir muy justos de tiempo le hablaría de otro pan durandiano por allí.

Jesús Dorda dijo...

Enhorabuena por la publicación y porque el resultado haya sido de tu agrado. A veces no es fácil ni publicar ni que quedan las cosas bien.
Estoy muy de acuerdo con lo de enseñar algo de Astronomía, creo que además del conocimiento en sí enseña a mirar con otros ojos a nuestro entorno. Incluso con algo de humildad ante el universo.

Anónimo dijo...

Felicitats manel, esta entrada se me había pasado

Jesús A