jueves, octubre 07, 2010

La travesía de la plaza dura

Seguramente hoy en día Odiseo hubiera grabado algunas escenas de su vida en el móvil: la llegada al país de los Feacios y el encuentro con Nausicaa, el asunto del Cíclope, o la despedida de Calipso. Yo, a falta de otra cosa y esperando que lleguen tiempos mejores, aquí les dejo "La travesía de la plaza dura". Hacia el final se ven dos arbolitos. Para los que no conozcan la obra de Mies Van der Rohe, aclarar que las sombras proceden de unas láminas verticales, instaladas a fin de que el sol no sea tan molesto en invierno.

12 comentarios:

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Es lo que "suelo" llamar un paisaje plano.

Saludos.

frikosal dijo...

es duro, en efecto

Joselu dijo...

El ayuntamiento de la ciudad dormitorio te tenía que contratar como asesor filosófico del consistorio. Pero perderías toda tu mordiente genial.

frikosal dijo...

Pues ya suelen hacerlo para acercar al sistema a la gente que puede llevarles un poco la contraria. Y a las asociaciones de vecinos, con cuatro cositas ya las tienen contentas y apaciguadas. Una vez, en una movida de las escuelas (públicas) me sorprendió que el Consistorio insistiera tanto en que usáramos su local para reunirnos: esa es justamente la razón.
Son estrategias más viejas que el hambre, pero que les funcionan. Por los gastos no creo que se preocupen. Hasta ahora, por lo menos.

MartinAngelair dijo...

Desde hace tiempo,...


...llevo una pulsera con cascabeles, cada vez que sé que voy a espacios guapos,...o todo lo contrario.




El sonido es fundamental,...más bien elemental.




A mí me ayudó y me sigue ayudando con resultados infalibles.







(...prueba con tu niña, ya verás cómo le entusiasma,...

...y por afinidad, a quien le acompaña...)






Besos.
B.N.C.M.





Nota: en cualquier caso, tu paisaje plano suena como una pulsera de cascabel.

frikosal dijo...

No, pero eso son mis articulaciones que hacen ese ruido de forma espontánea.

MartinAngelair dijo...

Bueno,...también vale,... :)



B.

nmp dijo...

Me ha encantado, le felicito. Es usted un gran cineasta. Lo mejor: la bolsa verde en la parte final del film y el humedal en la pared ¿orines?; el desconchado de las rayas del paso de cebra y las manchas cual lunares de los chicles otrora masticable manjar.

nmp dijo...

¿le gusta Vargas Llosa? a mí no.

Belnu dijo...

Es una obsesión de esa gente que nos gobierna, talar todos los árboles y convertir las plazas terrestres y llenas de sombra arbórea en tapaderas de parkings, sólo de cemento y sin árboles. Encima, cuando talan, le llaman "renovació de l'arbrat". Como si fuéramos imbéciles

Martin Gallego dijo...

Demoledor. Y también deprimente. Como el patio de una prisión...

mundorero dijo...

Pérez Reverte tiene un artículo muy bueno para este tema, en XLSemanal 07-06-2010 "En la ciudad hostil".