viernes, octubre 01, 2010

El halo de 22 grados

El halo de 22 grados es como un arcoiris que a veces se forma alrededor de la luna. Y al verlo recuerdo la noche que pasé jugando con la luna y las estrellas. Septiembre, para mi, no es un mes de fotografía, ni tampoco octubre. Estas fotos que estoy subiendo son de hace meses. Cada año me sucede lo mismo, después del verano se me acumula trabajo y apenas puedo hacer nada decente hasta por lo menos noviembre.

El día a día se me lleva la vida aguas abajo, si al menos supiera disfrutarla mientras va pasando.

15 comentarios:

Erna Ehlert dijo...

Pues, no te dejes arrastrar.
Tu fotografía es preciosa.
Los halos de la luna que parecen arco iris son admirables.


Animo!!!

Joselu dijo...

¡Qué hermoso es noviembre! Ya los días se hacen más cortos y el otoño avanza hacia el nadir. No sé nada del cielo en otoño pero pienso que la atmósfera tiene que estar más limpia. Recuerdo un camino de Santiago que hice en noviembre y me pareció bellísimo. Una foto muy hermosa.

Ars Natura dijo...

El pasado sábado pude ver una salida de Luna realmente espectacular con algunas nubes altas donde se reflejaba la luminosidad del satélite y se podía ver también a simplevista la enorme luz que irradiaba Júpiter y sus satélites, con unos simples prismáticos se distinguían bien 3 luminosos satélites. Todo esto acompañado de la berrea del ciervo y los cantos de los cárabos en el Parque Natural de los Alcornocales en Cádiz. EN esa salida nocturna no llevé la cámara porque supuse que ningún ciervo se nos cruzaría y no habría luz suficiente para poder fotografiarlo, pero no contaba con la Luna y Júpiter, me los tuve que llevar únicamente en la retina...

Guerrillera dijo...

Intentela disfrutarla... como dicen la vida son dos días!
Me gustaría verlo, me han dicho que esta muy cambiado, ... delgado, con la barba bien cortada, el pelo corto... es decir... su otro yo?
O bien, que nos tiene que contar algo ....espero verlo pronto y así me anima un poco en estos momentos tan bajos para mi!!!

felquera dijo...

Para mí septiembre también es muy soso fotográficamente hablando, pero octubre me encanta. Y más teniendo hermosos bosques caducifolios en la puerta de casa. Deberías ir a Pineta, Añisclo, a la Selva d'Oza o a cualquier otro hayedo de los que tenemos por aquí. Y ya a finales de octubre cuando ya ha caido la hoja pero se ven las primeras nieves en las montañas, dan juego para las nocturnas (y el sensor no se calienta tanto, obviamente). Así que anímese y venga a agrimensurar un poco por el pirineo. Mi disponibilidad ahora mismo es escasa, pero ya sabe que con gusto le acompañaría. Salut.

ercanito dijo...

¿Que no sabe disfrutar la vida? ¿Acaso bajo los mantos de estrellas que persigues no hay placer?

Oddiseis dijo...

Pues es una pena porque la luz de septiembre es maravillosa.

Es la maldición que nos lanzó Dios tras la metedura de gamba de Adán y Eva; deberás perder el precioso y escaso tiempo de tu vida en ganarte el sustento con el sudor de tu frente ... aunque algunos han conseguido convencer a otros para que lo hagan en su lugar.

MartinAngelair dijo...

Si es por Noviembre no padezcas, que enseguida se hace, ya verás.



Hay una fecha guapa en ese mes,...

...el 11 del 11,...y le siguen más,... :)



...y como bien dices tú,...le anteceden otros.





(Halo es una palabra tan bonita como Arco Iris)






B.D.C.M.
Besos.

Amig@mi@ dijo...

Piano, piano. Chi va piano, va sano, chi va sano, va lontano...
Baci

el objeto a dijo...

Tal vez tus fotos sean tu "técnica particular" para atrapar esa vida, disfrutarla y compartirla con los demás Yo nunca me había fijado en este halo lunático) creo que no te puedes quejar, que tú sí, maestro, has encontrado tu manera de disfrutarla, aunque a veces hayan interrupciones,
un abrazo grande, Dr.

Ramon Portillo dijo...

Pues al menos tienes el consuelo de saber que cuando pase Octubre el día a día será más llevadero y liviano ;-)

Saludos.

diminuto blog dijo...

FrikoSaid: ...apenas puedo hacer nada decente hasta por lo menos noviembre.

Me pasa lo mismo que a usted. Y mira que me digo que tengo que dejarlo, mas no puedo.
Pero claro..., a ver quién es el guapo que se resiste a adquirir cualquiera de sus productos

Josep Mª Abadia i Palau dijo...

En mi juventud (eso fue el siglo pasado), las noches con Luna siempre la veia, al salir de la piscina, rodeada de un halo de colores y siempre crei que era consecuencia de las horas pasadas entrenando en el agua clorada de la piscina la que me hacia ver esos halos. Ahora me queda la duda de si alguna vez vi un halo de 22º como el que nos muestra.

frikosal dijo...

Josep,
Probablemente si que fuera el halo de 22 grados, aunque la piscina desde luego tiene lo suyo.

mundorero dijo...

¡Que halo más bonito! Septiembre, octubre...