domingo, junio 19, 2011

El eclipse



Si tengo ocasión de hablar con Dios, una de las cosas que pienso criticarle (además de la imperdonable falta de educación de no existir, siendo como es omnipotente), es el excesivo brillo de la luna. En un eclipse este problema se resuelve en gran medida y la luna pasa a tener un brillo razonablemente parecido al del resto de los objetos celestes, además de que la luz le da un cierto volumen. 

Pero hasta las 22:30 no se vio la luna eclipsada, algo así como una hora después de que saliera. Es la primera foto, en la que el cielo es todavía azul.

No todos los días se ve una luna tan discreta y tan hermosa como esta luna fotografiada en el momento íntimo de su eclipse.

10 comentarios:

Ramón García Durán dijo...

Muy, pero que muy buenas todas. Soy consciente de lo difícil que es sacar toda esa gama de luces. Bravo,

Ramón

Te presento mi nuevo blog, la ocasión la pintan calva:
www.barcelonadecalle.blogspot.com

Amig@mi@ dijo...

Fue genial tanto como recordarlo por medio de tus imágenes.
Un abrazo

Erelea dijo...

La segunda foto me parece de sobresaliente.
A mi los eclipses de luna me parecen muy sosos, y los primeros planos no me dicen nada. Si se ve una foto de la luna, y no se aclara nada en texto la foto no suele tener ninguna gracia. En cambio, tu paisaje nocturno, con una luna con volumen, me parece un aprovechamiento excelente de la situación.

Inuit dijo...

Preciós, tot.
Una abraçada. Inuits per la lluna.

Erelea dijo...

Vuelvo a escribir a proposito, porque no me resisto a no comentarlo. Como yo no tenía fácil ver el eclipse, y como decía hace un poco estos eclipses no me llaman mucho la atención, aproveché que TVE lo retransmitía en directo en internet para echar una ojeada. Realmente no lo retransmitían ellos, sino que se pegaban a una señal. La retransmisión en cuestión fue lo más cutre que he visto en muchos años. De momento se fueron a las Canarias, donde la luna salió más tarde todavía que aquí (en la península). Si aquí solo se vio el final allí os podéis imaginar.... además había neblina...., además la transmisión era en castellano y en inglés (OK) pero el "astronomo" tenía un inglés de risa,... además se oían las voces de los del control,... además solo presentaban dos planos, uno con una luna diminuta en la que no se veía nada, y otra con un telescopio en la que no se apreciaba la sombra..., lo único bueno, que al lado de la imagen los espectadores comentaban la jugada y fue una risa total (al parecer los que hacían la retransmisión no lo leían, porque sino se hubieran muerto de vergüenza).
En fin, fue un eclipse muy divertido.

Miguel dijo...

Muy buenas y oportunas las fotos. Yo, felizmente, lo pude vivir "en directo" desde la terraza de mi apartamento. Fueron unos momentos deliciosos. Fue la noche de la luna roja.

Un saludo

mundorero dijo...

Cuando la Luna se dejó ver tenía un tenue y precioso color rojo que fue cambiando al naranja. Un espectáculo precioso.

http://mundorero.blogspot.com/2011/06/eclipse-total-de-luna.html

Erna Ehlert dijo...

Manel, vi el eclipse desde casa y me gusto mucho.

Pero, viendo tus fotos, me quedo sin palabras para explicarte lo mucho que me llegan tus miradas del cielo nocturno, aunque la luna no sea especialmente tú favorita.

MartinAngelair dijo...

Muy bonitas,...


...y muy bonita.





Besos.
B.D.C.M.

igniszz dijo...

Un eclipse fantàstico. Me acordé mucho de tí.