domingo, noviembre 02, 2008

Llueve el día de difuntos

13 comentarios:

Erna Ehlert dijo...

Me gusta tu foto con las gotitas.
Y me gusta que llueva, así se llenan los embalses y se recuperan las fuentes.
Mi pareja mirando por la ventana me dice: sirve para algo el perejil. Voy a mirar y me veo un mirlo usando las matas de perejil mojadas por la lluvia como si fuesen una bañera.
Me estoy pasando la mañana "personalizando" camisetas para la familia. Quiere decir pintando las.
Espero, que puedes pasar el día también con algo ameno, como es por ejemplo tu foto de hoy.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Nada más apropiado que la lluvia para un día de difuntos.

Pero...hay una confusión general. El día 1 es el de todos los santos anónimos que no tienen nómina en el santoral, aquellas buenas personas de las que la Iglesia no tuvo conocimiento para canonizarlas. El de los difuntos es el día 2.

Digo que nada más apropiado que la lluvia para un día así, porque acompaña a la tristeza. Recuerdo como una impertinencia del cielo el día soleado y caluroso de los entierros de mi padre y de mi hermano. Si llueve cuando entierras a alguien a quien has querido es como si el cielo, el mundo entero se solidarizara con tu pena. Lo contrario es una afrenta de la Naturaleza. Claro que a la Naturaleza le importa un pito, ya ha enterrado a millones como ése. Qué más le da que el muerto sea persona, abeja o perro.

(Un amigo mío se indignó cuando -hablando de trasvases, urbanizaciones, sequías y demás- le dije que para la naturaleza no somos más importantes que cualquier otro bicho, o sea: cero)

La desanchá

frikosal dijo...

Erna,
Estuvimos en la capital comprando libros viejos, fue divertido.

Desanchá,
Buf, menos mal que la puse el día 2.

No entiendo por que se indignó tu amigo, pero en fin. A mi me parece evidente. Si no recuerdo mal, Schopenhauer (como se escriba) usó el ejemplo de un niño pisando por capricho a un escarabajo extraordinario para demostrar que el mundo carece de propósito.

nomesploraria dijo...

No puedo entenderlo. ¿Cómo se les puede pasar inadvertida la santidad de alguien? yo creí que estaban más al loro. Qué quedaban pruebas fehacientes de milagros y prodigios.

En mi casa, mañana, les pondré un plato en la mesa (a los difuntos) por si les apetecen unas galletas con mayonesa que es lo único que tengo. Seguro que el menú espanta a las almas dubitativas y les hago el favor de aclararles el traspaso al lugar que les toque o merezcan, que no es asunto mío. Digo yo.

frikosal dijo...

Yo les voy a poner el reloj omphalos, que también sirve para detectar milagros.

nomesploraria dijo...

No sabía que el famoso/mítico reloj fuera capaz de semejante prodigio.

frikosal dijo...

Es una obra en verdad inspirada, que después de mi muerte alcanzará un precio elevadisimo, y entonces habrá rechinar de dientes entre quienes me ignoraron en el mercado del electrodoméstico bíblico, pero ya será tarde, joderos, les diré desde los cielos.

Observe usted los cables cortados para detectar al Espíritu Santo sin posibilidad de error. Es muy superior a la (casposa) tabla ouija.

frikosal dijo...

Están en la tercera foto los cables detectores de presencias extra-corpóreas.

nomesploraria dijo...

Cada vez que nos lo muestra puedo admirar tanto la belleza de su manufactura como la delicadeza de los acabados. No debería faltar en ninguna vitrina o mueble bar de ningún hogar de españa

igniszz dijo...

Los días de lluvia tienen su encanto. La naturaleza hace su trabajo, aunque a veces nos fastidie.

Santos anónimos son aquellos que todavía están en fosas escondidas.

Por qué razón la lluvia nos genera tristeza? Por que nos recuerda al llanto?

Por una vez, estaréis de acuerdo conmigo en que con Franco, llovía más. Además de llorar el cielo, lloraban las viudas y lloraban los huérfanos. Ya es hora de que se evapore todo ese dolor.

nomesploraria dijo...

Con Franco llovía más y no existía la lechuga Iceberg. Cuánta felicidad.

...antidoto esencial dijo...

"tema" de esotería y difuntos. Estupendo velón cubano que me acabo de comprar, en un alarde festivo-etílico. Sin desperdicio:

Oh, poderoso Changó, hijo adoptado de Yemayá, que siempre estás contento y nada quieres saber de penas y desdichas. Varonil Dios del Trueno y del Rayo, tempestuoso y apasionado. Sobre cuya cabeza luces un hacha puesto que naciste como un gran guerrero, acuérdate que jamás se oyó decir que ninguno de los que a ti han recurrido, ninguno de los que han invocado tu protección e implorado tus auxilios haya sido por ti abandonado.

Hoy recurro a tí, oh! poderosa Santa Bárbara-Changó para pedirte por mi progreso, mi suerte y atracción y para... (Hacer petición....)

Para que lo pedido me sea concecido por la intercepción tuya ante Dios.

Chango, Padre mío: Mírame, protégeme. Aleja los malos pensamientos de mis enemigos y los malos espíritus, las malas vibraciones y trae para mi y los míos alegría, salud y prosperidad. Protégeme en papeles y trámites. Ayúdame y defiéndeme en todo aquello que pueda precisar y defiéndeme especialmente de las trampas de mis enemigos. Recuerda que soy tu hijo/a y que tu eres el dueño de mi casa. Amén!

frikosal dijo...

Conseguiste desconcertarme !
"Protégeme en papeles y trámites"
Esta es buena, a ver si funciona para el irrepefe