La serpiente muerta

En primavera, cuando el sol empieza a ser fuerte, es un placer para una serpiente salir del agujero donde ha pasado la noche y buscar una piedra para calentarse. Desde hace millones de años esto ha sido una buena práctica para los reptiles, el equivalente a ahorrar para la vejez. En primavera la temperatura del aire es baja hasta tres o cuatro horas después del amanecer, mientras que las piedras, si están bien orientadas, se calientan mucho más rápido. Las serpientes buenas saben que hay que aprovechar esta ventaja para empezar antes la jornada.
...click para seguir leyendo...
Desde hace unos pocos días, o tal vez sean dos o tres décadas, pero muy poco tiempo en cualquier caso si se compara con el ritmo de la evolución, han aparecido unas extrañas piedras negras, grandes y lisas, que son ideales para que una serpiente las recorra en busca de calor.

Y cuando llega el coche, que circula a una velocidad inimaginable, ya no hay nada que hacer. Sobretodo con los músculos de la serpiente todavía entumecidos, mucho más de lo que pueda imaginar el lector, que presumiblemente es un animal de sangre caliente.

Así acaban muchas, destripadas, con la pupila rota y los ojos vacíos, dejando un pequeño charco de sangre en el asfalto. En unas pocas horas, después de que hayan pasado cientos de coches, no son más que una mancha. La gente suele apenarse al ver a un perro o un gato muerto en la cuneta. Es normal, en definitiva es otro mamífero, tiene la piel caliente, es peludo, de joven tuvo una madre, pudo jugar con sus hermanos... Pero una serpiente muerta solamente da asco.

Comentarios

Joselu ha dicho que…
No he visto nunca este espectáculo en la carretera, pero hoy has logrado sugerir una mirada tierna sobre estos animales con tan mala fama y leyendas adversas.
frikosal ha dicho que…
Gracias, esa era la intención..

Si en primavera conduces temprano pero de día, por una carretera soleada, después de una noche fría, es muy probable ver una, con un poco de suerte todavía viva. Si es que ya no las mataron todas, claro. También a última hora del día, incluso a finales de primavera y en verano. Yo ya pienso "hoy hace un día de serpientes".

En Chile, que estaba a principios de primavera, vi dos serpientes de tarde en pocos kilómetros. Una de ellas estuve a punto de atropellarla yo mismo, paré a menos de un metro, pero salió corriendo y no pude fotografiarla.
nomesploraria ha dicho que…
Masses en veiem, i petits mamífers com eriçons i també gripaus. A Menorca quan arriba s'hora baixa, s'ha de circular molt a poc a poc. Es bonic veure les primeres rapinyaires nocturnes però la majoria de gent corren que se les pelen com si se'ls hi refredés el plat a taula.
Amig@mi@ ha dicho que…
Sólo un ¡lo siento!

http://mosaicoderetazos.blogspot.com/2008/06/una-serpiente-en-el-camino.html

Besos
macroinstantes ha dicho que…
El problema de los ofidios es que no son muy populares entre la población en general. Si haces una campaña para exigir que en las carreteras se habiliten pasos para las serpientes, vas a obtener poco apoyo.

Lo mejor sería hacer campañas para otros animales más populares, los erizos tal vez, o los gatitos abandonados, lo ideal sería que hubiera ositos panda o koalas cruzando las carreteras, pero va a ser que no... después de todo los pasos podrían usarlos también las culebras y los sapos, otra víctima clásica de las carreteras.

Yo por desgracia sí veo esa imagen con frecuencia, y me animo pensando que si la mortalidad en carreteras es tan alta será porque todavía son abundantes, pero es verdad que las carreteras son trampas mortales para estos reptiles y no se cuanto tiempo podrán aguantar sus poblaciones semejante matanza continuada antes de engrosar la lista de especies en peligro. Me temo que no mucho.
frikosal ha dicho que…
Y es que ni con pasos, por que lo que ellas quieren es calentarse, estar allí tumbadas más que simplemente pasar. No tiene solución, como tantas otras cosas. Tal vez, mentalizar a la gente, poner señales en los lugares y momentos donde puede haber un atropello de serpientes o anfibios, no se. Si se conduce sin prisas, esperando ver una serpiente, normalmente si que da tiempo de frenar.
gyorch ha dicho que…
Vivimos demasiado rápido sin darnos cuenta que cualqier día podemos acabar como esta serpiente...

Tal vez se podría añadir algún químico repelente de animales en la mezcla de alquitrán de las nuevas carreteras que se construyan.
igniszz ha dicho que…
Se podrían hacer carreteras blancas con la raya negra, así las serpientes se estirarían largo y tendido sobre la contínua y nadie las pisaría. El problema lo tendríamos en invierno, con la carretera helada, menudo show!
frikosal ha dicho que…
Gyo,
Yo si que lo pensé, haciendo la foto..

Ignis,
No tiene remedio el problema. Pero es que todo se acaba, serpientes, etc..

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

Andrómeda en el palacio de Siddharta