viernes, noviembre 20, 2009

De noche en el ibón: el reflejo de las estrellas

Les ruego pinchen la foto para ampliarla.

Desde hacía tiempo me interesaba captar el reflejo de las estrellas en un lago. Esta luz debilísima solamente puede capturarse si el agua está absolutamente quieta bajo un cielo impoluto. En Chile, con mi amigo el Dr. Garat, tratamos de subir a las lagunas del altiplano para poder fotografiarla, pero la nieve nos lo impidió. En verano volví a la carga y finalmente, en compañía de los amigos Chabier y J. Vecino pude hacer esta foto y alguna más que ya subiré.

Una tormenta eléctrica nos hizo regresar antes de lo previsto. Yo siempre había pensado que los trípodes de carbono no atraen a los rayos, pero ahora que ya tengo uno de carbono, resulta que al parecer las descargas eléctricas son tan democráticas que no diferencian entre los trípodes de aluminio y los de carbono (más caros).

20 comentarios:

Rafa Pérez dijo...

Magnífica foto que tuve el privilegio de ver proyectada mucho más grande.

frikosal dijo...

Buena memoria, si señor !

El futuro bloguero dijo...

Impresionante.

Sin palabras.

Inuit dijo...

¡Preciosas las luciérnagas!
Bon dia doctor Frikosal
Inuits

JOAKO dijo...

"La luna en el mar riela..."
pura poesía...

felquera dijo...

Magnífica foto,recuerdo de una estupenda y divertida noche; para que luego hablen del botellón, aunque nosotros ya no tengamos edad para esas cosas. Habrá que repetir. Fins aviat.

treehugger dijo...

Que buenos recuerdos que me trae su foto. Magnífico pase de fotografia nocturna...

A raiz de su comentario sobre el tripode de fibra de carbono leo que la FC es 3 veces mas resistente que el acero, 4.5 veces mas lijera que este y ademas... conductora de la electricidad.

Miazuldemar dijo...

Cada vez se supera usted más.

Me ha encantado quitar el polvo de mi pantalla para poder apreciar bien las estrellas de la suya ;-)

Belnu dijo...

Preciosa... Caramba con los rayos y los trípodes de carbono, parecen movidos por un dios irónico, seguro que griego

Brezza dijo...

es como sacada de un sueño.
gracias amigo

la desanchá dijo...

Caballero, con el de carbono es peor aún, pregunte a cualquier pescador que tenga a mano.

Jordi Busqué dijo...

Debe Vd. tener una cámara muy buena.;-)

Y además un trípode de carbono!

Tranquilo, ayer dijeron en el Discovery Chanel que el 90% de la gente a quien le alcanza un rayo sobrevive.

frikosal dijo...

Es un tripodín de carbono, muy pequeñito, de tres secciones, lo compré de rebajas en UK con el desplome del pound.

igniszz dijo...

Porqué los comentarios de fotos acaban derivando hacia marcas, precios y material?
Si hubiera hecho esta foto con una compacta, para la medida de fotos que salen en el blog, tal vez muchos no se darían cuenta de la diferencia.

igniszz dijo...

th
Repasando su comentario, me gustaría aclarar que la FC no es más resistente que el acero, sino similar al de un acero estructural. Es en ligereza en lo que gana la partida como usted bien dice.
El interés por éste material en los trípodes se basa en que lo que se le pide a un buen trípode es estabilidad y rigidez, más que resistencia, y eso se consigue con mayores secciones, prohibitivas en aluminio por su mayor peso, por esa razón, independientemente del peso máximo que soporte el trípode, un trípode FC equivalente en estabilidad a uno de duraluminio debería pesar 1.5 veces menos.
El mejor trípode de todos es el del señor Molina, hecho de plastilina.

Guerrillera dijo...

Preciosa e impresionante foto!!

odette farrell dijo...

Estoy anonadada. En verdad de la tierra se ven esa cantidad de estrellas?

O estoy más ciega de lo que creía? Porque en verdad nunca he visto un cielo así.

nomesploraria dijo...

Lástima de tormenta. Si hubiese llevado uno de mis conos antiabducciones podría haber fotografiado los rayos a dos palmos de su nariz.

Gladys Pinilla dijo...

que buena la vaina

Gladys Pinilla dijo...

que buena la vaina