Amanecer con una princesa


(pinchad en la foto para ampliarla)

Si en primavera teneis la voluntad de levantaros realmente pronto, con un poco de suerte a lo mejor podreis llegar a un campo cubierto de rocío antes de que salga el sol.

Mirando atentamente entre las flores, tal vez descubrais un secreto muy bien guardado: el lugar donde duermen las mariposas. Son listas y cada una sabe elegir las plantas que mejor la camuflan, de modo que no es nada fácil.

Pero si las encontrais, aunque solamente fuera una, entonces podreis acercaros todo lo que querais y admirar los detalles de sus alas y las gotas de rocío que le cubren los ojos. Es más, incluso podreis fotografiarlas. Pero debereis daros prisa, los primeros rayos de sol le devolveran la vida rápidamente. El hechizo se romperá, y la princesa dormida volverá a ser una atareada mariposa.

Son momentos mágicos en los que cualquier cosa parece posible. Incluso amanecer con una princesa.

Comentarios

LE MOSQUITO ha dicho que…
Por ahora no he ampliado la fotografía que hiciste a la mariposa; más que nada, por dosificar impresiones fuertes.
Joer, qué texto más bueno.
Carmen ha dicho que…
Cuántas recompensas tiene levantarse cuando la luz de la luna guarda los secretos. Voy a tener que cambiar la costumbre de irme a dormir a esa hora.
Anónimo ha dicho que…
Nice blog.

http://fortunestory.blogspot.com

Entradas populares de este blog

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta