domingo, septiembre 25, 2011

El Escorpión desde la cueva

La fotografía de paisaje consiste, para mi, en imaginar escenas y después en encontrar los lugares donde puedan verse. A veces no obstante la realidad supera lo que se había podido imaginar. Yo hacía tiempo que buscaba una cueva desde donde se pudiera fotografiar la Vía Láctea. Y la encontré, pero además estaba junto al mar.

Ahora estoy un poco oxidado pero cuando estoy haciendo fotos del cielo regularmente, ya se en que dirección y a que hora se ve cada astro sin necesidad de pensar demasiado. De modo que con la brújula en la mano enseguida vi que el Escorpión pasaría por la entrada de la cueva justo antes de ponerse. Esa misma noche allí estaba yo, con dos patas en el agua (una del trípode y otra mía), procurando que no se me cayera la cámara al agua.

Además del puro placer de ver y fotografiar estas escenas, esta foto la hice para un reportaje sobre el cielo de Menorca que justo ahora ha salido en la revista Descobrir Catalunya. Menorca ha resultado tener una contaminación luminosa muy baja, especialmente en algunos puntos de la costa sur. Allí puede verse el centro de la Vía Láctea poniéndose en el mar, y vivir momentos absolutamente mágicos contemplando las estrellas desde los monumentos prehistóricos de la isla. No había disfrutado tanto desde que estuve en la Isla de Pascua. En Menorca, en algunos lugares, el cielo está todavía como lo vio Ulises, como se lo contaron los navegantes a Homero.

Y una noche quise salir nadando hasta el centro de la Vía Láctea. Había algas fosforescentes en el agua, de color verde luciérnaga, que me acompañaban a cada brazada. Pero no pude llegar, el mundo tiene su propia lógica. De modo que aquí estoy.

15 comentarios:

Jesús-A dijo...

Me dejas con la boca abierta.

frikosal dijo...

Gracias Sr. Jesus-A.
Esta es un descarte, compra la revista para ver las buenas :)

Joselu dijo...

Yo no digo que me dejes con la boca abierta, sería repetitivo y me gusta repetirme si puedo evitarlo, pero sí compartir contigo mi amor a esa isla blanca, donde todavía existen fuerzas y paisajes telúricos en cada taula, en muchas calas, en cuevas… Cierro la boca y me voy a otro asunto, no sin decir que disfruto con tus explicaciones llenas de sal e ingenio. Salud.

Joselu dijo...

"Y no me gusta repetirme" quería decir, claro está.

Jordi Busqué dijo...

Mañana corro a comprarme la revista. ¡Enhorabuena mi querido amigo!

frikosal dijo...

Gracias a los dos !
Esa isla tiene algo especial, muchas cosas en realidad. Y se conserva bien.

felquera dijo...

Fantástica. Ayer me acordé de usted. Había un cielo impresionante lleno de estrellas (intenté localizar las constelaciones con una guía que me compré hace poco, pero necesito muchísima más práctica) y sin rastro de luna. Pero he decidido que como no tengo mar cerca, voy a dejar las nocturnas para el invierno, cuando la nieve le da un aliciente más.
Felicidades por el reportaje, le recuerdo que aún le guardo (aunque tendría que encontrarlos) esos Heraldos de Aragón donde salían agrimensiones suyas.

fenixavisunica dijo...

Siempre un paso por delante. Pena de fotos y de formatos recortados, nos estamos acostumbrando a ver y escuchar en baja definición, una lástima.

pazzos dijo...

Aquí, desgraciadamente, las únicas estrellas que vemos por la noche están en las etiquetas de las cervezas.
Bello cielo y mucho arte para plasmarlo.

Bufaforat dijo...

Vaya con el 'descarte'.
Yo tambien comprare la revista.

Xavi Piera dijo...

collonsss Maneel!!! enhorabona, me la compro!!!

David Álvarez dijo...

Aqui no se puede encontrar la revista y me muero de ganas de ver el reportaje. Yo estuve en Menorca hace un par de años y me impresionó muy gratamente.
¿Donde se puede conseguir el artículo, auqnue sea en pdf, porque a los kioskos de Asturias no llega?
La foto, para variar, es una auténtica gozada.
un saludo

Josep Fábrega Agea dijo...

Yo soy un enamorado de Menorca. Solía ir a menudo. Ahora tengo otras obligaciones.

Me has recordado esa paradisíaca Isla don de el tiempo tiene su propio reloj particular.

MartinAngelair dijo...

Tus cuevas,...

...y tus cielos.




No es la primera vez que nos llevas al cielo desde la cueva.




Yo también intentaré hacerme con la revista.





Besos.
B.D.C.M.

Erna Ehlert dijo...

Una obra maravillosa nos presentas con esta foto.

Me alegro que te haya gustado Menorca, esta joya de isla hermana nuestra.

Me han dicho que a partir de mañana podré encontrar la revista en Palma.

Un abrazo