lunes, septiembre 12, 2011

Sobre las representaciones de la noche

Esta es la hora extremadamente azul, que está después de la azul, y es aquella en la que ya se ven estrellas pero el cielo todavía no es negro. Cambia de color a cada segundo y yo le agradezco a la cámara el poder registrarlo con mayor precisión que mis ojos.

Me llegó ayer un libro sobre las pinturas nocturnas de Van Gogh, con un interesante capítulo sobre sus predecesores. Esta época en la que estamos viviendo de algún modo contiene a todas las anteriores, nunca la información fluyó de esta manera.

La noche es oscura, si, ¿pero hasta que punto debe serlo en un lienzo, o en una foto impresa? Debe haber una tensión, creo yo, entre lo que se ve y lo que el espectador quisiera ver.

8 comentarios:

Jordi Busqué dijo...

Como ya le he comentado en algunas ocasiones, la noche es oscura, y así debe ser la foto.

Ya hablamos al respecto en la primera reunión de Celistia.

Bufaforat dijo...

Bonita composición

Belnu dijo...

Aquí mi visión de las cosas no sirve, puesto que no es mi territorio, pero yo iría siempre al blanco y negro en el paisaje porque permite que todo se convierta en un cuento

Jorge dijo...

Comparto con Jordi.

diminuto blog dijo...

El día es más oscuro, y así luce.

Abrazo.

Erna Ehlert dijo...

Estoy muy a favor de dejar libertad en el tratamiento de las fotos.

Es una manera de dejar salir nuestra creatividad.

Otra cosa es, cuando pretendes documentar ciertas condiciones o aspectos lo mas natural posible, por ejemplo en plantas y animales.

Tus cielos son preciosos y las estrellas lucen muy bien sobre el azul.
Tienen un aire de mágico encanto.

Y los cielos de Van Gogh son unas maravillas aunque no están pintados a pie de letra.

MartinAngelair dijo...

...

La noche es oscura, si, ¿pero hasta que punto debe serlo en un lienzo, o en una foto impresa?

Debe haber una tensión, creo yo, entre lo que se ve y lo que el espectador quisiera ver.

...



A mi ahora me pasa con la palabra,...lo que digo, y lo que exactamente me gustaría expresar.





Un beso fuerte.
B.D.C.M.

Josep Fábrega Agea dijo...

Creo que el grado de oscuridad que quiera mostrarse nos lleva siempre a la misma dualidad:
Foto de naturaleza, la oscuridad que "era".

Foto artística, la oscuridad "que se sentía".

Conjungar ambas visiones sin apenas retocar el RAW , digamos que sería meta-artístico.