jueves, septiembre 01, 2011

¿Hay espíritu sin Dios?

Las personas pueden dividirse (simplificando) en dos grupos: 

1-Las que consideran que están hechas, al menos en parte, de una sustancia inmaterial, extracorpórea, que puede escapar por tanto a la putrefacción después de la muerte y ser susceptible de recibir castigos o recompensas fuera de la tierra.

2-Las que consideran que, en lo esencial, son tan solo seres vivos equivalentes (por ejemplo) al esforzado escarabajo pelotero o a la lechuga que nos comemos en la ensalada. Tal vez la única diferencia sea nuestra mente, pero la mente funciona con neuronas, que (cuánticas o no), no dejan de ser células sometidas a la física y a la química ordinarias. Como las del escarabajo pelotero: Dios, lo siento, no ha previsto nada especial para nosotros.

Los segundos, los que no creen en la existencia de entes tales como el alma o el espíritu ¿pueden ser personas espirituales? Sin duda. Todo dependa de que se entienda por espíritu y por espiritualidad. El espíritu, tal y como yo lo veo, es una parte de la mente. Es la parte de nuestro pensamiento que se pregunta que estamos haciendo aquí, que sentido tiene todo esto, la que mira las estrellas y la que se emociona si puede oír el viento en las alas de los pájaros. La que detesta las músicas estridentes, los centros comerciales y la banalidad de la prensa del corazón.

Entonces, claro que es posible ser espiritual y al mismo tiempo saberse equivalentes al escarabajo pelotero. Si vamos a lo práctico ¿ustedes creen que yo mismo pecaría menos si creyera en el infierno? Si yo no robo bancos ni mato ni me acuesto con la mujer del prójimo, ¿es por que espero ir al cielo?.

Muy bien pero ¿y entonces qué estamos haciendo aquí? ¿qué sentido tiene todo esto? Pues yo no lo se, pero bienvenido sea ese gran misterio, si me ayuda a disfrutar viendo las tormentas de verano cerca de Sagitario.

Allí está el centro de la Via Láctea. Hay un gran agujero negro que probablemente se tragará los átomos de hierro que ahora están en tu sangre, si me estás leyendo, y también el cloro de la clorofila de la lechuga. Pero esto será mucho después de que haya estallado el sol. ¿Algún profeta hubiera podido hacer semejantes predicciones?

22 comentarios:

Sergi Monsegur dijo...

Esto me recuerda a una frase del Dalai Lama, precisamente hablando sobre nuestra existencia. Esta dice así: "El propósito de nuestra existencia, es que como seres humanos vivamos nuestras vidas de manera satisfactoria y significativa." Y así lo intento, pero se hace lo que se puede ;)

nomesploraria dijo...

Faltan dos grupos:
-Los bebedores de quintos y los hinchas del madrid

macroinstantes dijo...

Y otro grupo más, los que no se preguntan nada en absoluto... yo he conocido unos cuantos. Están muy próximos a la lechuga...

Joselu dijo...

Cuando contemplo el cielo
de innumerables luces adornado,
y miro hacia el suelo
de noche rodeado,
en sueño y en olvido sepultado,

el amor y la pena
despiertan en mi pecho un ansia ardiente;
despiden larga vena
los ojos hechos fuente;
Loarte y digo al fin con voz doliente:

«Morada de grandeza,
templo de claridad y hermosura,
el alma, que a tu alteza
nació, ¿qué desventura
la tiene en esta cárcel baja, escura?

¿Qué mortal desatino
de la verdad aleja así el sentido,
que, de tu bien divino
olvidado, perdido
sigue la vana sombra, el bien fingido?

El hombre está entregado
al sueño, de su suerte no cuidando;
y, con paso callado,
el cielo, vueltas dando,
las horas del vivir le va hurtando.

¡Oh, despertad, mortales!
Mirad con atención en vuestro daño.
Las almas inmortales,
hechas a bien tamaño,
¿podrán vivir de sombra y de engaño?

¡Ay, levantad los ojos
aquesta celestial eterna esfera!
burlaréis los antojos
de aquesa lisonjera
vida, con cuanto teme y cuanto espera.

¿Es más que un breve punto
el bajo y torpe suelo, comparado
con ese gran trasunto,
do vive mejorado
lo que es, lo que será, lo que ha pasado?

Quien mira el gran concierto
de aquestos resplandores eternales,
su movimiento cierto
sus pasos desiguales
y en proporción concorde tan iguales;

la luna cómo mueve
la plateada rueda, y va en pos della
la luz do el saber llueve,
y la graciosa estrella
de amor la sigue reluciente y bella;

y cómo otro camino
prosigue el sanguinoso Marte airado,
y el Júpiter benino,
de bienes mil cercado,
serena el cielo con su rayo amado;

- rodéase en la cumbre
Saturno, padre de los siglos de oro;
tras él la muchedumbre
del reluciente coro
su luz va repartiendo y su tesoro -:

¿Quién es el que esto mira
y precia la bajeza de la tierra,
y no gime y suspira
y rompe lo que encierra
el alma y destos bienes la destierra?

Aquí vive el contento,
aquí reina la paz; aquí, asentado
en rico y alto asiento,
está el Amor sagrado,
de glorias y deleites rodeado.

Inmensa hermosura
aquí se muestra toda, y resplandece
clarísima luz pura,
que jamás anochece;
eterna primavera aquí florece.

¡Oh campos verdaderos!
¡Oh prados con verdad frescos y amenos!
¡Riquísimos mineros!
¡Oh deleitosos senos!
¡Repuestos valles, de mil bienes llenos!»

Fray Luis de León, Oda a la noche serena.

felquera dijo...

Lo malo de los que, además de ateos, somos pesimistas, es que siendo conscientes de que somos materia con fecha de caducidad, de poco sirve que transmitamos nuestros genes y nuestros descendientes hagan lo mismo con la mierda de mundo que les estamos dejando y sabiendo que, a fin de cuentas, el sol tiene los años contados y por ende nosotros como especie y todas las que nos rodean.
Pero bueno, disfruto de la naturaleza tanto por el día como por la noche; e intento transmitir a mis hijos la misma admiración. Que se enteren que somos un minúsculo accidente producto de la casualidad, pero también que lo que nos rodea es bello y efímero, demasiado si no lo cuidamos.

Jaime dijo...

Quizás no estaría de más que los creyentes defendieran que el cielo y el infierno están aquí, en la tierra de los vivos, y que según sus actos serán felices en vida(o moradores del paraiso), o infelices en vida(o eternamente quemados). Eso de joder toda tu vida a los demás y después arreglarlo todo con arrepentirse está muy feo...

También estaría bien que los no creyentes dejaran en paz a los creyentes, y no se empeñaran en imponer su no credo a todo el mundo. Mas que nada porque da mucho coraje cuando alguien intenta convencerte de algo de lo que tú no has pedido que te convenzan...

Por último, me suelen caer bien los bebedores de quintos y las lachugas. Suelen ser gente entrañable.

Icíar dijo...

Supongo que lo que pasa es que a ti no te hace falta la religión. Que la religiòn no fue creada para personas así, creo que fue creada más bien para los otros, para el tipo de personas que les gusta lo otro que comentas, como una forma de sujetarlos, jeje. Creo que la necesidad de conexión con la naturaleza es común a todos, pero también es una predisposición mucho más acusada en algunos.

En realidad había venido a hacerte una pregunta que siempre me viene cuando veo una cucaracha, que no cnsigo ver con buenos ojos .... ¿le gustarán también a frikosal estos especímenes tan asquerosos?

Liuva dijo...

¿Y los que tocan la bandurria y la pandereta en qué grupo están?

Sr. Plo., usted tiene más vacaciones que un maestro.

Joselu dijo...

Hay una referencia a ti y a tu tema en el último post que he colgado. Salud.

siqui62 dijo...

Falta otro grupo: los que aprovechan los blogs ajenos para colar poemas propios

Liuva dijo...

Fray José Luis de León = ZP

Javier dijo...

La vida no tiene sentido, tiene sentidos.

Un abrazo.

Ema dijo...

¿Hay espíritu con Dios?

Josep Fábrega Agea dijo...

Aquí sería muy interesant la aportación de un neurocirujano prestigioso. De un psiquiatra célebbre, deun neurologo altamente especializado en el cerebro. Y mucho más importante, un bioquímico especializado en la composición orgánica de cada emoción.

Cuando estudié psicosociologia, recuerdo que me impresionó mucho la lectura de Pinillos y otros. En esas lecturas se habla precisamente de como la emoción es al base del espíritu y de como la emoción se desarrollaba en tal o cual parte del sistmea nervioso central, que si el hipotálamo, que si tal lóbulo...
Pero luego, más adelante en mi carrera, cuando me adentré en la psicopatología de la infancia, me asombro como determinados fármacos alteraban, corregían, propiciaban emociones.
Y sólo tras las emociones superiores está el espíritu.

Por otro lado basta conocer algo de psicoanálisis para saber que parte de nuestras emociones fueron determinadas en la infancia.

Tras todo este batiburrillo (leído en un blog rápidamente, requerirían muchas horas de estudio y lectura valorar este comentario) podemos llegar a la conclusión que la reacción a estimulos sensibles en forma de emoción superior y el paso de estas emociones a materia espiritual es de una complejidad multidisciplinar astronómica...Nunca mejor dicho ¿verdad?

MartinAngelair dijo...

Después de tu última entrada en que parece que zapateamos al prójimo sino es capaz de disfrutar en comunión con lo básico y en su particular belleza y silencio con su soledad de su ibón,


...sí que parece que estamos en el derecho de machacar al prójimo por si no sigue nuestra 'disciplina' atea o creyente.



(Aquí sí,...cuantos más seamos en el 'ibón espiritual',...mejor, y así menos mordemos al que es diferente)



...es más, llegamos a ser unos auténticos 'maleducados'.







Sí existe Díos.

...y no existe Dios.





Cuál es el problema?.




Besos.
B.D.C.M.



Con tu permiso un beso muy fuerte para Joselu.

frikosal dijo...

Joselu, ahora voy a ver tu entrada, gracias!

frikosal dijo...

Me temo que no me he sabido explicar, o que no todo el mundo me entiende: aquí no se zapatea a nadie y yo no condeno a nadie al infierno si no mira las estrellas.

Quien pueda o quiera creer en Dios, en el Espíritu Santo o en lo que sea, pues perfecto, estupendo, mejor para ellos.

Lo que yo estoy diciendo (simplemente) es que la espiritualidad no tiene por que estar basada en la fe. Quien tenga fe, pues mejor para él/ella. Eso es algo perfectamente respetable, pero es un don del que yo carezco.

MartinAngelair dijo...

Lo siento, de corazón Manel,...


...yo tampoco me he sabido explicar.




B.

frikosal dijo...

Icíar,
Lo de la cucaracha. En mi opinión, vistas una por una son insectos tan interesantes como los escarabajos o las libélulas. Lo que las hace asquerosas es su número. Sucede lo mismo con las hormigas o las ratas.

Icíar dijo...

Una cucaracha puede en asquerosidad con una multitud de hormigas o ratas, para mi gusto. Tenía curiosidad. Nada más.
Bien, bien, veo que no eres racista. Curiosidad satisfecha.
Un abrazo

Erna Ehlert dijo...

Después de leer los comentarios a tu entrada estoy un poco triste.
He pensado sobre el tema y estoy convencida que también existe espiritualidad sin Dios.

ercanito dijo...

Ahora sí, has vuelto.