miércoles, septiembre 14, 2011

No había nadie

Yo normalmente prefiero que no haya nadie. De hecho, a veces preferiría no estar ni yo.

17 comentarios:

Ramon Portillo dijo...

Perfecto, lo que no comprendo es lo de "a veces preferiría no estar ni yo."

Preciosas fotografías, tierra adentro, mar afuera.

Saludos.

frikosal dijo...

No creas que yo lo comprendo del todo. Es simplemente que me gusta tanto que no haya nadie que pienso que mi presencia también afea considerablemente el paisaje y me gustaría no estar. Esto naturalmente es imposible, sería como los ángeles depresivos de esa película del cielo sobre Berlín.

frikosal dijo...

Gracias por comentar, ya me doy cuenta de que no lo pongo fácil !

Erelea dijo...

Jajaja...

Por donde yo ando suele haber poco movimiento. Por mi parte me conformo con no estorbar.

Josep Fábrega Agea dijo...

Esa primera foto , intemporal y con aire de flashback me gusta mucho.

Ando yo muy meláncolico y filosófico últimamente. Esa foto me pega.

La segunda también porque si uno filosofa realmente acaba dándole el máximo valor a la belleza que nos envuelve.

felquera dijo...

Te entiendo, por donde me suelo mover cuando saco un rato no me encuentro a casi nadie, normalmente a nadie. Y como de mí mismo solo me veo los pies (cómo no, calzando un 46), pues tampoco me molesto excesivamente :-)
Pero si no estuvieras, te lo perderías, y, lo que es peor, tampoco nos lo enseñarías.
Preciosa la foto de la entrada anterior :-)
Salut.

igniszz dijo...

Poder estar sin molestar...hummm, eso va contra el principio de incertidumbre. Me temo que los ángeles no existen.

fenixavisunica dijo...

Hace unos años solo era feliz bajo las cúpulas de las catedrales al atardecer y en las cimas de las montañas al amanecer.
Ahora también lo soy bajo el techo de mi casa si mi esposa y mi hijo están a mi lado y a salvo los 3, pero la soledad absoluta, coger unos prismáticos y que no haya nadie en absoluto en todo lo que te da la vista, de vez en cuando, sigue siendo gloria pura. Y mal que les pese a muchos, aún es posible en bastantes sitios de esta piel de toro. Aprovechémoslo y hagamos proselitismo.

Erna Ehlert dijo...

Estas dos fotos son de una belleza extraordinaria.
De lo que dices de “no quisiera estar” entiendo un respeto a un lugar que tal como le ves no le falta nada.
Ahora, el agua tan transparente requiere casi a gritos que te metas en el, aún estropeando esta sensación de claridad y limpieza.
Donde yo “no quisiera estar”, es en un paisaje bonito recién nevado.
Pienso, que beber la naturaleza así, es sentir espiritualidad sin más.

David Álvarez dijo...

No te creas que es tan raro, a mi a me pasa lo mismo muchas veces. Por ejemplo si voy a una playa sin nadie al atardecer no me gusta que queden mis huellas en la arena si quiero hacer una foto, me parece que ya no es lo mismo

frikosal dijo...

Muy interesante todo lo que comentais.

Me ha hecho reir lo del principio de indeterminación.

Es esto que comentas, Erna. Pero me bañé, claro. Hacía un calor increible.

Josep, ojo a la melancolía.

Felquera, es una gran suerte no ver gente. Lo que hace que una persona sea persona es justamente, creo yo, la ausencia de otras personas. Si no, eres como arena en la playa, y no un granito.

Feixa, efectivamente, todavía es posible.. cuesta, pero se puede.

Buenas noches.. mañana, otra foto, una un poco especial para mi.

frikosal dijo...

Exactamente, David. Que haya huellas, de pájaros a lo mejor, pero no de personas. O tal vez unas, puede tener un sentido. Pero no todo absolutamente pisado. Igual es que somos raros todos :)

David Álvarez dijo...

Yo soy raro de cojones, jajaja, eso dice mi padre

Ignacio Ortega dijo...

Fenix, mejor no hacer demasiado proselitismo o nos quedaremos sin esos lugares..:))

Joselu dijo...

Este verano hice algunas bellísimas de algo parecido en que se captaba la maravilla de la luz (esencia y núcleo de la fotografía) pero desgraciadamente no llevaba cámara fotográfica y las hice con la de vídeo cuya calidad es ínfima. Me equivoqué y quise hacer vídeos en lugar de fotografías. Son dos lenguajes distintos, abismalmente distintos, y apasionantes ambos.

Eres un friki (genial para mi gusto).

Ducky dijo...

Mira que siempre me gusta que haya alguien en las fotos, pero creo que en las que has escogido, tienes razón.

JC dijo...

Je, je, a mi Heisenberg también me ha venido a la cabeza.

Buenas fotos, Dr.