viernes, febrero 18, 2011

Haber estado fuera de mi

La niebla está viva. Se mueve arriba y abajo como una gran serpiente reptando por los valles. Genera visiones espléndidas que aparecen y desaparecen a los pocos segundos. Una vez más constato que cada instante es irrepetible.

He estado haciendo fotos sin ninguna reflexión consciente durante más de dos horas. Literalmente, como un poseso. Es ahora cuando me doy cuenta de que el frío es terrible. Estoy agotado. Como un derviche al término de la danza ritual, tengo la sensación de haber estado fuera de mi. Me encantaba. Por desgracia, o seguramente por suerte, esto solo me sucede muy ocasionalmente.

He estado revisando y seleccionando mis fotos y me doy cuenta de que las mejores casi siempre las he hecho estando solo. Probablemente la simple presencia de otras personas, a no ser que pudiera ignorarlas completamente, impide esta especie de estado alterado de consciencia en el que no es necesario ni posible pensar.

18 comentarios:

RAFA PÉREZ dijo...

Muchas de las cosas interesantes de la vida se hacen mejor solo: viajar, fotografiar, leer, ver una buena película... Aunque luego necesitemos compartirlo, las sensaciones que se tienen son como los bonos de transporte: personales e intransferibles.
Esta mañana, viendo como el sol despertaba al Matterhorn, he vivido uno de esos momentos.

frikosal dijo...

"Esta mañana, viendo como el sol despertaba al Matterhorn, he vivido uno de esos momentos."

Voy a hablar para que te pongan un impuesto especial sobre la felicidad.

Bueno igual no que también me tocaría pagar un poco. Pero mucho menos, bandido, que yo esta mañana estaba en un atasco en la ciudad-dormitorio. A ver esas fotos que habrás hecho !!

Jordi Busqué dijo...

Me pasa lo mismo que a Vd. y a Rafa. ¡Con la mala prensa que tiene la soledad y lo necesaria que es en según que momentos!

Ramon Portillo dijo...

Dr., sería conveniente que aclarase cosas, porque tanto decir eso del estado de alucinamiento, sobre todo cuando está solo puede llevar a mentes curiosas a pensar no precisamente en estrellas ;-)

La intimidad debe ser en esos casos como el efecto etílico en las discotecas, que pierdes el miedo a bailar ;-)

FrancescPhoto dijo...

Totalment d'acord Manel, em pasa el mateix, només puc fer fotos acompanyat de certes persones que ho entenen.
Salut!!!

Jep Flaqué dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jep Flaqué dijo...

Estar "pendiente" de la compañía y de hacer buenas fotos es casi imposible. Yo creo que el viaje solitario es de lo mejor que le puede pasar a un fotógrafo. Después desayunando en el típico bar , con el bocata y esa cara enrojecida de "cansado pero feliz"!! Grandes y únicos momentos.

frikosal dijo...

Es exactamente así como lo dices !!!

MartinAngelair dijo...

Yo pienso que la gente a la que podemos 'ignorar', en su presencia,...

...es precisamente la que más nos conoce y más nos importa,...e importamos.



Aunque suene paradójico.





Y por otro lado, mi ciudad, es una ciudad de niebla; nunca he querido investigar mucho la causa exacta, (o causas), y me quedo con la versión romántica,...

...que se debe al Río que la cruza.






Besos.
B.T.C.M.

Joselu dijo...

Entiendo tu percepción gozosa de la soledad y el sentimiento de trance creativo. A la vez aprecio ese estar en compañía como si estuviera solo, estando solo, aunque acompañado. Como dice Martín Angelair, es algo paradójico.

No te preocupes: no acabaré mal. Es un cierto modo de vivir en filo del abismo que es connatural en mí.

Alucinantes tus sesiones de fotos.

ANRAFERA dijo...

Me gusta mucho las tonalidades de ésta, muy buena, captura. Saludos y buen fin de semana.
Ramón

Erna Ehlert dijo...

Te puedo seguir perfectamente.
Para algunas personas la soledad en ocasiones es la libertad en todos los sentidos.
Estamos con nosotros mismos y sin inhibimiento alguno.

Me encanta tu niebla azul.
Es verdad, que es viva y se escapa y vuelve transformada.
Y cuando al fin desaparece da una sensación de haber perdido algo.


Saludos

igniszz dijo...

Esas islas entre la niebla parecen sacadas de la odisea.

Aureliano Buendia dijo...

Parece que lo que escribe usted DR. Esta describiendo lo que yo siento cuando leo buena literatura. Saludos desde el sur.

fra miquel dijo...

Vaig a fer una pregaria per que Sant Llibori el protegeixi en aquestes escapades matutines...
No fos cas que un mati d'aquests el trobessin congelat ;o)
Vostè s'està guanyant la santedat a pols. Mestre!
Li envio una càlida abraçada (la necessitarà després d'una d'aquestes sortides...

PS: a mi també m'agrada anar a fer fotos tot sol. Ni que sigui per retratar persones

nomesploraria dijo...

Una vegada més: extraordinària.

la desanchá dijo...

Usted cualquier día se va a volver transparente y se lo va a llevar la brisa. Tenga cuidado.

Lourdes dijo...

A mi también me pasa...lo de la obsesión convulsiva por hacer fotos y lo de apreciar mejor el lugar cuando voy sola.

Sola, absorta en mis pensamientos nada me interrumpe la visión, nada me distrae y disfruto del momento al máximo y lo curioso es que cuando mi paroxismo ha llegado al 'climax' me gustaría poder compartirlo con alguien.

¡Que complicados somos!

Me he imaginado en ese lugar de tu foto y lo he disfrutado. Gracias por compartir tus fotos y tus palabras.