miércoles, febrero 16, 2011

El escorpión entre la niebla

Ya se ve, si es que uno tiene la moral de madrugar lo suficiente, a Antares poco antes del alba. Son buenas noticias: Antares nos anuncia la primavera, las flores de los almendros, el zumbido ya casi inminente de los primeros abejorros, el vuelo de retorno de las grullas.. y más adelante, el calor húmedo de las noches de verano. Nuestra mente ha tardado casi 4000 millones de años en evolucionar, siempre en contacto con la naturaleza. ¿Creen que ahora en dos generaciones podremos adaptarnos a vivir encerrados y pendientes de una pantalla? ¿En ciudades en las que nunca oscurece? En absoluto. Por todas partes veo personas queridas con problemas, problemas graves. Yo mismo a veces me siento cercano a sucumbir a un desánimo cuya causa no sabría precisar. Y tal vez me ocurra, ya me ocurrió, pero ahora tengo más recursos para luchar contra él. Hay que salir, hay que pasar frío y calor, hay que seguir. Y no siempre es fácil.

¿Ven a Antares en la foto? Yo no es que tenga un gran conocimiento de los cielos y de la tierra, ni de nada. Se cosas, pero las se desde un punto de vista emocional más que enciclopédico. No todo se puede estudiar en los libros, hay que salir (me estoy repitiendo) y aprender a amar a la naturaleza. Yo creo que en las escuelas debería enseñarse todo esto, pero antes los maestros deberían saberlo. Es más importante por ejemplo que la geografía. La geografía que se estudia es siempre la de cerca de casa, la del país, y en el fondo está pensada para diferenciarnos unos de otros. Si acaso, debe aprenderse geografía viajando, o pensando en viajar. Mientras que Antares se ve desde aquí y desde Chile. Es el mismo Escorpión.

En fin, no me alargo más.

16 comentarios:

RAFA PÉREZ dijo...

"La geografía que se estudia es siempre la de cerca de casa, la del país, y en el fondo está pensada para diferenciarnos unos de otros"

Cuánta razón tienes, es necesario salir un poco para saber lo manipulada que está la mayor parte de la educación.

Martin Gallego dijo...

La suya es una filosofía del que ha encontrado un camino, su camino.

Anónimo dijo...

Buenos días Frikosal,
Sería interesante que los padres que saben estas cosas se ofrecieran a las escuelas a transmitirlo con todo su afecto. La escuela somos todos.
Un saludo.
Desde Orión

frikosal dijo...

Un día les hablaré de esto último que me comentan desde Orión. En resumen: ya lo hacemos.

vilu dijo...

Hay que salir, hay que sentirse vivo, huir de la luz alienadora de las pantallas.

Erelea dijo...

Antares no es una estrella más. Es una de las estrellas del verano. Es fácil de encontrar visualmente y además es (que yo sepa) la estrella más grande que conocemos.
¿Cuanto de grande?
Pues si la pusiéramos donde está el sol sería una inmensa bola que llegaría mas allá de Marte, muy cerca ya de Júpiter. Por supuesto la Tierra se movería completamente en el interior de esta estrella.
Lo dicho, Antares no es una estrella más.

frikosal dijo...

Las estrellas son como las personas, parecen una multitud pero a la que las conoces individualmente ..
De todos modos Antares es muy especial.

Por cierto, (el/la?) Orionita, es maestro/a ?

Vilu, hay que hacerlo.

Rafa, yo he salido muy poco pero enseguida se ve como quien más quien menos tiene la cabeza comida por lo que le han contado en la infancia, las grandezas de la patria y la maldad de los vecinos etc.

MartinAngelair dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada,...

...tu fotografía,...y tus palabras.





Un beso.
B.T.C.M.

Iván Díaz Pallarés dijo...

Más razón que un santo

Anónimo dijo...

Buenas tardes Frikosal,
Retomo la lectura desde el reposo de la tarde con una sensibilidad diferente a la de otras horas.
Una entrada francamente hermosa por lo que dice y por lo que deja entrever.
Comentaba en casa por qué Chile era tan atrayente para mi psicología y pensaba que si no fuera por algo kármico tendría que ser porque la palabra se parece a chicle y, claro, él, sus "bombollas" y el el fuerzo que me supuso aprender a hacerlas ha marcado una impronta de paraísos. Reconozco que estuve apunto de sucumbir en el intento porque no había forma de coordinar el soplo,la lengua y la presión correcta de los labios.
Bueno, no quiero extenderme más.
Un saludo.
Celes

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana te da un millón de gracias por deleitarnos con tu belleza y te manda un besin muy grande.

Josep Fábrega Agea dijo...

Hoy hay una luna con halo preciosa. He estado apunto de salir pero en mi pueblo hace un frío que pela.
Sigues imparable amigo.
Me alegro mucho.
Salutacions.

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Turbadora foto. No me detendré en el comentario, pues hace muy poco lo discutía largamente con otro compañero que me honra asiduamente con sus visitas. Sólo sostendré de nuevo que no se puede obligar a amar; se suele obtener el efecto contrario (cuando se obtiene algún efecto). Pero sí se puede semillar amor. En eso estoy con vosotros. Y en efecto, el aprendizaje emocional se puede realizar sólo en muy pequeña parte sobre los libros, sobre determinados libros, leídos de determinada forma. El resto, como siempre, está esperando fuera. Saludos.

Lourdes dijo...

No estoy muy de acuerdo... es decir, sólo estoy de acuerdo con una parte.

Yo empecé a salir y a amar la Naturaleza, a observar el cielo y el suelo cuando a los casi 50 años estudié Geografía.

El conocimiento, en la materia que sea siempre incrementa la sensibilidad, más si hablamos de Geografía.

Me gusta tu blog. Gracias

Amig@mi@ dijo...

Qué razón llevan tus palabras.
Ojalá fueran escuchadas...
Tengo algo para mandarte, pero como no guardé tu Email lo he buscado online

http://www.slideshare.net/ritachio/carlos-alberto-bau-memorial
Un alucine ;)
Abrazos

Alchata dijo...

"Hay que salir, sentir frío y calor" estoy de acuerdo, sólo así se siente verdaderamente que se está vivo.
Un post precioso, como tantos otros que acostumbras a escribir.
No tengo ni idea de constelaciones, ni estrellas pero visitar tu blog, hace que en cierta medida, me emocione al contemplarlas.