lunes, noviembre 15, 2010

El baile de los peces en Rapa Nui

Después de haber fotografiado la Vía Láctea sobre los moais, cuando ya hubo salido la luna me acerqué a ver el océano Pacífico. A la luz de la linterna saltaron centenares de peces plateados como persiguiendo el haz. Toda la escena tenía un aire de absoluta irrealidad. 

Si yo no hiciera fotos, en ese momento probablemente habría estado durmiendo. La fotografía, sobretodo la de paisajes, es una herramienta que nos sirve para vivir. Y después, para recordar lo que hemos vivido. 

18 comentarios:

Trebol-a dijo...

Bonito momento.

A algunos, las horas pasadas delante del Photoshop nos pagan los viajes a los Moais.

frikosal dijo...

Eso es diferente, yo también me paso muchas horas agrimensurando. Me refiero a hacerlo por vicio.

T6 dijo...

bonita foto y aún más bonita esta verdad que cuenta usted sobre la fotografía. Me la apunto, cuando alguien me pregunte que porqué me gusta la fotografía le citaré :)

Agustin dijo...

Mas razón que un santo, perdido en el Ps y viviendo mientras fotografío.

Albert dijo...

Cuanto mas uso el CS (en mi caso el GIMP) menos miro por el visor.
Cuanto mas miro por el visor, menos observo lo que sucede a mi alrededor.
Cuando me siento en un rincón a observar lo que me rodea, cuando dejo que la naturaleza me impregne, entonces es cuando consigo mis mejores fotografías (no se si buenas, pero si las mejores que soy capaz de generar).
Entonces, la cámara, y el potochop, no son herramientas, son meros canales por los que discurre mi creatividad.

Jordi Busqué dijo...

Y usted vive mucho Dr. Este es uno de los más bonitos que recuerdo que me haya contado. Debería haberlo contado en Fotogenio.

Oddiseis dijo...

Es una fotografía realmente hermosa.

Belnu dijo...

Sí, levantarse para fotografiar eso! También a mí mi libro de la ciudad me arrastra un poco por ahí. Ahora tengo que ordenar y entregar las fotos aparte del texto y mi caos hace que las pierda, así que esta mañana fui a repetir una. ¡Quedó mucho más interesante! Bueno, ya sabes que mis fotos no son tales, sólo una especie de ilustraciones o dibujillos sin técnica alguna, pero yo quiero creer que tienen su espíritu más allá de lo fotográfico. Y es que esta mañana el cielo era maravilloso, parecía borrar toda la fealdad construida y se reflejaba con sus nubes en las ventanas del edificio...
Pero tu foto es otra cosa, una especie de prodigio de la luz y el aire y los moai, que están ahí aunque no se vean

Erna Ehlert dijo...

Desde luego, eres un mago.

Para conseguir esta imagen preciosa con estos colores divinos azules a luz de luna y con la ayuda (¿?) de una linterna tienes mucha magia, Manel Frikosal – o acaso mano de Santo.

Saludos

MartinAngelair dijo...

Me parece muy bonita la fotografía
...(azul,...:),


...y el nombre con la que has bautizado esta entrada.




Un beso,...fuerte.
B.N.C.M.

Pere Soler dijo...

Dos verdades como templos Dr., la fotografia te hace VIVIR, con mayusculas, sinó como podemos explicar noches en vela en una cima perdida en un lejano monte, en una isla, en paises raros, de esos que tienen nombres ilegibles.. etc etc...

Perdón.. y eso del photoshop?? que és??
;-)

Pere Soler dijo...

Y la fotografia de hoy, pura poesia!!
;-)

Andrés dijo...

Totalmente surrealista! Increíble!

Oriol Alamany dijo...

Desde luego, las horas pasadas en el campo con una cámara son mil veces más enriquecedoras que las horas pasadas en la oficina con el Photoshop... Cuanta razón tienes.

Paco Nadal dijo...

Joder, tío. Eres un mago de la palabra (además de la imagen). No podías haberlo definido mejor. La fotografía es una herramienta que nos sirve para vivir los paisajes, los instantes. Yo hago fotos incluso cuando me mandan a hacer solo un reportaje escrito. Vivo, entiendo y me empapo mejor de los lugares en los que me encuentro si hago fotos a si solo tomo notas. Aunque luego las fotos no me sirvan para nada (se las compran a Getty, que son más baratas, jejeje). Un placer, compañero

diminuto blog dijo...

La señora Desanchá, pescadora do las haya, podría explicarle por qué los peces danzan al son de su linterna.
Como adelanto, decirle que la pesca con focos de luz es una práctica prohibidísima en Espanya, y que El Pulpo Ernesto (alabado sea) se sentiría muy triste de saber que usted anda por ahí haciendo la pascua a los peces.
---------
Y el potochop... La hemos cogido llorona; usted con el potochop, y yo con los flashes.
Por ilusiones; (ya que, iluso de mi, me siento aludido):

Hay personas que, carentes de sus recursos y talento -sin coña-, necesitamos minutos (que no horas) para rematar en edición nuestras largas jornadas, -muchas-, de campo.
"Lo que la cámara non da, talento non presta".

Mis discretas imágenes tomadas con luz natural están supeditadas a la calidad de mi sensor y a su ISO limitación, a la velocidad de obturación que el cuerpo me permite, a is burriagosas lentes, y a la ingeniería e imaginación que servidor le pueda echar para exprimir sus posibilidades.

Dicho esto, insisto en que pienso que aún me quedan recursos por exprimir, pero también es cierto que, de tener otros mejores, mis minutos de edición se convertirían en segundos, supongo; y aunque para ello antes debería pasar (¿perder?)horas aprendiendo a estudiar un nuevo equipo, con la consiguiente pérdida de minutos brincando feliz por el campo.

Abrazos, Frikoflash.

;-)

igniszz dijo...

Photochof para cocinar fotos. Prefiero saborearlas que cocinarlas.

alza.audiovisual@gmail.com dijo...

Hola. Maravillosa tu foto de los peces plateados, pensé que estaba photoshopeada. Me gustaria poner tu foto de fondo de escritorio en mi mac... ¿es posible que me la mandes en mejor resolución? porque como está en tu blogg se pixela.

Otra cosa... quiero ir a Rapa Nui , algun consejillo?

Saludos

Marisol