martes, noviembre 23, 2010

La luna sobre el mar Mediterráneo

La Luna, todavía un poco cenicienta, sobre el mar Mediterráneo. ¿Ven ustedes el mar? Según como tengan su pantalla se verá o no. No es fácil esta foto. Nuestros ojos todavía ven las luces y las sombras mucho mejor que los mejores sensores (pero a veces parece que los ojos y aun la vida de una persona no valgan casi nada). Si se quieren estirar los tonos oscuros para que se vean hay que llevarlo todo al límite, y además partiendo de una toma realizada a un ISO alto, si no se quiere que la luna salga movida.

Esa tarde salí a hacer fotos con la familia, en esa intersección ilusoria que uno a veces quiere encontrar entre la fotografía y la vida normal de las personas. El asunto terminó con los niños devorados por los mosquitos y llegando a casa hambrientos a media noche después de una bronca monumental. Yo me comí un par de yogures, me tomé un café y volví a salir, para no regresar hasta las 6 de la madrugada. Esto fue el pasado Julio, en una semana loca en la que de día hice más o menos de papá y marido y de noche de fotógrafo, haciendo dos y tres localizaciones diferentes cada noche. Terminé exhausto, y perdí 4 kilos de peso, pero algunas tomas -que por el momento no puedo publicar- creo que no están mal.

¿Para qué tanta lucha? No lo se, pero a veces (unas pocas veces) haciendo fotos se siente la magia del mundo con una intensidad brutal, y se nota la sangre entusiasmada corriendo a borbotones por las venas. Y unas ganas de vivir desaforadas... que después pasan factura.

19 comentarios:

MartinAngelair dijo...

Sí,...

...creo que puedo ver el Mar, en esta fotografía.





Besos.
B.N.C.M.

Lirium* dijo...

Hermosa fotografía, y sí alcanzo a ver el mar... Me encanta cuando se pierde el horizonte y no se nota casi adonde comienza el cielo... sucede muchas veces aquí, en Mar del Plata, por la niebla.
Un placer leer tu pasión por la fotografía... quizás el físico pase facturas pero las imágenes que lográs se disfrutan y mucho.
Un abrazo y buena semana!

nomesploraria dijo...

ai sa lluna

Anónimo dijo...

Greetings,

I have a question for the webmaster/admin here at frikosal.blogspot.com.

May I use some of the information from this blog post above if I provide a link back to your website?

Thanks,
John

Ars Natura dijo...

Hay que vivir intensamente cada momento, pero con calma, tomandose el tiempo necesario para cada cosa y priorizando las tareas. Así no hubiese acabado exhausto esa semana, aunque claro, a lo mejor tampoco hubiera perdido los 4 kilos que a lo mejor le han venido bien... jejejjeje.

ercanito dijo...

Gracias por compartir el secreto de tu pérdida de peso. Jeje.

Belnu dijo...

No sé si pasan factura, yo creo en eso, aunque después haya que descansar.
Yo sigo creyendo que la belleza cura y el cemento enferma. Y que seguir el propio deseo es importante...!

Jordi Busqué dijo...

Le felicito por vivir Dr. Hay mucha gente que no sabe disfrutar tanto como usted.

Y sí se ve el mar. Una foto muy bonita.

jordi dijo...

Si, me siento identificado con tus comentarios. Es difícil encontrar el punto de equilibrio entre la pasión fotográfica por encontrar la magia del momento y tus relaciones con el resto.

frikosal dijo...

John,
As a robot, how do you feel ?

frikosal dijo...

No fueron 4 solamente, en total han sido 25 y al final terminaré por contarlo pero déjenme tiempo que lo he pasado mal y tengo miedo.

nomesploraria dijo...

Yo he perdido 100 en seis meses.
Pero gramos, no kilos. Una pena lo mío.

Joselu dijo...

Soy un patata fotográfico. Algún día me gustaría ponerme a estudiar en serio fotografía, pero he hecho miles y miles de fotos. Me fascina el retrato. Los paisajes están bien, las composiciones abstractas también. Me gustan. Pero lo que me apasiona es captar el instante del rostro de una persona, cuanto más límite sean sus circunstancias mejor. Un problema de este tipo de fotografía es que hay que ser muy audaz, y yo soy tímido. Ese microinstante de verdad de cada ser humano me atrae magnéticamente y más cuando el deterioro hace su aparición. Fotografiar bebés es muy bonito, pero fotografiar personas castigadas por la vida es lo máximo. Pero uno ha de ser muy respetuoso. No todos desearían que les fotografiaran. Aceptamos la belleza y el esplendor, pero no la decadencia, la línea próxima al horror que a mí me produce la máxima excitación fotográfica. Pero me falta técnica. Cuando te leo me encanta tu base técnica. Yo soy intuitivo y patatero. Pero cómo me gusta.

Anónimo dijo...

Ya sabes lo que es, Frikosal. Uno en el momento, o el momento con uno, ni uno ni dos, expansión de la conciencia. Cuando se intuye y se saborea, todo tiene una dimensión diferente.
Paciencia, cuando no pasa.

Una luna cenicienta :))

Pere Soler dijo...

Me ha gustado eso de que se siente la magia del mundo Dr, que quiere que le diga ;)

Por cierto, cuando duerme Vd?

Amig@mi@ dijo...

Preciosa toma, yo creo que mereció la pena ...
abrazos

Miguel dijo...

Me encanta la fotografía que has hecho. La luna parece de verdad. Y la línea divisoria entre cielo y mar no existe. Es como un sueño real. Genial.

Un abrazo.

Sussss dijo...

"en esa intersección ilusoria que uno a veces quiere encontrar entre la fotografía y la vida normal de las personas"

Aaaaaai cuanto te entiendo...

Noemi dijo...

Mejor pagar esas facturas que las que dejan en el buzón. Que el pulpo le bendiga :)