jueves, diciembre 17, 2009

Regresar a casa bajo un cielo tormentoso - al Dr. Garat con cariño

Por fin empiezo a retornar a la normalidad informática y para celebrarlo subo esta foto a 1200 pixels por si alguien quiere ampliarla. Es la típica imagen que hay que ver grande, de lo contrario la figura humana apenas se aprecia, o no llama la atención lo suficiente. Rowell tiene un interesante capítulo en su imprescindible libro Mountain Light sobre la figura en el paisaje. Ese libro es de los que puede cambiar una vida y yo debo agradecerle al amigo Treehugger que me lo prestase hace casi 20 años. Es una lástima que esté agotado y con pocas posibilidades de ser reeditado. Ahora parece que lo que vende son los manuales de Photoshop y son muchos los que quieren reducir la fotografía de paisaje a un conjunto de trucos para que las cosas ordinarias parezcan extraordinarias, cuando en realidad de lo que se trata es de buscar cosas extraordinarias y de que se vean tal como son.

Digo que retorno a la normalidad pero todavía no he resuelto el importante asunto de los colores. Tengo dos pantallas de ordenador delante y esta foto se ve muy diferente. No se como se verá en sus pantallas, de modo que les contaré que fue una tarde fría en el desierto de Atacama. El cielo estaba extrañamente cubierto de unas nubes densas y azules. El Dr. Garat y yo fuimos hasta la laguna que hay a una hora en coche de San Pedro. El escenario es un desolado lago, casi completamente seco y cubierto de costras de sal, a excepción de unas pequeñas extensiones donde los flamencos comen. El cielo presagiaba un atardecer espectacular y desde luego no nos defraudó. Solo cuando el sol ya estaba muy bajo pudo por fin abrirse paso hacia la tierra. Durante unos instantes todo resplandeció con colores cálidos y las montañas del horizonte parecieron cobrar vida propia. En Atacama, según dicen, el cielo es tan delgado que las estrellas casi se pueden tocar. Pero tuvimos muy mala suerte con el tiempo y lo más probable, visto como están las cosas, es que yo no pueda volver nunca más.

El Dr. Garat es extraordinario en muchas cosas y podría ser perfectamente un personaje de ficción de no ser porque en realidad existe. Fíjense que cosas, gracias al blog le conocí. Yo estoy esperando que él abra otro blog, además del que ya tiene, que es una referencia en el mundo de la fotografía clínica. Y que nos cuente algunas de las cosas que a mi ya me contó en el desierto de Atacama. Un abrazo Jorge.

28 comentarios:

MartinAngelair dijo...

Realmente eres único.


B.N.C.M.

Jordi Busqué dijo...

En mi pantalla, de un netbook muy pequeño, se ve estupendamente. No quiero pensar como será en su 21 pulgadas!

No puedo estar más de acuerdo con lo que Vd. dice sobre los paisajes. Debería decirlo en esos foros tan exitosos que hay en la red...

Siempre tan pesimista... Yo creo que Vd. irá a Chile decenas de veces a lo largo de su vida. Y a muchos otros lugares también.

Me sumo a la petición del blog de Jorge. Creo que ya tiene dos lectores confirmados, y seguro que serán muchos más.

Joselu dijo...

¡Qué maravilla tus viajes! La foto se ve muy bien. Tengo una amiga fotógrafa chilena que me mostró una colección de fotos fascinantes sobre el desierto de Atacama. Sin duda debe ser un lugar especial.

frikosal dijo...

Jordi, ojalá me equivoque. Tu optimismo y tu tenacidad son realmente admirables.

Joselu, hay mucho turismo.

Martin de las enigmáticas siglas, muchas gracias. Todos lo somos, lo difícil es ser original con 6000 millones de personas rondando por aquí.

Valentí dijo...

Frikosal, totalmente de acuerdo con Ud. en el tema de la fotogafía de paisaje.
Por cierto, en su día me comentaron que las pantallas de Mac son difíciles de calibrar, ya nos explicará.
Y no pierda el ánimo, seguro que vuelve a viajar, lo lleva en la sangre

Dr. Jorge Garat. dijo...

Mi querido amigo,
Un agradecimiento y una reverencia.
Viniendo de ti es simplemente un honor.

Estoy seguro que volveremos a reeditar los días pasados en el Norte de Chile. Esta vez sin nubes espero y sino, que remedio habrá que irse a La Invernada.
Gracias de nuevo.

Dr. Jorge Garat. dijo...

Jordi,
Sino hay Blog aun, todavía podemos conversar personalmente en Febrero.
Un abrazo.

Icíar dijo...

¡Menuda foto!,¡menuda foto!, ¡menuda foto!.

... y ahora voy a leer la entrada.

Naia Salud dijo...

Sé ve muy bien en mi pantalla. Siento serenidad y contento al verla.
He disfrutado de tu texto.

Un Abrazo
Namasté

treehugger dijo...

Asi como Galen Rowel le influyo a usted, El blog del Dr. Frikosal ha marcado un antes y un despues en mi vida fotogràfica. Nunca se lo podre agradecer suficientemente.

Miazuldemar dijo...

Maravillosa fotografía. Relaja la vista que se pierde en el horizonte, muy inmenso.

Rafa Pérez dijo...

Las pantallas de Mac son muy sencillas de calibrar. Yo lo hago con el Eye One Display II cada dos semanas, aproximadamente. No recuerdo los parámetros de memoria, pero en cuanto llegue a casa se los mando por mail.

frikosal dijo...

Rafa, esto lo he hecho hoy mismo pero lo que me hace dudar son los niveles de gris más que los colores. Si tocando el brillo de la pantalla los negros (me parece) que cambian mucho ¿esto como se combina con la calibración que hace el colorímetro? ¿puede ser que el colorímetro no toque la escala de grises si no solamente los balances de color?

Amig@mi@ dijo...

Preciosa!!!
Envíala al National Geographic.
Y, LO DIGO DE CORAZÓN.
Gracias por compartir.

nomesploraria dijo...

Aqueta foto és extraordinària. No deixa de sorprendre'm estimat i Egregi Agrimensor.

frikosal dijo...

Valentí, En cuanto me aclare, si me aclaro, se lo explico. En cuanto a colores tiene razon Rafa, no cuesta nada. Lo de los grises ya no lo se, podría ser.

frikosal dijo...

Jorge,
Mucho más te mereces por tu generosidad y tu amabilidad!!

frikosal dijo...

Treehugger,
Podría probarlo, usted vaya invitandome a cenar de vez en cuando jeje.
Lo del libro de Rowell para mi fue muy importante, sin dudarlo.

frikosal dijo...

Muchas gracias a todo el mundo, me voy a ver si puedo hacer algo en el mundo real.

la desanchá dijo...

Es una fotografía impresionante.

la desanchá dijo...

Dr, he visto una cosa en el periódico que le va a encantar:

http://www.laverdad.es/murcia/20091218/sociedad_murcia/coladas-pedales-20091218.html

igniszz dijo...

Una gran foto, donde la protagonista es la luz, como las de Rowell.
Busque en la editorial Desnivel, Luces de montaña, dignamente encuadernado, y si no lo encuentra, se lo presto yo a cambio de que me preste usted su 700, jeje.

Belnu dijo...

Tu foto es preciosa, en cambio la fotografía clínica me da escalofríos y no precisamente de felicidad. Ya sé que hay gente a la que le gusta ver programas de operaciones en vivo en tv, pero no es mi caso...

kris ubach dijo...

Impresionante fotografía. Impresionante. Buen consejo el de ampliarla. Por cierto yo también soy fan incondicional de ese libro de Galen Rowell. A pesar de que mis derroteros fotográficos fueran en otra dirección,siempre tengo a Rowell en mis pensamientos cada vez que me lanzo a cazar las luces un paisaje.

JOAKO dijo...

Excelente fotografía.
Por cierto, y sin ánimo de hacer sangre, Le corbusier fue el que comenzó a desplazar el punto de interés hacia un lado del plano, como en tu foto la figura humana, es decir fue un teórico del tres cuartos o cuatro quintos, que ahora usamos todos.

frikosal dijo...

Si yo de esa gente no discuto la estética, que es discutible, si no sobretodo la ética. No se puede considerar la arquitectura como si solamente fuera un arte, como si los millones de edificios que se construyen no tuvieran ninguna relevancia en la vida de la gente que los ha de habitar, ni en la cantidad de energía que hace falta para hacerlos soportables.

Pedro Decimavilla dijo...

Mágica..
Realmente espectacular. Gran blog el tuyo.
Salud..

Homo pyrenaicus dijo...

Llego tarde a esta entrada, pero aquí va:

Dr. Frikosal, puede Vd. (y sus amigos, pos supuesto) obtener a buen precio todos los ejemplares de Mountain Light de segunda mano que deseen si van al siguiente sitio (consulta incluida):

http://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?an=galen+rowell&sortby=3&sts=t&tn=mountain+light&x=65&y=13

El mío lo conseguí con el autógrafo de Galen por unos 20€, y es uno de mis pequeños tesorillos.

Que la luz le siga acompañando.