martes, diciembre 01, 2009

De sterrennacht y la estrategia comercial de Van Gogh


La célebre pintura Starry Night (De sterrennacht) de Van Gogh, elegida APOD el pasado Octubre. ¿Cual de las dos versiones se parece más al original? Me encantaría saberlo.

Poco después de pintar un campo de trigo con cuervos, Van Gogh sacó un revolver y se pegó un tiro en el pecho. Como la herida inicialmente no fue mortal, regresó andando y murió unas horas o días más tarde (lo menciono porque creo que no es un detalle anecdótico). Pero en mi opinión, todavía más triste que su muerte es el hecho lamentable de que Van Gogh no vendió ni un solo cuadro en su vida. ¿Se imaginan poder retroceder en el tiempo y darle unos euros por Starry Night?

Hace años pude visitar el museo Van Gogh en Amsterdam, en pocos meses estuve allí un par de veces y tal vez a causa de un empacho llegué a pensar que estaba sobrevalorado.

Pero más tarde leí artículo Vincent Van Gogh naturalista de Pedro Ayerbe (que recomiendo) y empecé a apreciar de nuevo la mirada subjetiva pero enormemente lúcida del artista y su capacidad fabulosa para interpretar la realidad. Además, descubrí Starry Night.

Es una obra extraordinaria. La pintó en 1889, 13 meses antes de suicidarse. Además de mostrar la luna cenicienta y el cielo de un azul profundo y oceánico (pero real), sugiere el ritmo y la presencia de la Vía Láctea y de los astros en general como un torbellino. De este modo, integra el cielo y la tierra en un solo mundo, mostrándonos la realidad aumentada e interpretada por su mente superdotada y amante de la naturaleza. Starry Night no está en Amsterdam si no en el Moma de New York y yo, que no he estado nunca allí, quiero ir a verla sobretodo para saber los colores exactos que usó. Menos conocida pero también muy interesante por su composición, por la integración de cielo y tierra y por la paleta de colores, Starry night over the Rhone, de un año antes.

Pero Van Gogh no vendió ni un solo cuadro en su vida. Este hecho puede interpretarse como un descrédito para todo el género humano o, según lo que les parezca, como un problema grave en la personalidad del pintor. Van Gogh lo intentó. En una carta que no puedo encontrar le comenta a su hermano, marchante de arte, que está pintando motivos con colores alegres que gustan a casi todo el mundo. Pero algo fallaba. ¿Era demasiado bueno, demasiado adelantado a su tiempo? O, simplemente, ¿era incapaz de comunicarse adecuadamente con sus semejantes?.

Y si no hubiera muerto joven y de un disparo si no anciano en un psiquiátrico, ahogado en sus propios vómitos, dentro de una camisa de fuerza, ¿se hubiera hecho tan famoso?.

Ahora paso al otro extremo. En la calle mayor de mi ciudad-dormitorio hay algo equiparable a una pequeña galería de arte. En el escaparate hay colgados unos óleos impecablemente realizados por cotizado un pintor local. Muestran una visión totalmente convencional del paisaje que rodea a la ciudad-dormitorio... pero tal y como era hace cien años, con unas casas de campo de chimeneas humeantes que ya no existen, sin la autovía ni la carretera, ni los cables de alta tensión. El único elemento moderno de esos cuadros son las -lejanas- casas que trepan por la ladera de la montaña. Esas casas son propiedad de los burgueses que posiblemente van a comprar sus cuadros por (digamos) 3000 euros la unidad. Son obra de un artesano hábil pero insensible o prostituido, que aparentemente vive feliz sin plantearse los enigmas del cosmos ni haber descendido a los infiernos de la vida, como si lo hizo Van Gogh. Y en sus cuadros nos da una visión complaciente del paisaje, nos muestra este mundo como el mejor de los posibles y bendice pues la especulación criminal que en realidad ha destruido el paisaje que él idealiza.

29 comentarios:

odette farrell dijo...

Van Gogh vendió un solo cuadro en su vida: Viñedo Rojo.
Está más allá de mi comprensión es saber por qué un artista es economicamente exitoso o no...
Para mi Vincent es uno de los pintores que más me llenan. Hace mucho tiemp estuve en Amsterdam 3 días, había planeado visitar el Museo Van Gogh durante mi primer día y tenía ya planeado qué hacer los otros dos días restantes. El caso es que me quedé sin conocer Amsterdam porque fuí al Museo Van Gogh el primero , el segundo y el tercer día! jajaja. Era la primera en llegar y me corrían cuando cerraban el museo.

Anónimo dijo...

Odette Farrell

Van Gogh vendió un solo cuadro en su vida: Viñedo Rojo.
Está más allá de mi comprensión es saber por qué un artista es economicamente exitoso o no...
Para mi Vincent es uno de los pintores que más me llenan. Hace mucho tiemp estuve en Amsterdam 3 días, había planeado visitar el Museo Van Gogh durante mi primer día y tenía ya planeado qué hacer los otros dos días restantes. El caso es que me quedé sin conocer Amsterdam porque fuí al Museo Van Gogh el primero , el segundo y el tercer día! jajaja. Era la primera en llegar y me corrían cuando cerraban el museo.

frikosal dijo...

Odette,
No sabía que hubiera vendido un cuadro.. por lo menos uno, pobre hombre, que desgracia.

Dr. Jorge Garat. dijo...

Y porqué no se puede ser exitoso sino se vende cuadros?
Que tiene que ver el arte con el dinero? Tampoco me parece que la falta de dinero tenga que ver con un problema de comunicación con el medio o algo así.
Para mi el dinero es una complicación y una forma de distorsión de la realidad de cada uno.

el objeto a dijo...

la experiencia de contemplar este Van Gogh tan ensoñado y lúcido aquí, en este blog, es una experiencia alegre y que le suma belleza,

y me gusta mucho esa comparación que haces con alguien que intenta adaptar la mirada a una imagen complaciente del mundo,

a mí Van Gogh me emociona, hoy mirando estas estrellas que parecen venir a buscar al espectador, he entendido algo más de esa emoción. Es cierto que como artista dignificó aún más la noción de subjetividad, puesto que la hizo aún más universal, pertinente, digna y generosa. Siempre me quedaron pendiente de leer esas cartas a Théo. Precioso post, Doctor, gracias!

el objeto a dijo...

también guardo muy buenos recuerdos de ese museo en Amsterdam, los colores y las luces me envolvieron durante semanas

Amig@mi@ dijo...

Uff, has tocado a mi pintor preferido, y me he leído tu post de arriba a abajo sin saltarme una letra aunque estuve a punto de frenar cuando insinuaste que no te gustaba...
He visto varias exposiciones de impresionistas en Londres y no sé como decir que Soy una enamorada de este movimento pero Van gogh me transporta dentro de sus pinturas de una forma que es difícil de explicar. Cada vez que las miro veo detalles nuevos...
Bueno, lo siento, que me emociono.
Un abrazo hoy feliz ;)

Jordi Busqué dijo...

Creo que el cuadro lo vendió su hermano a no se quien.

Le recomiendo que vea la peli "Lust for life".

És un tema muy complicado lo del subjetivismo. Si no conocieramos su obra y señor con pinta de chiflado entrase en un bar tratando de vender sus cuadros a los clientes, quien los compraría?

Tiene algún cuadro más con estrellas. En el segundo que nos muestras se ve la Osa Mayor.
Con el stellarium voy a tratar de recrear el starry night.

Es a posteriori cuando se conoce al personaje que su obra adquiere un valor tan brutal. Es la sinceridad de Van Gogh lo que le da valor, no el cuadro en sí. En mi opinión, claro.

Icíar dijo...

Yo tengo una lámina que compré allí, en Amsterdam, es un cuadro del viento. Lo ves y ves el viento, aunque no está. Precioso. Nada visto, por cierto. Es del estilo del de los cuervos pero más vivo aún aunque los colores son más suaves.

Preguntas que cómo puede pasar eso. pues a lo mejor el proceso es el mismo que cuando ante un cuadro pintado todo de un color por ejemplo es expuesto en el Centro George Pompidou -yo lo he visto y churros por el estilo- es aclamado como obra de arte... y tienes que callarte.

Icíar dijo...

Como no es muy conocido, y lo tengo grabado, os pongo el link por si queréis verlo. Sin críticas. No es una buena foto ¿eh?

http://helprq.bay.livefilestore.com/y1pWDPjEPyggWnkep-sQBLbPVZlh_5fzdjc3nAZosVmc-xyknaos7cZeOEThdVAsAfmU6v9hUu5U7M4PhUORtymglxq7ypVJDgg/VAN%20GOGH-EL%20VIENTO.jpg

Javier Alonso Torre dijo...

hola compañero. Creo que has puesto el dedo en la llaga. El arte como tal, no está destinado a la venta, pero es cierto sin esta no podría sobrevivir, o si.
Ha habido grandes pintores que han vivido en la opulencia, pero siempre haciendo obras fáciles de digerir.
A mi Van Gogh me parece un genio, pero su estilo nada convencional no creo que encajara en los cánones de aquella época.
Al final el arte tambien vive de modas.

nomesploraria dijo...

No estoy seguro que el original del Moma conserve los colores exactos. En la época que VG pintó este cuadro se habían inventado hacía poco los tubos de pintura al óleo y la calidad no era excelente. Las pinturas modernas contienen conservantes y aditivos que los hacen mucho más perdurables a los estragos del tiempo y la luz.
Pero si usted va a ese museo que se va a emocionar cuando lo vea.
Estoy seguro.

treehugger dijo...

Sinceramente, me emocionaron muchísimo mas sus fotografias nocturnas que esta pintura del Sr. Van Gogh.

Seguro que el rey lleva su traje nuevo?

treehugger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
treehugger dijo...

Ejerza la moderación y borre mi estúpido comentario.

Buenas noches.

Anónimo dijo...

Noto cierta obsesión por el color. No se a que se deberá. ;)
Es la maldición de la era digital, todo lo convertimos en ceros y unos.

He estado viviendo 4 días y una noche en su ciudad-dormitorio y he de confirmarle lo que ya sabía: que es tremendamente injusto con ella.
Tiene pendiente redescubrirla.

Jesús A.

igniszz dijo...

Genial entrada.
"bendice pues la especulación criminal que en realidad ha destruido el paisaje que él idealiza" para destacar.

البعوض dijo...

Alguien que ha vendido un solo cuadro, más que un pobre hombre es un hombre pobre. Existen, han existido y existirán hombes pobres cuyos éxitos son y serán incuestionables, no así la difusión mediática de los mismos, disociada del éxito.
Pienso, como el señor Garat, que éxito, dinero y arte son cosas distintas. El éxito sea quizás una percepción individual; la popularidad, una calidad generalizada.
Personalmente, no me parece exitoso para un autor muy popular y famosísimo ver una reproducción de su obra colgada en una pared, con los colores desvirtuados, y compartiendo espacio, por ejemplo, con un torito y una bailarina sobre un receptor de televisión.

frikosal dijo...

El éxito, el dinero y el arte seguramente si que son cosas distintas pero yo hago dos objeciones.

La primera es de tipo práctico: el pobre Vincent tendría que pagar el alquiler de su habitación, comprar los óleos y los lienzos para poder pintar. ¿De donde sacaba el dinero?. ¿No le hubiera gustado comprarse por ejemplo unos buenos zapatos para pasar menos frío?.

La segunda es más teórica. No vender más que un solo cuadro en toda la vida significa no haber encajado en el mundo o no haber entendido los mecanismos que lo mueven. Y eso, para mi, es una tragedia.

La Casa del Naranjo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Le Mosquito dijo...

En cuanto a tu primera objeción:
La pobre e hipotética "señora María" hizo calceta toda su vida, fue pataleada por su marido e hijos y nunca disfrutó del reconocimiento merecido ante su habilidad para cocinar unas alubias con chorizo de la hostia (de la calceta, primorosa, ni amén).
La señora María nunca tuvo una íntima sensación de éxito y deseó que nunca se hubiesen inventado los zapatos. Creo que Vicent sí tuvo esa sensación, y a pesar de que una actividad creativa depara sufrimientos, pero también una serie de satisfaciones que se dejan ver (al menos yo las veo) en sus pinturas.

En cuanto a la segunda objeción: Instala en la calle dos puestos de venta. Uno con tus exclusivas y para muchos de quienes las conocemos, excelentes fotografías, y otro con cromos del barça. Verás como el balance de ventas te ayuda a entender qué mecanismos mueven el mundo. Aunque creo que ya lo sabes.

:)

Perdón: No me di cuenta que publicaba desde una web que estoy haciendo para unos amigos. Lo he borrado y sustituído.

Erna Ehlert dijo...

Muchos pintores impresionistas tenían dificultades para vender sus obras.
Vincent van Gogh más que otros.
Es una pena que artistas como el no se han visto reconocidos en vida.
Las innovaciones a veces tardan en ser aceptadas.
Me gusta muchísimo la obra de Van Gogh y la de muchos otros impresionistas.
Lo del color autentico no se, pero me inclino más por el primero, por lo que he visto.

Saludos

frikosal dijo...

Hoy lo veo todo muy negro y mejor me callo, solamente decirle a Erna que en efecto el color de la primera parece mejor pero quien sabe. Y esa observación de NMP sobre la degradación de los colores desde luego me parece preocupante, a ver si no merecerá la pena ir a ver el original.

Bueno, no me callo. ¿Alguien sabe si había antecedentes de paisajes nocturnos anteriores a estos cuadros?

MartinAngelair dijo...

Seguro que sí,...


...un creador que no 'vendió' su creación nocturna.



Qué manía con identificar a V.G. como el artista que no cobró su arte.


...otros dicen 'no reconocido en vida'.




(...yo también debería callarme...)





Un beso.



y B.N.C.F.

...antidoto esencial dijo...

Vale la pena ir a verlo.
Sin más.
Los colores los recuerdo más parecidos a la primera fotografía que presentas.

Miazuldemar dijo...

¡Vaya! Nunca me había parado a pensar en el lado naturalista de Van Gogh. A veces la vida es injusta, supongo que los cuadros anodinos de "su pintor local" tienen poco que ver con los efusivos e intensos de Van Gogh. Si los compradores también son anodinos pues comprarán los del pintor local, cosa que me temo. Quizá lo mismo ocurrió en la época de Van Gogh. No le supieron entender, o no interesaba lo que transmitía. Sin embargo él transmitía lo que sentía, cosa mucho más plausible que pintar un aburrido cuadro para conformar al personal.

Que conste que no es de mis preferidos, pero le entiendo y en parte me gusta.

Saludos!

JOAKO dijo...

Van Gogh, fue un gigante, una fuerza desatada de creatividad y contradicción, seguramente tuvo sinestesias pintando, y solo así puede preovocarlas en quienes contemplamos sus cuadros.
A mi, al contrario que a muchos, me parece totalmente normal que no vendiese ni un solo cuadro, por varias razones, dejando de un lado las sociales, era un pintor demasiado intenso para su época, no hacía ninguna concesión, ninguna...eso tiene su precio...lo más habitual en el arte de su época era que un pintor llegase al éxito después de una larga carrera de obstaculos y de desaires, y al final era "descubierto" y se redimia y hasta ganaba algún dinero, o mucho según el caso.Pero lo "normal" es que el riesgo no se asuma en un primer momento, y a los radicales ni agua (hoy sigue pasando, pero no lo vemos, porque hoy los árboles nos impiden ver el bosque , por lo de siempre y por la ingente cantidad de árboles que hay). Que no vendiera un cuadro es lo más normal, lo extraño es lo que le pasó a Picasso, el raro es Picasso, el normal es Van Gogh.

odette farrell dijo...

Ví el cuadro de Iciar y lo recuerdo, es muy sutil, a medida que te alejas parece que la hierba se moviera.
Vincent era verdaderamente un genio. En la salas donde se encuentran los impresionistas en la National Gallery debo decir que las obras de Vincent sobresalen entre todas las demás que también son magníficas. No sé por qué, pero esos cuadros parecen que están VIVOS! Tienen una energía de Vida que cualquiera percibe y todavía no entiendo como en su época no fue objeto de culto.
Lo que dice Torre es lamentablemente verdad, el arte tiene sus modas. Ahora hay un concurso que organizó Saatchi que se llama Best of Brit. Sale en la BBC y es patético observar como algunos de sus integrantes no tienen ni un pelo de lo que yo creo debe ser un artista, pero están ahí haciendo estupideces y como en la fábula del sastre del emperador, los aduladores están ahí diciendo bobadas de algo que no existe.

Maria Rosa Vila dijo...

Sr. Frikosal, debería montarse en su máquina del tiempo del post del futuro y trasladarse hasta el siglo XIX para visitar a Van Gogh y comprarle su cuadro Noche Estrellada. Así podría comprobar de primera mano que los colores brillantes del cuadro se corresponden mejor con la primera foto. De paso también podría comprarle el retrato que le hizo al marchante de arte Pere Tanguy y que éste utilizó, incomprensiblemente, para tapar el agujero que había en la pared de su gallinero.
Van Gogh sería muy feliz y usted también. No veo mejor modo de usar su maquinita para alguien que se avanzó con su pintura en el tiempo 8-)