viernes, diciembre 04, 2009

Calipso y las estrellas. Un modesto enigma.


Orión, al otro lado del río, en un una noche de luna.

El barco en el que viajaban Odiseo y sus compañeros sufrió un incendio causado por un rayo, enviado sin duda por Zeus. Murieron todos excepto Odiseo, que se agarró a la quilla y pudo llegar exhausto hasta la isla paradisíaca de Ogigia donde la divina Calipso, de lindas trenzas, le rescató, le alimentó con nectar y ambrosía y le hizo su amante. Y de haberse quedado con Calipso, Odiseo hubiera sido inmortal.

Yo, a pesar de que no soy hombre de mucha fe, siempre he creído en la verdad literal de todo lo que se narra en la Odisea. De modo que cuando subo a un barco, aunque sea para cruzar un río, estoy atento por si un naufragio me lleva hasta Ogigia, donde sin duda Calipso sigue disfrutando de su huerto. Es más, cada mañana, aunque esté en la ciudad-dormitorio sorteando el tráfico infernal, siempre suelo mirar al cielo en busca del temporal que ha de llevarme al paraíso. Un poco tarde, eso si, para disfrutar de la eterna juventud.

Pero, siendo un poco más pragmático, lo lógico es buscar a Calipso más o menos en la zona donde Ogigia puede estar. Cuando Odiseo se marcha de Ogigia pretendiendo llegar a Itaca, Homero nos dice lo siguente: Así que el divino Odiseo desplegó gozoso las velas al viento y sentado gobernaba el timón con habilidad. No caía el sueño sobre sus párpados contemplando las Pléyades y el Bootes, que se pone tarde, y la Osa, que llaman carro por sobrenombre, que gira allí y acecha a Orión y es la única privada de los baños de Océano. Pues le había ordenado Calipso, divina entre las diosas, que navegase teniéndola a la mano izquierda.

Como últimamente se me da mejor hacer preguntas que responderlas, ustedes me perdonarán si dejo propuesto como modesto enigma averiguar donde puede estar Ogigia y en que época del año tuvo lugar el viaje de Odiseo.

19 comentarios:

Belnu dijo...

Yo también creo en la Odisea! Y en los dioses griegos, a pesar o precisamente por sus contradicciones y flaquezas... También a mí se me dan mejor las preguntas que las respuestas, así que esperaré que los demás se pronuncien. O preguntaré: ¿por qué Odiseo renunció a quedarse con Calipso, la de las hermosas trenzas?

frikosal dijo...

Esa es justamente la pregunta, ¿por qué quiso marcharse? ¿como es posible que cuando llegó el mensajero de los dioses se lo encontrase llorando en la playa, en lugar de estar disfrutando del paraíso?

Erna Ehlert dijo...

A lo mejor temía una eternidad demasiado placida.
No sé, quizás le daba miedo sufrir un embache por tantas cosas buenas a largo plazo.
Debía preferir las aventuras.

La fotografía es un regalo precioso para los ojos y el alma.

Saludos

igniszz dijo...

Porque todos queremos lo que no tenemos.

felquera dijo...

No estoy muy puesto en mitología y literatura griego. A pesar de estudiar griego clásico en 3º y COU (además con muy buenas notas), se me ha olvidado prácticamente todo lo que aprendí en su momento. De la foto decirle que me gusta mucho la composición y el cielo, y que me jodió no poder ir en su búsqueda, pero es que me cogió usted en un día malísimo. Otras noches habrá en los que pdoremos hablar de la Odisea o de lo que sea menester. Salut.

frikosal dijo...

Yo nunca supe gran cosa, o mejor dicho, lo supe y lo olvidé después. Pero la Odisea siempre me ha encantado.

Nadie sabe en que dirección navegó Odiseo para llegar a Itaca ?

nomesploraria dijo...

Me gusta seguir la curva imaginaria del carro para encontrar Arturus, la brillante estrella de Bootes –el Boyero, un tipo que según cuentan inventó el arado.

Desde hace 20 años tengo una edición estupenda de la Odisea traducida por el poeta Riba y soy tan tonto que todavía no la he leído (mi hijo lo hizo con 15 años y le entusiasmó)

Jordi Busqué dijo...

Creo que el viaje tuvo lugar en verano. Una afirmación tan imprecisa como la que afirma que el Boyero se ponía tarde.

Bultza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
frikosal dijo...

Bultza,
Como ha eliminado la entrada ? Si era muy interesante su aportación !!

Bultza dijo...

(Me auto corrijo un par de faltas que duelen y un error de concepto ;)

Bueno bueno, esta es interesante

Se trata del hemisferio norte pues habla de la Osa mayor, es más, La osa mayor nunca se mete en el mar por tanto se encuentran a una latitud de por lo menos 48º Norte. La Osa mayor queda en su izquierda por tanto viajan al Este. Jordi tiene razón por tanto se trata de finales de agosto o mediados de septiembre.

El comentario de la constelación de orion me ha desmarcado pues orion no se ve en invierno pero si leemos con atención el texto veremos que no menciona que orión sí se vea, solo que está acechada por la osa mayor, que la busca eternamente bajo las aguas del mar (añado yo) ;)

Solo nos falta la longitud. Basándonos en que los dioses no tenían relacion con tenían relaciones con los dioses Mayas por tanto no conocian USA ni el pacífico por aquél entonces ;), se trata del atlántico norte. Dice que pone las velas al viento y parece tranquilo y relajado (por tanto el viento viene por detrás y no luchando contra el viento) como van en dirección este concuerda con las corrientes de viento de la época en el atlántico norte.

Hay poco donde buscar en el Atlántico norte, todo apunta a que se trata de las Islas Feroe. Ahora bien, dejo al autor de esta entrada que vaya allí, saque unas fotos y encuentre donde exactamente ocurrió el naufragio y en cual de esas islas debemos ir en busca de la inmortal juventud.

Hablando ya de temas menos serios, la foto preciosa como siempre, en este caso usando la luz de la luna, pero lo que más me impresiona son las entradas anteriores y como narices genera usted esas luces articiales que quedan espectacularmente geniales en sus composiciones extraterrestres.

;)

Belnu dijo...

Porque si no, ¿no habría historia? O habría que empezarla con aquel Zu viel, Zu viel! de Tanhauser saturado de placer sensual y ya místico... Pero es lo mismo cuando Ulises (Odiseo) es acogido por Circe, con ese manjar de dioses y todos sus encantos y la isla y él sólo llora en la playa y sólo tiene morriña. Si se quedara con ella, ¿qué aventuras le esperarían? No habría nada que leer, la felicidad no es literaria, ya sabes, Tolstoi dixit: "Todas las familias felices parecen iguales, pero cada familia infeliz lo es a su manera..."

Bultza dijo...

Si perdona al releerlo he metido un par de faltas gordas y ahora veo algun que otro error pero lo dejo ya así para no liar a la gente más con tanto borrar!

frikosal dijo...

Es realmente fantástico este diálogo de muchos interlocutores entre lo literario y lo astronómico !!

Se lo digo a todos de todo corazón, estos momentos de blogueo son impagables.

frikosal dijo...

Tiene razón en lo de Orión, se me había pasado ese detalle por leer demasiado rápido. Entonces ya cuadra con lo que dice Jordi que al principio me desconcertó. Al amigo NMP decirle que me gustará que me enseñe personalmente esa línea imaginaria, las cosas del cielo solamente quedan grabadas en la memoria cuando te las muestra un amigo, lo tengo comprobado. Yo tengo la traducción de Riba pero es dura, si a su hijo le gustó, debe felicitarlo. Ese libro me lo prestó mi amigo M., un poco a regañadientes y me dijo que estaba seguro de que no se lo devolvería. Así ha sido y no tiene remedio: él ha muerto.

Si realmente la isla de Calipso existe y era un lugar conocido por los griegos, no puede estar tan al norte. La Osa a la que se refiere debe ser la menor, que nunca se pone en Grecia. Odiseo navegó hacia el Este, con la Osa a la izquierda.

Algunos dicen que la isla no es otra que la de Peregil, la que casi provocó una guerra en tiempos de Aznar. Tanto él como el rey de Marruecos deben saber que allí está Calipso y por eso esa obsesión con la bandera ?

frikosal dijo...

Bel,
Estupenda aportación. No conozco, con vergüenza lo admito, a Tanhauser. Incluso siendo un personaje real, es muy probable que Ulises quisiera marcharse de la isla, pero yo me apuntaría a pasar allí un par de años.
Y la pobre Calipso, abandonada ? La canción de Suzanne Vega es genial.

Bultza dijo...

Como osa usted poner en duda qué conocen y no conocen los dioses griegos :-D

Si es cierto que se trata de la osa menor y no de la osa mayor entonces la osa menor no parece acechar a orión (como en cambio si ocurre con la osa mayor).

Si yo estoy equivocado entonces es muy difícil encontrar la eterna juventud pues el mediterraneo es todo un jardín de islas que ni en una vida podría llegar a visitar todas :(

Pero me consta que la influencia griega llegó hasta el sur de España y por tanto los exploradores llegaron a conocer el océano Atlántico (es posible que llegasen más allá de la iberia? probablemente no lo sepamos nunca!). Unido a que conocían que la tierra era redonda (eratóstenes), ya conocían qué la latitud (a su modo) en la cual una estrella es permanentemente visible.

Pero que ellos conociesen las Islas Feroe ya sería demasiado lo reconozco, por ello aunque no me convence del todo, reconozco que mi teoría se va desmontando... Aun así tal vez fue una mera invención de la época pues sabían que con certeza habría un mar a esas latitudes todavía inexploradas

Rafa Pérez dijo...

Apenas me queda tiempo para leer sus interesantes entradas en un rato que me he escapado a un internet café en Dar Beïda.
Pero prometo no hacer trampa mirando las respuestas y a mi vuelta averiguar el enigma. Para mi, desde pequeño, me resultan imprescindibles los clásicos a los que siempre acabo regresando de un modo u otro.

nomesploraria dijo...

Muy buenas. Creo recordar que Orión sí se ve en verano. En agosto seguro que sí pero sólo de madrugada. Es lo que tiene mirar al cielo después de una noche de juerga. Hips.
Lo comprobaré en el stelarium.