jueves, septiembre 18, 2008

La rana bermeja, el argumento ontológico y mi profesor de Filosofía

Esta es la rana bermeja, rana temporaria, que fotografié este verano. Solamente vive en una estrecha franja al norte de la península, y después, ya al otro lado de los Pirineos, se extiende hasta el cabo Norte.

Yo no sabía de su existencia y al verla en un meandro del río, tan roja y tan inesperada, me vino una vez más a la cabeza el argumento ontológico de San Anselmo. Me lo enseñó en COU el profesor de Filosofía, ya hace más de 20 años, pero en algún lugar muy profundo de mi mente debió quedarseme grabado por que periódicamente me viene a la memoria.

Para demostrar la existencia de Dios, Anselmo recurrió a algo equiparable a un catálogo de todas las cosas concebibles, como una hoja de Excel infinita donde en cada fila figuraría una cosa y en las columnas sus posibles atributos.

La rana bermeja, por ejemplo, tendría una cruz en la columna tiene la piel húmeda, otra en la de es un renacuajo en su infancia, en es de color rojo y así en muchas más... hasta llegar a la columna más importante: existe. Yo no lo sabía hasta que la vi, pero allí está la cruz, por que indudablemente existe. No tendría cruz en la columna puede volar, ni en es omnipresente, etc.

Ahora bien, pulsando la tecla "ordenar", podríamos establecer una jerarquía de entes, clasificándolos de más perfecto a menos. El primero de todos, la cosa más perfecta que se pueda concebir, Dios, tendría todas las cruces en los infinitos lugares adecuados: es omnipresente, es omnipotente, es bondadoso, es no causado... y así sucesivamente. Pero, puesto que es el más perfecto de todos, forzosamente (según Anselmo) también debería tener la cruz en existe. Luego Dios existe.

En ese punto, siento tener que confesaros que yo levanté la mano:

-¿Y por que las cosas que existen son más perfectas que las que no existen?
-En Filosofía esto siempre se ha considerado así. Pasemos al siguiente tema.

Me pusieron un 4 de Filosofía en la Selectividad. Yo no era un buen estudiante. Pero no guardo mal recuerdo del profesor. Tenía dos trabajos a tiempo parcial, uno de psicólogo en un centro penitenciario (según se decía) y el otro de profesor de Filosofía en los Escolapios. A causa de un defecto físico, los alumnos de los Escolapios le hacíamos la vida imposible. De modo que a medio curso dejó de dar clases para dedicarse a tiempo completo al otro empleo.

Muchos años después me lo encontré por la calle. Obviamente no se acordaba de mi. Aunque mi única maldad fue preguntar para dejarle en mal lugar, quise aliviar este peso en mi conciencia: le dije que habíamos sido unos monstruos y le pedí disculpas. Asintió y agradeció mis palabras con un gesto antes de continuar andando.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Recuerdas tanto el argumento antológico a causa del sentimiento de culpa latente por esa pregunta malvada que me hiciste. Menos mal que con los presos encontré la paz.

El profesor deforme

treehugger dijo...

Què curioso, yo tambien saque notas muy bajas en filosofia. Nos reiamos en clase del pobre profesor, le llamabamos 'momo'. Recientemente lo pare en la calle para felicitarle por los entrañables debates y exposiciones que hizo en clase. Cuando se salia del guión, apartaba los temas reglados y filosofaba con pasión sobre temas de interes conseguia despertar, al menos en mi, pasión por la materia.

Ojalà mis hijas encuentren profesores con pasión, a pesar del desaliento actual que crece en las aulas.

frikosal dijo...

¿Será cierto que nada sucede por casualidad ?

Erna Ehlert dijo...

Precioso animalito en una foto muy bonita.
Lo mejor tu historia!
Cuantas cosas hemos visto de niños que luego madurando hemos interpretado al mayor!
Buena manera de emplear el Excel.
Me encanta tu pagina.

Un saludo

frikosal dijo...

Anónimo,

Obviamente no es usted el profesor de Filosofía, pero podría tener razón.

frikosal dijo...

Erna,
Muchas gracias. Si pudieramos volver a vivir y cambiar algunas cosas..

nomesploraria dijo...

"A causa de un defecto físico, los alumnos de los Escolapios le hacíamos la vida imposible."
Los homínidos somos unos mamíferos encantadores.

La ranita es preciosa, me encantaría conocerla. En mi nuevo barrio no hay pero curiosamente oí el típico ri ri ri de los abejarucos ¿en medio de la ciudad!

frikosal dijo...

En la adolescencia somos especialmente agradables, bien cierto.

nomesploraria dijo...

¿Sólo en la adolescencia? ¿Y ese candidato a la alcaldía de Barcelona al que todos desprecian por su defecto al hablar? ¿Y aquel presidente de club de fútbol -impresentable, sí- pero del que los programas de televisión se reían por ser bajito? Es reconfortante reirse de los defectos y desgracias de los demás. Nos hace sentir mejor, más felices.

gyorch dijo...

Me ha dejado de piedra, yo creía que Ud. había sido un alumno de dieces. Yo sacaba notas terribles. Visto desde ahora creo que tenia un déficit de atención exagerado... Siempre despertaba con el jaleo que se producía cuando todos se ponían a hacer algún ejercicio y yo no sabia ni cual era... No es que durmiese pero mi mente estaba en otra parte.
De las clases de filo me fastidia que solamente se estudie su historia. Algo ideal para crear borregos que sigan lo que piensan otros.

Tampoco yo entiendo pq es mejor algo que existe que algo que no. Este Anselmo parece que creía que poder concebir algo equivale a que exista realmente.

frikosal dijo...

Nmp,
Tiene vd. toda la razón.

Lom dijo...

Lo sabía, fueron los escolapios, es por eso que me son familiares muchos de los temas aquí tan bien expuestos: la duda existencial, la expicación racional (mientras no topa con el dogma, que siempre acaba desmontandola).

la desanchá dijo...

Para ser ateo, se preocupa usted mucho por la existencia de Dios. Estoy por pensar que a usted le gustaría ser creyente. (Oiga, qué cosa tremenda el Apocalipsis, qué sucesos terribles nos esperan, yo creo que prefiero que no que exista un Dios así)

Lom dijo...

Perdón, me olvidaba del sentiminto de culpa (escolapisos TM)

frikosal dijo...

Gyo,

Yo iba tirando, casi nunca fui un buen estudiante. Alguna vez, con algún profesor, si lo fui. Y en algunas asignaturas era un desastre.

"No es que durmiese pero mi mente estaba en otra parte."

Ajá.

Son correctas tu observaciones sobre el "Argumento".

Anselmo estaba empanado (como dentro de una pizza calzone, aclaro) por la doctrina platónico-cristiana, pero lo triste es que se sigue enseñando igual. Yo he hablado con personas educadas que sostienen que el argumento de Anselmo es válido.

Si no la conoces, yo te recomendaría que corrieras a comprar "Historia de la filosofía occidental" de Russell, una de las mentes más claras del siglo XX. Alli todo parece tener sentido. Russell es ignorado por:

-Ser matemático y de espíritu científico, cosa que supongo jorobaba a los profesores de filosofía en todas las universidades del mundo, que se sentían acomplejados.

-Ser ateo y no comunista. Una de las dos, pasaba, pero a la vez: intolerable.

-Decir que la masturbación tampoco era tan grave. Inaudito.

Carl Sagan, por ejemplo, cuando habla de filosofía, habla como Russell.

igniszz dijo...

Hiciste bién los deberes con tu conciencia. No se puede volver atrás pero a veces una disculpa puede ser suficiente.

La crueldad infantil y adolescente es innata por la falta de madurez, no te culpes por ello. Apodar o burlarse del profe es un atrevimiento que refuerza las jerarquias dentro del grupo-clase.

No quisiera equivocarme, pero creo que si se trata de un buen profesor, se le acaba queriendo, y respetando como persona, ya no sólo por ser profesor.

Los buenos profesores también deben de saber todo esto, y son lo suficiente maduros como para darles la importancia que tiene y no más.

Tal vez se fuera por encontrar más gratificante ejercer su profesión que aguantar impertinentes, de manera que lo ayudasteis a ser más feliz, no?

Gise =) dijo...

Que hermosa rana!!!! parece de juguete!!!! COn respecto a lo del argumento ontológico, tu postura no es herrada es la misma que la de Kant...y la verdad después del colegio de monjas o de curas todos terminamos como ateos vio...
Muy beuno tu lavado de conciencia con el profe pobre con lo terribles que erais preferia a los presos antes que a ustedes, jejejeje!!!!!!La casualidad no existe...cuidado con el profeee!!!!
Besototes!!!!

zbelnu dijo...

Pero si tú tenías razón! Y él se había vengado suspendiéndote injustamente. Como si no estuvieras dotado para el pensamiento especulativo... o la abstracción... Lo de la rana bermeja me encanta y al meterla en ese excel, entonces dios habría sido renacuajo en su infancia y sería rojo como ella. Pero qué emoción si me encontrase una un día! Yo sólo he visto ranas verdes... Como los antiguos, la habría interpretado como un signo... de pasión?

zbelnu dijo...

Es verdad que el hombre tenía un defecto físico. Pero era psicólogo de la prisión, no sé...

frikosal dijo...

Lom,
Si, fueron los escolapios.. Aunque apenas quedaban frailes, lograron crear un ambiente que por lo menos para mi fue muy pernicioso.
Lo dices bien, racionales hasta que se topa con el dogma.

frikosal dijo...

Des,

Si que es cierto que me preocupa. No sabría decirte por que.. No se, en cierto sentido si que me gustaría ser creyente, y que me gustara el fútbol, y votar alegre y mil cosas más.

La fe es realmente un don.

frikosal dijo...

Gise,
Si que (según se dice) prefirió a los presos, pero ves a saber..

frikosal dijo...

Bel,
Bueno, me suspendieron en la selectividad, él me aprobaba. No se si realmente trabajaba en el penitenciario, o en un psiquiatrico como también se decía. No era mal hombre. Y yo le pregunté en gran parte para fastidiar.

cacho de pan dijo...

él desmentía esa teoría...
pobre profe.
lamentable.
los homínidos, només says, somos estúpidamente crueles.
adopto a esa rana.

el objeto a dijo...

el gran error del profe fue sin duda haberse hecho psicólogo. Créeme, esa disciplina acaba borrando todo conocimiento auténtico, cualquier capacidad deductiva, despoja de sentido y simplifica tanto que idiotiza. Es la negación del sentido común. La filosofía, que no es tan perniciosa, lo medio salvaba, aunque claro...

me alegra saber que un ser rarito y húmedo como esa rana roja existe,

lo que más me gustó fue tu bonita pregunta de estudiante

Vicent Adsuara i Rollan dijo...

Qué difícil es pedir disculpas y también devolverlas.