Ecos de tiempos pasados

Me pidieron unas fotos para una agenda de naturaleza, se trata de ilustrar el paso del tiempo con una imagen por semana. La idea me gustó y mandé unas cuantas, al final han seleccionado cuatro. Esta es una de ellas, ya ha salido en el blog (disculpas a quienes la habían visto). Es de una tormenta nocturna de verano, con una parte del cielo estrellado y otra con rayos.

Al preparar y reprocesar las fotos para su publicación he recordado momentos pasados, instantes de modesta gloria íntima cuando incluso me atreví a desafiar a los elementos para hacer fotos. Viendo esta (buena o mala, ustedes dirán) me parece imposible que la haya hecho yo. Todo esto es ahora un recuerdo del pasado por que ya estoy metido de nuevo en la ciudad, malviviendo como las ratas y las cucarachas. El otoño es muy malo, créanme.

Noche con tormenta de verano, Nikon F3, Velvia, 2005.

Comentarios

treehugger ha dicho que…
Me sigue impresionando al verla por segunda vez.

Su tècnica para fotos nocturnas me enamora y mas cuando he intentado replicarla notado sus dificultades en mi propia camara.
frikosal ha dicho que…
Se agradece el comentario.

Pero esta es muy antígua con una cámara de los 80. Más que nada es un poco de suerte y paciencia, si subiera las que me salieron mal..

Ahora con la nueva 5Dii ...

:)
la desanchá ha dicho que…
Uf, ese cielo que pasa del malva al verde. Y ese árbol que da un paso atrás espantado por la tormenta.

El otoño es muy malo, sí. Y más cuando cambian la hora.
frikosal ha dicho que…
¡ Eso del cambio de hora lo odio profundamente !
zbelnu ha dicho que…
Es una foto preciosa, me recuerda a los paisajes románticos, o a los viejos mejores melodramas de los cincuenta, donde la naturaleza refleja las pasiones en una falsa quietud, o una quietud cargada de emoción, como la atmósfera que precede a una gran tormenta, o a un cuento de Maeve Brennan donde la lluvia y las casas lloran por esa narradora seca y contenida, pero rota...
...antidoto esencial ha dicho que…
Espectacular. Me maravillan los insondables misterios de la fotografía, como me maravilla la paciencia de los abnegados fotógrafos de naturaleza. :)
Y me uno al desanchamiento... el cambio de hora da paso a la oscuridad del invierno, cuando andar como los topos a horas razonablemente tempranas, da la impresión de vivir el dia del revés.
El otoño es malo, pero no podrá con nosotros. Cuestión de adaptarse al cambio...
frikosal ha dicho que…
Gracias, fue una coincidencia ese cambio de tiempo, yo quería hacer una solamente con estrellas :)

El otoño no creo que pueda con nosotros, lo va a intentar pero no podrá.
Guerrillera ha dicho que…
Impresionante foto!!!

HAs reflejado un trozo de la vida misma... un arbol grande y fuerte con su hijo al lado (arbol pequeño) afrontando las adversidades que le aporta el otoño!!!!

Hay foto de los arboles después de la tormenta?
n0n0 ha dicho que…
Animo con ese otoño friko, que no decaiga, a mi tb me afecta el acorte de los días, pero míralo por el lado bueno, es tiempo de berrea y no tenemos cornamenta (o eso creo ;-).
Gise =) ha dicho que…
la foto es genial eso al menos me parece a mi!!!! tu sigue desafiando elementos que yo sigo disfrutando de tus logros!!!!
Es una noche increible el cielo no podia ser mas dispar...Bellisima de veras!!!!!
Besitos!!!!
Erna Ehlert ha dicho que…
Esta muy bien esta imagen nocturna. Tiene magia.
Ya la vi antes y me alegro de volver a ver la.

Pero no tomes tan mal lo del otoño. Es verdad que a veces da ansiedad cuando los días son tan cortos pero dentro de nada ya es invierno y comenzaran a alargarse otra vez.
Se puede hacer otras cosas cuando el tiempo es malo. Quizás hay que ordenar fotografías y archivarlas de una manera mas practica o hacer otros trabajitos que siempre se dejan por las prisas del verano. Se puede leer algún libro. Estoy con “El juego del Ángel” de Carlos Ruiz Zafón y de momento me gusta.
Luego estoy leyendo a ratos las entradas antiguas de tu blog con los correspondientes comentarios y me encanta.

Un saludo
igniszz ha dicho que…
Una foto brutal, y en película, sin segundas oportunidades. Yo estaría satisfecho por semejante instantánea. Es una de aquellas visiones que quedan grabadas en la mente para siempre. Es el tiempo detenido en un momento mágico.

No creo que sea tan malo el otoño. Todo es cuestión de aprovecharlo. Vete al hemisferio sur y disfrutarás de la primavera.

Mira la parte positiva de los cambios horarios. A mi me permitirá volver a ver salir el sol antes de ir al trabajo, cual borrego cabizbajo. Y en las largas y oscuras tardes podré leer este blog tranquilamente.

Buen viaje.
Joselu ha dicho que…
El otoño -coincido contigo- es terrible salvo sus colores espectaculares en los bosques. La foto es bellísima. No la había visto antes. Tienes que tener una paciencia infinita para poder fotografíar lo que nos muestras. Y es cierto, en otoño estamos metidos, encerrados, con la nueva rutina, en nuestros cubículos. Gracias que nuestros blogs nos alivian de esta claustrofobia vital que nos invade.
Anónimo ha dicho que…
A mi també m'agrada molt aquesta foto cada cop que la veig i a sobre: "Nikon F3, Velvia, 2005"!!!

A mi m'agrada la tardor.

Encara ets per aquí?

A
Lom ha dicho que…
La fotografía permite revivir momentos y muchas eces momentos olvidados, envidio sanamente los recuerdos que esta foto te trae.
Del combio de horario de otoño lo mejor és que hay un fin de semana 1h. más largo y por las mañanas podemos levantarnos 1h. después.
pedro ha dicho que…
Pues yo propongo que se realice un referendum con la siguiente pregunta:
¿Está usted a favor del cambio horario? -Sí -No
leo ha dicho que…
Para mí ha sido la primera vez y la foto me ha dejado impresionada.
Cuánta paciencia detrás de ella.
Un saludo.

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

Andrómeda en el palacio de Siddharta