La luz de la luciernaga (II). La falacia del diseño inteligente

1. Las circunstancias.

Yo estaba cenando en un turismo rural. Justo cuando me trajeron el segundo plato, unos niños entraron gritando que habían visto una luciérnaga encendida. Sin exagerar, hacía años que la estaba esperando. Me levanté de un salto y le dije al posadero, "Ahora vengo, tengo que hacer una foto, luego me como el pollo, si no le importa".

Salí con la bolsa de los trastos, el trípode y una luz frontal. Tal como me habían dicho, allí estaba la luciérnaga, al lado del riachuelo, en una pared de piedra. Tanto tiempo deseando poder fotografiarla... me dio como una especie de vértigo y flojera. Se la enseñé a mis hijos, que tal como está el mundo ves a saber si vuelven a ver una y me dispuse a hacer la foto. Y pensé, "a ver si la cagaré, y tendrá razón el joven Tree-Hu y esto va a ser como el método de la gamba ... no se cuando tendré otra oportunidad".

2. La luz de la luciérnaga y la técnica fotográfica.

Para fotografiar insectos de noche, lo que suelo hacer es prescindir por completo de la luz ambiente, por que no hay, y tirar con flash. Pero esto no vale para la luciérnaga, por que hay que exponer correctamente su luz, que es débil. Y además, darle un flashazo para que el resto del cuerpo se vea bien. Por que si pretendiéramos iluminarla enteramente con su propia luz, los segmentos abdominales saldrían quemados (como sale quemada una bombilla encendida en una foto de interior). Ambas luces deben coexistir todo lo equilibradamente que sea posible.

Como la luz es débil, no hay más remedio que usar un trípode, un cable disparador y el MLU (o sea, el bloqueo de espejo, para evitar que la vibración mueva la cámara). Todo esto yo ya hacía tiempo que lo tenía más o menos pensado, para poder proceder correctamente el día que viera una, pero me surgieron algunas dificultades más.


(Pinchad para ampliar las fotos). Luciérnaga apagada, andando de día. Cuando sea adulta, si es una hembra, se le encenderá una luz en el culo, por debajo, en la zona de color verde claro. Mientras tanto, lo utiliza para apoyarse al andar.

3. La luciérnaga y la falacia del diseño inteligente.

La luciérnaga es un coleóptero, pero su aspecto viene a ser como el de una especie de oruga cuadrada. Si un estilista hubiera diseñado el cuerpo de la hembra de luciérnaga para que luciera sus encantos abdominales a fin de atraer a los machos, lo más lógico hubiera sido que la luz se encendiera por arriba, en la zona del lomo. De este modo, ella podría quedarse quieta en el suelo y enseñar cómodamente su sugerente luz. Pero no, no es así, la luz está absurdamente situada en su vientre. Con lo que la pobre, para poder atraer a los machos, tiene que agarrarse a una superficie vertical y ponerse girada. A no ser que se quedara panza arriba, lo que sería realmente peligroso (e indecoroso).

Este cuerpo luminoso en su parte menos visible es un despropósito. Sería como si un modisto lanzara una colección de zapatos con ornamentos en las suelas, que resultarían casi invisibles a menos que las chicas andaran haciendo la vertical. O como poner colores llamativos en la ropa interior ¿que sentido tendría si no se pudiera ver, como hasta hace poco?.

Lo lógico, si se diseñan las cosas desde cero, es disponer los órnamentos en lugares bien visibles. A no ser que sean adaptaciones no previstas incialmente. Como dijo Stephen Jay Gould en "El pulgar del panda", la verdadera prueba de la evolución se observa en las disposiciones extrañas y las soluciones singulares, que un dios sensato jamás hubiera adoptado, pero que un proceso natural, constreñido por la historia, se ve obligado a seguir. Yo creo que el culo de la luciérnaga es un ejemplo de esto.

4. Algunas dificultades más.

En fin, el caso es que yo no era consciente de esta deficiencia en el diseño de la luciérnaga, que la obliga a adoptar una postura complicada, de contorsionista. Esto es un problema también para nosotros, por que para que salga enfocada toda la zona de interés del bicho, hay que cerrar mucho el diafragma. (Si se encendiera por el lomo, bastaría con colocar la cámara paralela y tirar digamos a F8). Pero tal como se coloca la luciérnaga para alternar, los tiempos de exposición se disparan fácilmente a más de 16 segundos si queremos que se vea bien. Esto tampoco sería mayor dificultad, si no fuera por que la luciérnaga tiene la costumbre de irse moviendo lentamente, con lo que la foto sale movida. El último problema, que no es poco, es que al encender una luz para enfocarla, por poca que sea, ella se ofende y se apaga.

En resumen, que pasé bastante más de una hora tirado en el suelo, diciendo cosas muy feas y tratando de hacer una fotografía decente. Tuve que tirar a ISO200, dejar algunas subexpuestas, otras flasheadas, otras algo desenfocadas, otras mal encuadradas (por que apenas veía al bicho).

Esta es la que más me gusta, después de aclararla y pasarle un filtro anti-ruido. Creo que no está mal.

Mi primera luciérnaga encendida.

Aquí un punto discutible es si la luz ambiente debería ser más ténue. En realidad, al ojo humano, solamente le resulta visible la luz verde y poco más. Pero las fotos hechas asi no quedan bien, en mi opinión.
En otras tomas me acerqué más, pero no están bien. Fijaros que aquí el bicho ha apagado las luces laterales del último segmento. Y no hubo manera de que se volviera a encender.

Cuando llegué, por poco me quedo sin pollo y sin postre.... y sin cama, por que el posadero estaba por cerrar y mi familia por expulsarme. Pero lo que me disgustaba más era el fondo de piedra, que me parecía poco natural. Decidí volver a la carga al día siguiente.


Después de recorrerme todo el pueblo, vi esta en una zona con hierba. Tiene su intríngulis apartar la hierba de delante del bicho sin que se asuste, pero creo que al fin la pude fotografiar tal y como a ella le gusta ponerse para enseñar el culo luminoso.

Para mi amigo M.C., al que le gustaban las luciérnagas y la evolución. Siempre recordaré la que vimos aquella noche de camino. Y tantas otras cosas.

Comentarios

treehugger ha dicho que…
He de confesar que temia que tendria que comerme mis comentarios incredulos con patatas.

Gracias por compartir con todos nosotros sus tecnicas fotograficas.

Algun dia espero poder 'cazar', cual paparazzi, alguna de estas princesas.

-th
Kiti Jordà ha dicho que…
Teniendo en cuenta las dificultades luminicas que comentas, la foto quedo perfecta.
Me hiciste recordar si alguna vez vi alguna, y sí, de pequeña recuerdo en alguna ocasión, ahora, a mi edad, seguro que no, mas no sé si se debe al cambio climático con su correspondiente hecatombe ecológica o sencillamente a que los niños tienen mucho mas cerca el suelo!
Respecto al diseño inteligente y pese a que todo es fruto de errores, yo creo en un diseño de error inteligente, en cualquier fémina humana a menudo él coqueteo es imperceptible, el sexo, la ropa interior, el olor... solo se percibe si ya tienes capturada la presa (o sí el depredador a sido capturado). El macho luciérnaga emite destellos al volar y de esta manera cuando la hembra los divisa y solo así, enseña su lumínico culo que apagara ante otros intrusos, eso me parece diseño inteligente o al menos el ser humano alardea de ello y actúan de manera similar!!!
En resumen, solo tener que encender una bombillita para ligar, aunque tengas que posar de forma extraña para mostrarla, parece sencillo!!!!

Bufff!! Tarde y con depre postvacacional!!! Así salen los comentarios!!
Saludos,
nomesploraria ha dicho que…
seràs... que fort!

después te leo
zbelnu ha dicho que…
Gracias por estas fotos. Las luciérnagas me fascinaban de pequeña, eran puntos mágicos en el jardín de la casa de Roses, y para mí habían desaparecido, nunca más he visto ninguna, creí que ya no existían, como tantas mariposas que antes me visitaban en la terraza...
Martin Gallego ha dicho que…
Perdon, pero se me olvidó comentar que las veo con frecuencia. Si te interesa, privateamos.
nomesploraria ha dicho que…
Kiti, cuando nuestro egregio Dotor F. habla de diseño inteligente, me parece que se refiere a la existencia de un Diseñador.
Es lo que piensan los cracionistas y los que niegan la selección natural.
nomesploraria ha dicho que…
cracionionista? egs, mejor creacionista, no? :)
frikosal ha dicho que…
TreeH,
Ya se que tu incredulidad era fingida, no me engañas.

Kiti, Nmp,
Si, es lo que dice Nomesploraria, lo del diseño inteligente es en realidad un refrito del creacionismo. De todos modos los luciernagos se limitan a volar a oscuras, exponiendose a que se los zampe un murcielago.

Martin,
No nos pasemos en los elogiooos!! Si que me gustaria ver mas a menudo, desde luego. Ya hablaremos.

Nmp,
Croacionista, dicese de una rana que tiene fe.

Zbelnu,
Esta mañana un compañero que nació en Almeria y debe tener 50-largos, me contaba que de niños eran casi como las hormigas aqui, y que llenaban botes. Parece mentira.
JM ha dicho que…
Dr Frikosal, unas pequeñas aclaraciones a su FANTASSSTICO artículo:
1. No sólo las hembras emiten luz, sinó tambien los machos, las larvas e incluso los huevos... se debe a una oxidación de la luciferina en presencia de un enzima llamado luceferasa, reaccion que pueden realizar en cualquier momento de su vida. En tu defensa decir que las hembras son las que la emiten con más intensidad.
2. El hecho de que tenga 3 segmentos encendidos es una característica que permite identificar correctamente a Lampyris noctiluca, una de las diversas especies de la fauna ibérica.
3. Las luciernagas estan restringidas a zonas calcáreas, no porque requieran CaCO3, sino porque lo requieren los caracoles, el principal componente de su dieta.
4. Algunas hembras imitan la secuencia de luces de otras especies, y al llegar los machos los devoran... alimento facil y menos competidores por los recursos alimenticios de sus larvas.
Y no me acuerdo de nada más... sólo decir que aunque veo muchas larvas, casi nunca veo adultos.
Saludossss
pedro ha dicho que…
"cada uno en su casa y Darwin en la de todos" Friko, con estas fotos y lo bien que escribes deberías publicar un libro...
Kiti Jordà ha dicho que…
Np, Frikosal:
Buff..que cosas!
gracias por la aclaración! , me referia a un diseño natural y no divino!,

saludos,
cristina
Martin Gallego ha dicho que…
Decidme loco, pero hace un par de meses ví una volando y brillando a la vez, y sólo puede ser una luciernaga, ¿no?
¿Vuelan las luciernagas?
nomesploraria ha dicho que…
Has de llegir el llibre de Harry Thompson sobre el viatge del Beagle. Es molt bo !!! ja te'l deixaré si vols.
Mad Hatter ha dicho que…
Enhorabuena por las fotos tan buenas y difíciles de tomar.
Efectivamente, el hecho de que la luz la emitan por la parte inferior del abdomen debe provenir de la historia evolutiva de la especie, ya que, al tratarse de un coleóptero, posiblemente la parte superior del abdomen estaría cubierta por los hélitros, como de hecho sucede en los machos voladores de la especie.
pedro ha dicho que…
las luciernagas macho sí que vuelan, tienen la forma de escarabajos con sus élitros y sus alas funcionales
frikosal ha dicho que…
Pedro, Martin,
Si, los machos vuelan y parece ser que emiten luz. Martin dice que vio uno volando y encendido. Me gustaría verlo, debe ser impresionante.

JM,
No acabo de entender lo de la secuencia, hacen señales intermitentes o algo asi?

Son unos animales algo misteriosos, yo no he encontrado demasiada informacion ni fotos.
JM ha dicho que…
En teoría, los machos vuelan con la luz encendida (siempre ultimo segmento), y las hembras al verlos, iluminan su abdomenes para atraerlos.
Al hablar de secuencia me refería a que si una hembra de Lampyris noctiluca, que puede encender hasta 3 segmentos abdominales, detecta la presencia de un macho de una especie cuyas hembras solo encienden un segmento, entonces ellas solo encienden un segmento, atrayendo así al macho de la otra especie... así además de recibir un aporte proteinico extra, al evitar que se reproduzca aumentan las posibilidades de que sus larvas encuentren alimento.
Creo haber visto alguna vez alguna web donde salen las secuencias de segmentos que iluminan cada una de las especies europeas. Miraré de encontrarla.
Saludosss
frikosal ha dicho que…
JM,
A ver si lo encuentras que seria muy interesante. De todos modos, si estando uno en vuelo y el otro en tierra son capaces de contarse los segmentos encendidos, el asunto tiene tela.
Si te fijas, en una de las fotos que he subido, ella apaga el último segmento al ver la luz del frontal que yo use para iluminarla. A lo mejor esto no es casualidad.
Anónimo ha dicho que…
Ohhhhh!!!!...esa es una de tantas fotos que tengo pendientes. Me conformaría con que me saliera la mitad de bien que a ti pero nunca lo reconoceré en público :-)

Jordi D.
Gusanos ha dicho que…
Estimado amigo:
Acabo de entrar en tu blog haciendo una búsqueda sobre luciérnagas. Recientemente hemos publicado en internet una web www.gusanosdeluz.es sobre estos bichitos. Os invito a que la visitéis.
Queremos incluir una galería de fotografías, por lo que me atrevo a pedirte alguna de tus fotos, y, si pudiera ser, con una ficha sobre la fecha, localidad, etc (hay un modelo en la web).

Por favor, contéstanos vía gusanosdeluz@gmail.com: no suelo estar al tanto de los blog.

Muchas gracias:

Ramón

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

Andrómeda en el palacio de Siddharta