Sorpresa, sorpresa ¿de qué flor come esta princesa?

De esta bella oruga, la charaxes jasius,



Nació una rutilante princesa,



Pero ... sorpresa, sorpresa ¿de qué flor come esta princesa?



Pues si, come mierda (fresca mejor que seca), fruta podrida, y sudor humano.



No hay que fiarse de las apariencias. La naturaleza es así. A esta mariposa, que es preciosa, no le importa compartir mantel con una mosca. Lo hace por que necesita sales minerales.

Comentarios

macroinstantes ha dicho que…
No solo eso, yo vi una vez un gran número de Brintesia circe poniendose las botas en el cadaver putrefacto de una cabra muerta. Pero olía demasiado mal para hacer fotos.

Saludos.
Kiti Jordà ha dicho que…
bufff,
encantadora gourmet!


saludos,
cristina
nomesploraria ha dicho que…
y yo buscando entre madroños! claro que no vi ni una!

A veure si me les presentes
Mad Hatter ha dicho que…
Ahhh... Por fin, la preciosa "Bajá de dos colas" de la que habías hablado, sus larvas se alimentan de las hojas del Madroño (Arbutus unedo), toda una joya alada del mediterráneo.
Pollux & Castor ha dicho que…
Lo mejor las fotos, lo más profundo las necesidades vitales, lo más sorprendente: dónde éstas nos llevan...
n0n0 ha dicho que…
Cada cual tiene sus vicios, pero el de este bellezón no me lo esperaba. Buena secuencia y bien hilvanada.
frikosal ha dicho que…
Macroinstantes,
Uf, el olor de la carroña es imposible, desde luego.

Nosotras,
Muuuchas gracias y bienvenidas.

Kiti,
Después se me paró a lamerme la frente jeje

NMP,
Of course.

Mad,
Desde luego, es una joya. Pero no solamente del mediterraneo, la primera vez la vi en Cadiz. Algun dia vendran los turistas de toda europa a ver nuestros insectos, si no se acaba el mundo antes jeje.
LE MOSQUITO ha dicho que…
Alguna casa real europea debería tomar ejemplo, por ejemplo.
zbelnu ha dicho que…
Pero es tan tan bonita...
Martin Gallego ha dicho que…
Dicen que las mariposas no oyen, pero no es cierto. También creen que no hablan, y se equivocan. Tan sólo has de acertar a llamarlas por su nombre, por su nombre secreto, y ellas vendrán sorprendidas y alegres a explicarte sus cosas al oido. En realidad son cosas sin importancia, pequeños chismorreos,y ellas se ponen contentas al explicárselos a alguien nuevo que sabe escuchar.
Luego, al marcharse de repente, sus alas jugetonas te harán cosquillas en la oreja, y no podrás evitar su magia: Una sonrisa te acompañará todo el dia.
Otro dia te explicaré como llegé a saber sus nombres, sus nombres secretos.

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

Andrómeda en el palacio de Siddharta