martes, marzo 23, 2010

Nuestro 2CV

Nuesto 2cv, fotografiado con diapositivas y dominante verde del alumbrado de la ciudad-dormitorio.

En estos momentos estoy frikosaleando desde el taller mecánico, presa de una fuerte angustia. Cualquiera de las operaciones que aquí se hacen de forma rutinaria cuesta mucho más de lo que darían por mi en un mercado de esclavos, de modo que esta espera es casi más tensa que si estuviera a la puerta de un quirófano. Y además se están retrasando.

Estando en un taller mecánico es inevitable que hable de coches. Justo después de la invención del automóvil, ya dejó escrito el eminente Sigmund Freud que en realidad los vehículos a motor no son más que símbolos fálicos, cosa que hasta donde yo se no dijo de los carruajes (¿ Es su movimiento autónomo la clave? Creo que no).

De modo que contar los coches que uno ha tenido viene a ser algo así como la descripción de la propia masculinidad, y ya me disculparán ustedes la grosería de que les hable del coche que más alegrías nos dio: nuestro viejo citroën 2CV. Entonces mi situación económica era precaria, pero quise hacerle un regalo especial a la que entonces era mi novia. Se me metió en la cabeza comprarle un dos caballos, el coche que tenía el papá de Mafalda. Empecé a buscar pero ya hacía diez años que no se fabricaban y estaban pasando de ser un coche barato a ser un artículo de colección. Al fin, por 200.000 pesetas, que serían algo más de 1000 euros, compré un 2cv rojo con la capota blanca y los faros redondos (los de serie eran cuadrados). Era una maravilla y les puedo asegurar que incluso los despiadados agentes municipales lo miraban con simpatía.

Podría contarles mil anécdotas. Nos apuntamos a un club de amigos del 2CV y fuimos a algunas reuniones, que tenían un aire a lo hippy nostálgico que me encantaba. A una de ellas, en la Rioja, fuimos con el acelerador a fondo, más de 500km sin parar con un coche de dos cilindros que pasaba de 20 años. Al final yo terminé usando el 2cv casi siempre. Pero había algunos problemas, costaba encontrar recambios y la carrocería estaba siempre oxidándose. Un amigo informático se hizo experto en este coche, llegó a tener cuatro, y era capaz de desmontarlo hasta el último tornillo, incluso el cambio de marchas. Era una alegría verle a él, a un perpetuo estudiante de periodismo y a un fotoperiodista hablando con nostalgia de los tiempos no vividos en los que la publicidad del 2CV decía cosas como que "no hay que aburguesarse" para vender un coche. Ahora veo con mucha pena que su web ya no existe y temo haber perdido para siempre el contacto con esa gente tan especial.

Pero llegó la hora. Termina de regresar el probador con mi coche y ahora debo exponerme a la inmisericorde factura.

26 comentarios:

RFT dijo...

Hace muchos años, creo que en el diario "El País", se publicó un chiste, no recuerdo ahora si era de Máximo. Un señor, vestido con una gabardina y un sombrero, se abría la cremallera del pantalón, la bragueta.
¿Y sabe usted lo que salía de semejante sitio?
Pues ¡¡¡un coche!!!
Con eso queda todo dicho al lado del señor Freud.
Todavía recuerdo que en el Rallye de los Faraones,cuando todo el mundo fracasaba en la arena, los 2CV y los 4latas se ponían de espalda, metían la marcha atrás y de tal guisa subían una duna.

Joselu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joselu dijo...

Creo que también me hubiera gustado tener un 2CV o una furgoneta Wolsvagen. Tengo un alma hippy que no logro insertar en este tiempo que vivimos. Pero me temo que a ti te pasa lo mismo.

treeHugger dijo...

El Touareg se parece un poco al 2CV, no?

Me pregunto que opinaría el Opositor Enmascarado sobre el tema.

Erna Ehlert dijo...

Que bonito el 2CV.
Mi hijo mayor también tenia uno y se paso horas y horas haciendo de mecánico con el.
Al final lo vendió por lo que dices sobre la dificultad de encontrar piezas.

En mi pueblo en Alemania circulaba uno con una pegatina:
Cuando sea grande os adelantaré a todos.

Mi hermana menor tenia un escarabajo (Volkswagen) viejo rojo y tuve que pintárselo lleno de flores con pinceladas negras tipo Jugendstil.

Saludos

Ramuol dijo...

Yo también tengo un 2cv y espero que dure al menos otros treinta y tantos años, que es la edad que tiene, más que yo, jeje.
Lo de las piezas, pues es cierto, yo he tirado de ebay y de algún desguace, pero cada vez cuesta más encontarlas...
Si no recuerdo mal en Francia (o italia no estoy seguro) hay un club 2CV y creo que pueden ser una buena fuente de información para este tema, aunque imagino que en España también habrá alguno...
Saludos

Juan Navarro dijo...

Hola chicos, pasaros por www.doscaballos.org, el 2cv no está ni mucho menos muerto, y hay venta de respuestos para aburrir, al menos en España hay 3 grandes tiendas, en el norte y en levante.
También debeis saber que en el 2013 se celebra por primera vez en España la concentración internacional de 2cv, y será la vigésima, espero verte por allí haciendo muchas fotos: http://2cvspain2013.com/web/?hl=ESP

liuva dijo...

Algunas cosas interesante sobre el 2CV, más que nada para adornar.

“Cuatro ruedas bajo un paraguas”, esta fue la frase que dijo Pierre Boulanger (director general de Citroën en 1936) para resumir el objetivo del proyecto TPV - Très Petite Voiture.

Aparte del carácter económico, en el 2CV tenía que primar el confort, y uno de los elementos claves para lograrlo sería la suspensión que, según los rectores de Citroën, debía permitir transportar un cesto de huevos dentro del coche por un camino accidentado sin que ninguno se rompiese.

La prensa se burló del auto francés de forma despiadada, hubo un periodista que preguntó a Citroën si con el coche venía incluido el abrelatas.

El mítico y casi eterno Citroën 2CV dejó de fabricarse un 27 de julio de 1990, después de 41 años, seis meses y 21 días. Hasta ese momento, Citroën había vendido 3.872.583 unidades en todo el mundo.

En una encuesta que hizo un canal británico de televisión para saber cual era el mejor coche de James Bond, el preferido fue el Citroen 2 CV usado en la película “Sólo para sus ojos” en donde Roger Moore se libraba de los malos en un 2CV amarillo, creo. El pequeño utilitario francés ganó a coches como el Aston Martin de ‘Goldfinger’, al Tanque T-55 de ‘Goldeneye’ o al Lotus Esprit de ‘La espía que me amó’.

Señor Frikosal, usted alguna vez ha intentado hacer ciertas cosas en su 2CV. Es incómodo ¿verdad?, más aún que el Simca 1000.

Groucho dijo...

YO HE TENIDO DOS DYANES-6 -MUY PARECIDOS AL 2CV. DE UN COLOR MUY DISCRETO AMARILLO MIMOSA, CREO QUE NUNCA DISFRUTARE TANTO CON UN COCHE.
SALUD.

Erna Ehlert dijo...

Frikosal,
veo que no pasó el correos.

Te pongo mi mail:
mitjapla@gmail.com

Saludos

Icíar dijo...

Tiene su gracia el 2CV, por ser tan desgarbado, resulta gracioso.
Es el Golfillo de la Dama y el Vagabundo. ¿Quién sería la Dama en el mundo de los coches? no se me ocurre nada.

igniszz dijo...

Es impresionante que ese coche sólo tenga 2 caballos, y te lleva a los mismos sitios que los superdepredadores de combustible del siglo XXI.

frikosal dijo...

RFT,
Un coche salía de allí, muy adecuado !

frikosal dijo...

Joselu,
Si que somos medio hippys, pero nacimos tarde y al menos yo en el lugar equivocado.

frikosal dijo...

Th,
El Touareg no vale casi para nada por que no se puede rayar la pintura.

frikosal dijo...

Erna,
Todos los que lo han tenido guardan buen recuerdo de este coche, incluso muchos años después.

frikosal dijo...

Lo de las flores... mmm, todavía pintas flores en los coches ?

frikosal dijo...

Ramuol,
Que bueno que todavía lo tengas !
Me encantaría dar una vuelta, tiene algo mágico ese coche.

frikosal dijo...

Juan,
Si que lo haré, con un poco de nostalgia !

frikosal dijo...

Groucho,
El Dyane era muy parecido. La publicidad que ponía "Mas confortable pero sin aburguesarse, eso jamás", era del Dyane. Con ese anuncio ya me dirás quien compraría un coche ahora jeje

frikosal dijo...

Liuva,

El simca 1000, como el seat 850 etc pretendieron ser coches burgueses pero a escala reducida y fracasaron miserablemente. Y el 600 más o menos igual. El 2cv parte de la filosofía de un diseño sencillo y es tan bonito y su suspensión tan fantástica que.. en fin, no hay color.

frikosal dijo...

Ignis,
Son 2cv fiscales, ojo.
Tiene unos 30 caballos de los que se usan normalmente, que es muy poco pero más que suficiente para ir a 120 km/h. Yo sería partidario de limitar la potencia de los coches.

frikosal dijo...

Icíar,
Es precioso el 2cv, es un desgarbado bonito y elegante, del que va a lo práctico. Si lo hicieran otra vez, modernizado, me encantaría comprarlo. El C3 se parece un poquitin.

Groucho dijo...

DE LA PUBLICIDAD ME ACUERDO DE:
"SE TUMBA, PERO NO SE CAE"
ORIGINAL.

Jordi Busqué dijo...

¿Y se lo compró a un jeque árabe? Lo digo por la matrícula.

odette farrell dijo...

Qué coche más simpático!!!

Y para las mujeres, qué significan los coches que han tenido, acaso el tipo de falo que quisieran tener? solo pregunto....