domingo, marzo 07, 2010

Copulando bajo la lámpara

A pesar de que buena parte de los 6000 millones de personas que habitamos el planeta consideran que las moscas son asquerosas, ellas siguen copulando con entusiasmo.

Quiero decir que no hay que desanimarse ni hacer demasiado caso de lo que pueda pensar la gente. Pero eso es fácil decirlo.

19 comentarios:

Jordi Busqué dijo...

Realmente este es un buen momento para acercar la cámara sin su presencia ser notada.

nomesploraria dijo...

¡Ah! cuanta felicidad transmite esta imagen.
A mí no me parecen asquerosas. Molestas a veces, pero no asquerosas.
Al contrario que algunos homínidos.

¡Copulad moscas que son cuatro días!

igniszz dijo...

Me pregunto si las moscas tienen fecundación interna o externa.
También me pregunto si tendrán algún tipo de placentera recompensa por su contribución a la especie moscuna.

Joselu dijo...

La imagen es estupenda precisamente en un momento en que buscaban intimidad. Lo cierto es que las moscas me repugnan. En los veranos vamos a una aldea gallega. En la cocina hay una tira adhesiva en la que se quedan prendidas las moscas a centenares. A veces contemplo fascinado y aterrado la agonía de ellas al ser atrapadas. Dura largo rato, más de una hora, hasta que quedan agotadas y se resignan a morir. En aquella tira se amontonan al cabo de los días muchedumbre de moscas cada una de las cuales ha vivido una estremecedora tortura a la que nadie presta el más mínimo interés. En alguna ocasión, conmovido, libero a alguna de la tira, pero la goma adhesiva ya se ha prendido a sus patitas y a sus alas y ya no pueden emprender el vuelo. Supongo que no son seres complejos y no cabe sentir empatía como la que se siente por los toros torturados en las plazas, pero no deja de ser una corrida en un rito siniestro y mortal. Me paso largos momentos reflexionando sobre la vida y la muerte ante la tira que es renovada cada semana para dar caza y captura de nuevos ejemplares que agonizarán lentamente sin posibilidad de salvación. Yo prefiero matarlas con la pala del matamoscas. Al menos es rápido y soy un as.

Icíar dijo...

Jajajaja, a mí me has hecho reír, de hecho, repetiré la frase con 'con mucha seriedad' en el momento adecuado.

MartinAngelair dijo...

Creo que lo más 'triste' (...muchas gracias,...soís un lujo),...


...que ante tales manifestaciones de entusiasmo, no hay manicura que se resista.




Sea o no, gallega la mosca.







Muchos besos,...muchos.




Buenos días también.

Riforfo Rex dijo...

Eso de que les de igual estar cabeza abajo, arriba o vertical me parece fascinante. El Kamasutra de las moscas debe tener por lo menos mil páginas más que el nuestro.

Amig@mi@ dijo...

¡Y, anda que se cortan...!
Una imagen digna de cualquier manual.
Un abrazo

El futuro bloguero dijo...

Al ver las Moscas retozando, recordaba a Le Mosquito. Y a muchos moscones.

Como dijo Machado, queridas moscas fugaces, me evocais todas las cosas...

Myrtus dijo...

Hacen su labor, como todo ser vivo ;)

Salut, Myrtus

Miazuldemar dijo...

A mí nunca me desagradaron. Es un ser vivo muy entretenido.

Me encanta el reflejo metálico de los ojos en la fotografía. Muy buena.

liuva dijo...

A las moscas les gusta hacerlo con la luz encendida.

liuva dijo...

Según un estudio científico llevado a cabo por la Universidad de Utah (UU.UU.), las moscas hembra prefieren aparearse varias veces en vez de una sola. Esta práctica femenina se llama poliandria y es muy común entre algunos animales, incluso entre algunos humanos.

El motivo de tal poliandria es que según parece algunas moscas macho poseen un gen llamado egoísta que aniquila todos los espermatozoides que no llevan sus cromosomas. Así, las moscas hembra, que no sabe distinguir entre los machos con gen egoísta y los machos sin gen egoísta, lo que hacen es aparearse con varios machos para asegurarse la descendencia (lo de hacerlo con la luz encendida no parece que sirva de mucho). Y de paso se lo pasan (valga la turuntundancia) en grande.

El equipo de científicos liderados por la doctora Nancy Rigan, de la Universidad de Exeter (Guayon Uni), filial de la Universidad de Utah (UU.UU.), en el que también ha participado la Universidad de Okayama, ha llegado a la conclusión, tras marcar a 6.000 moscas subcutaneamente y seguirlas durante un periodo de 10 años, que las moscas hembra lo que tienen es mucho vicio.

El próximo informe versará sobre el gen egoísta.

igniszz dijo...

6000 moscas durante 10 años! Venga hombre, no sea exagerad@ liuva, no serán 10 moscas durante 6000 años?

Javier dijo...

Efectivamente, no tendría nada de extraño tal longevidad en estas moscas estadounidenses, incluidas las cojoneras, si pensamos que el "moscón pitecántropo grácil" vive muchísimo más tiempo y no le da importancia ningún investigador de ninguna universidad, ni siquiera en España.

Un abrazo.

la desanchá dijo...

Se han puesto al calorcito de la bombilla. Como no se decide a llegar la primavera....

Jose Antonio San Millan Cobo dijo...

Es increible lo que se puede hacer con una camara y un poquito de observacion. Enhorabuena por la foto.

Un saludo.

http://bitacoradelvientomontanasdeburgos.blogspot.com/

el objeto a dijo...

estoy con Nmpl, Copulad moscas que son cuatro días!!

a mí las moscas me gustan desde que empecé a leer algunos haikus, me gusta ése que dice algo como "copulad moscas de mi casa que salgo a hacer unos recados"!!

y tú que las conoces mejor, crees que te miraban mientras consumaban??

Guerrillera dijo...

Copular , copular ...
pero mejor en la intimidad!!