martes, marzo 09, 2010

Efímera muerta

Cuando decimos que la vida es efímera yo no se si tenemos presentes a las verdaderas efímeras. Son insectos vegetarianos que pasan uno o dos años viviendo dentro del agua a base de algas. Toda la energía acumulada en una vida de miseria y privación la disipan en una tarde. El día señalado emergen simultáneamente del agua y realizan dos dolorosas metamorfosis casi consecutivas hasta alcanzar su objetivo: convertirse en criaturas aladas con cola doble pero sin boca. A partir de ese momento solo pensarán en la cópula. A las pocas horas realizan la puesta y mueren.

Si yo hubiera sido Dios, creo que por lo menos les hubiera ahorrado una de las dos metamorfosis.

18 comentarios:

Jordi Busqué dijo...

Qué entrada tan buena, Dr!

Supongo que no tienen boca porque no necesitan comer. Quanto sentido tienen estas cosas a la luz de la evolución. El sentido objetivo de la vida es reproducirse.

Icíar dijo...

Bueno, frikosal, no sé, no está nada mal tampoco una vejez así. En vez de morir tras el deterioro, mueren en todo su esplendor, en su máximo esplendor.

Anónimo dijo...

Antes pasará un camello por el ojo de una aguja que un gordo en el Reino de los Cielos

PPZ - Perfecto Príncipe aZul

nomesploraria dijo...

"A partir de ese momento solo pensarán en la cópula"
Conozco a más de uno que tiene ese único pensamiento. Yo por fortuna tengo dos.
Pobre efímera, qué vida perra.

El futuro bloguero dijo...

Qué interesante criatura, pobreta, tanto sufrir penalidades, pensando en la otra vida, llegar a transmutarse, ¡¡dos veces!! para morir entre hambre y deseo...satisfecho.

Casi mejor la vida de la Sacrosanta Sobrasada.

nomesploraria dijo...

me voy a merendar

la desanchá dijo...

¡Y tan efímera...!

Debe ser un esfuerzo energético tremendo lo de las dos metamorfosis y la reproducción, todo seguido.
Y, para colmo, antes de que le dé tiempo a copular a veces se la come una trucha.

Ema dijo...

Malo para el individuo, bueno para la especie.
Cada día me deja más perplejo la evolución.

Icíar dijo...

Ema, eso mismo pensaba yo cuando parí: ¿es esto natural? ¡no sé cómo el ser humano ha podido llegar hasta aquí¡

liuva dijo...

Hay un anuncio de Vodafone que trata sobre el ciclo de la vida de una efímera (“mayfly” en inglés). Dice algo así como que la efímera tiene una esperanza de vida de tan solo un día. ¿Pero se siente miserable por ello? No, ni un pelín. Llena su día con las cosas que ama: vuela alto, surfea y saborea cada momento. Y acaba diciendo “¡Sólo piensa, cómo sería la vida si nos la tomáramos como la efímera!”

http://www.youtube.com/watch?v=VvC_KHU4AqE&feature=player_embedded


Parece ser que lo mejor viene al final, pero está censurado.

igniszz dijo...

Imagínate toda una vida de recogimiento, penitencia y rezo como buen cristiano para ganarse el cielo y resulta que llegas arriba y te dice San Pedro: espabila que tienes 24 horas para ligarte a alguien y echar un polvo!

MartinAngelair dijo...

Preciosa.





B.N.C.M.
Beso.

Joselu dijo...

Bueno, yo lo veo de otra manera: dos años en estado contemplativo para luego entrar en el estado kármico efímeramente, puro tantra, y tánatos. ¡Quién sabe!

JC dijo...

Desde pequeño me han impresionado este tipo de transformaciones brutales con finales tan efímeros: pupas, larvas enterradas durante años, ninfas que surgen del agua y metamorfosean en una noche...

Eso y las grandes migraciones, siempre me parecieron un esfuerzo tremendo.

odette farrell dijo...

Buenísima entrada Frikosal. Qué vida la de la efímera... y me pregunto si nuestra vida en este planeta también será así dado lo que estamos haciendo.

Recién oí un chiste que me hizo reir. Un planeta se lamentaba con otro de estar muy enfermo, el planeta sano le preguntó que era lo que tenía, y el enfermo contestó: "Homo Sapiens"... a lo que el sano le dijo: "no te preopcupes, yo también lo tuve y se quita solo".

Myrtus dijo...

Su día puede representar siglos de los nuestros, la temporalidad es tan relativa ...

Salut, Myrtus

Isabel Núñez dijo...

Oh qué poética cruel y despiadada la vida de estas efímeras! No sabía nada...

Isabel Núñez dijo...

Me ha hecho reír el comentario de Nmp