lunes, marzo 22, 2010

Conjunción de Marte, desde los bosques

Henry David Thoreau fue agrimensor, naturalista, conferenciante, fabricante de lápices y anarquista. Se marchó a vivir a los bosques durante dos años y reflexionó detenidamente sobre el sentido de la vida. Hace unos días yo también me fui a los bosques pero apenas pude estar dos horas, y fotografié a Marte en su máximo acercamiento a Praesepe, el cluster M44.

No se si se verá bien Marte y a su lado el cluster, si les parece, amplíen la foto y prueben a encontrarlos. Así es más o menos como se ve a simple vista, tal vez en la foto hay más estrellas de las que ven nuestros ojos (a los más exigentes con la calidad de imagen, tengan presente que blogspot vuelve a comprimir las fotos, en realidad en la fotografía original las estrellas se ven mucho mejor).

Hace ya algunos meses que quería hacer una fotografía con las estrellas fijas desde dentro de un bosque girando con la Tierra, pero en verano las hojas tapaban completamente el cielo y tuve que esperar a una noche de invierno despejada y sin luna. Cada vez más, primero pienso las fotos y después busco el lugar donde las cosas reales sean tal y como las he imaginado. Pero estas cosas son difíciles y los fotógrafos de verdad (yo no soy más que un simple agrimensor) parecen criaturas incansables que siempre están maquinando cual será su próximo golpe.

No me termina de gustar esta foto, y en gran parte la culpa es de la contaminación luminosa que aunque tal vez no se note, en realidad condiciona toda la imagen. Pero como creo que a Galileo le hubiera alegrado ver las estrellas fijas y la Tierra movida, me he animado a subirla. Sean felices y disculpen mi falta de atención al blog.

18 comentarios:

RAFA PÉREZ dijo...

Conozco a alguien al que no le va a gustar que vaya dejando pistas sueltas...

Joselu dijo...

Pues a mí, nada más verla, me ha gustado. La primera impresión cuenta mucho y esa visión del cielo entre las ramas despobladas de los árboles en medio de la noche me ha hecho que me atraiga. Henry David Thoreau, en su vida en los bosques, leía con insistencia el libro hindú El Baghavad Gita, que consideraba como uno de los textos más profundos y bellos jamás escritos.

Erelea dijo...

El resultado está bastante bien. Si no fuera por la contaminación, el cielo aparecería completamente negro y los árboles no se recortarían a contraluz, con lo que la foto no reflejaría el ambiente del lugar donde se hizo.
Y tienes razón, se ven más estrellas que a simple vista, por ejemplo las del cluster.

Jordi Busqué dijo...

Gran foto mi querido Dr. Al principio he pensado que era las Pleyades. El movimiento de las ramas da un tono onírico a la foto. Muy adecuado a un pasaje concreto que narra ese otro agrimensor del que hoy nos habla.

frikosal dijo...

Rafa,
Ha sido una conjunción !

frikosal dijo...

Joselu,
Me alegro de que te guste la foto. Una vez tuve que pasar unas cuantas horas esperando de noche dentro de un bosque y me llevé algo de Thoreau, pero lo dejé y me puse a observar como se formaban las primeras gotas de rocío.

frikosal dijo...

Erela,
Algunas personas si que pueden ver M44 perfectamente, aunque yo no tengo muy buena vista.

frikosal dijo...

Jordi,
Agrimensuro, luego existo.

frikosal dijo...

Por cierto que costó encontrar la polar desde dentro del bosque.

JC dijo...

Querido Dr.

No dé Vd. tantas pistas, que en algún lugar hay una prueba en marcha...

La foto sin ampliar no me decía demasiado, pero ampliada es otra cosa. Me gusta mucho la idea del bosque revolucionando en torno a la polar.

Yo alguna vez fui al bosque de noche a hacer fotos. Es increible lo potente que es la sugestión, al cabo de un rato no hacia más que oir ruidos.

shanfoto dijo...

No ceje en su empeño, frikosal, que la idea es genial

Belnu dijo...

A mí sí me gusta!
Y entiendo tu falta de atención al blog... lo que cuesta encontrar tiempo

treehugger dijo...

Esta usted de un creativo muy interesante. Felicidades. A mi si me gusta la foto.

Anónimo dijo...

Todavía no te he leído pero la foto constata lo que pienso hace tiempo viendo otras tuyas de este mismo palo, jaja, que se te empieza a ir la pinza.



Y supongo que eso es bueno.
Un abrazo,

Jesús-A

igniszz dijo...

Hiciste las fotos desde una cabaña? O desde el coche comiendo una tortilla de atún con sardinas en escabeche?
Las sobras de las ramas de los árboles siempre han sido muy dramáticas en las fotos.

Aureliano Buendia dijo...

Buenas noches Doctor Frikosal. Recolector de luces, trampero de estrellas. Agradezco su generosidad.
Mis respetos.

la desanchá dijo...

A mí también me gusta. Y el cielo fijo y la tierra en movimiento le da un efecto de "el viento ululaba entre las copas desnudas de los árboles"

Erna Ehlert dijo...

Es curioso ver las líneas de movimiento de los árboles y las estrellas estáticas a comparación.
Mirando la foto en aumento me acuerda a los macros de plantas en esta epoca del año - llenas de polen.
Lo bueno del asunto es la creatividad buscando efectos y lo has conseguido.

Saludos