Un reportaje a la joven ameles

(Pinchad para ampliar las fotos).

Las ameles, que ya han salido en otras ocasiones en este cuadernillo, son parecidas a las mantis pero algo más pequeñas, de aspecto más redondeado, como si fueran bebés mantis. Pero igualmente fieras en la caza y en el amor.

El otro día pudimos ver en el monte a una ameles muy joven, diminuta. De tan pequeña apenas era visible, y se desplazaba a saltos desproporcionadamente grandes, como si fuera una pulga verde.

Para dar una idea de su tamaño quise fotografiarla sobre un objeto conocido, por ejemplo una mano. Pero ella tenía otros planes y saltando, saltando, fue a parar sobre esta brizna de hierba, donde en realidad quedaba mejor.

Al cabo de un rato, ya repuesta del susto, miró a cámara y acto seguido procedió a asearse una pata por el procedimiento de chupársela con la boca, que es el habitual entre los insectos.

Pienso yo que de haber estado estresada a causa de nuestra presencia, hubiera dejado la higiene para más adelante. Cosa notable, por que el extremo de la cámara estaba a muy pocos centímetros del animal.

Son estas cosas pequeñas, sin ninguna importancia, las que más me gusta recordar.

Comentarios

Violeta ha dicho que…
Molt bé, Friko. Un excel.lent primer pla. Molt coqueta ella, rentant-se i empolainant-se.

Petons.
frikosal ha dicho que…
Moltes gràcies!
Es una mica ordinari això de posar-se els dits a la boca, pero mira..
odette farrell ha dicho que…
Me encantan las mantis.... recuerdo una ocasión cuando trabajaba en marketing que en la planta de una oficina apareció una, la secretaria gritaba histérica y decía que matásemos a ese bicho inmundo... yo amante de los bichos y más de esos insectos tan religiosos me la llevé a mi oficina y la veía todos los días cuando regaba mis plantas (no puedo estar yo sin plantas, pinto con plantas alrededor, sin ellas no encuentro inspiración :)))) ) como ella tomaba una bola de agua con sus patitas y la veía...un día desapareció...supongo que encontró a alguién muy atractivo en el jardín. Frente a mi oficina había un hermoso jardín....oh me encantan las mantis, grandes y pequeñas....
frikosal ha dicho que…
Interesante historia.. la mantis necesitaba comer otros insectos en la oficina, supongo que algo encontraría. Si llegó a hacerse adulta, y era macho, es posible que saliera volando al olor de alguna hembra en el jardín.

Para muchas personas los insectos son la peste misma, algo innombrable de tan asqueroso. Esto es un tabú, vivir de espalda completamente a la naturaleza. Si bien es cierto que algunos pocos pueden ser nocivos, pero ese temor tan irracional, sería como escaparse enloquecidamente de un gato por que existen los tigres.
elfriki ha dicho que…
Las dos imagenes son preciosas y con una ejecución impecable. Es curioso lo limpios que son estos insectos. Nosotros no hemos evolucionado tanto como ellos en ese aspecto. Como en otros tantos.
frikosal ha dicho que…
Desde luego, mucho más limpios que yo..

Había poca luz, el bicho se estaba moviendo y tiré a pulso.
igniszz ha dicho que…
Verde sobre verde. Qué bonitos tonos y qué preciosa instantánea
frikosal ha dicho que…
Gracias Ignis, ¿has estado fuera?
zbelnu ha dicho que…
Me encanta esa ameles fiera en el amor...
el objeto a ha dicho que…
entro y salgo estos días sin demasiado tiempo para lectura erótico-científica, pero me apetece mucho profundizar en la sexualidad de estos bichos a través del link!

muy buena la historia de la amantis de la planta de la oficina de odette,

la cabecita de la ameles me recuerda a una princesa de algún reino de la guerra de las galaxias,

y poético ese momento toilette
frikosal ha dicho que…
Z,A,

Son fieras.. leed y vereis, suelen zamparse a sus amantes. Aunque un experto en el tema, (especialista solamente en mantis!) me dijo que tal vez ese comportamiento es poco frecuente en libertad. Hay unas danzas, unos ritos, para que la hembra pueda entender que el macho no es una presa. Con el stress de la presencia humana a veces se equivocan. Es un tema fascinante. En cualquier caso, la hembra trata de comerse al macho, y el macho trata de escapar.

Esa higiene.. he reflexionado y creo que es por que la tuve en mi mano, le molestaba mi olor de persona.
Gise =) ha dicho que…
Buahhhh pillas unos primeros planos que si no te conociera creería que eres diminuto... o que te disfrazas de algo para que no huyan de la camara!!!!!!
Eres genial!!!!!Además salen guapisimos!!!!!!!!
Valen ha dicho que…
Estupendas las fotos, y muy simpático el espécimen. Me gusta la sensibilidad manifiesta en tus comentarios.
Soy aficionado a la botánica y al la entomología, pues pienso que ambos mundos están relacionados
Valen ha dicho que…
Me gustan las fotos. Soy aficionado a la botánica y entomología por la estrecha relación que guardan en el conjunto natural.
Observo gran sesnsibilidad por tu parte.
Gracias por difundir tu optimismo hacia los demás.

Entradas populares de este blog

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta