Las bestias húmedas y los libros

Algo deben tener los anfibios que causan una sensación desagradable en muchas personas. Lovecraft, en sus mitos de Cthulhu, se refiere a unas criaturas anfibias diabólicas. Sánchez-Piñol, en La piel fría, utiliza este temor ancestral para aterrorizarnos con la peripecia de un hombre asediado por unos anfibios antropomórficos.

¿Cual es la razón de esta repugnancia que inspiran los anfibios? Yo creo que se asocia (de modo injusto e insconsciente) su piel húmeda y fría con la putrefacción. Dice Bioy en su maravillosa La invención de Morel,

Desde que no la cambio, el agua está impenetrable (al menos para una persona normal): verde, opaca, espumosa, con grandes matas de hojas que han crecido monstruosamente, con pájaros muertos y, sin duda, con víboras y sapos vivos.

Pero, sin ánimo de criticar a Bioy, debo decir que las peligrosas vívoras raramente frecuentan ambientes acuáticos. Tal vez él se refería a las inofensivas culebras de agua. Lo mismo vale para los sapos, que en su fase adulta abandonan el agua. Tan solo las ranas siguen viviendo toda la vida vinculadas al agua. Y es para mi un gran placer bañarme en esas aguas pobladas de algas, ranas y culebras. Estoy empezando a sospechar que, si no están contaminadas, son incluso más saludables que las piscinas cloradas y asépticas.

Es comprensible que, hasta hace relativamente poco tiempo, los hombres tuvieran una actitud de temor ante la naturaleza, que debía ser vencida y sometida antes que comprendida. Ahora, creo yo, es al revés: ya la derrotamos en todos los frentes y debemos protegerla. Las ranas, los sapos, las salamandras, los cuervos.. necesitan de nuestra mirada amable.

Comentarios

el Homúnculo atareado ha dicho que…
Adoro a los sapos y a las ranas. Me cabrea el miedo atávico que me producen las serpientes. Lo superaré.

¿Hablas esperanto?
frikosal ha dicho que…
Yo también estoy en ese trance, superar el miedo a las serpientes. Me puedo bañar con las culebras de agua pero no me atrevo a agarrarlas por el cuello, aunque las he tocado.

Esperanto, ni en la intimidad.
odette farrell ha dicho que…
Pues a mi me encantan sapos, ranas y serpientes... aunque juro solemnemente ya no agarrar otra serpiente de agua :)
frikosal ha dicho que…
Respecto a las serpientes marinas, informate, tal vez no son peligrosas como nosotros creíamos y estamos haciendo correr una calumnia. He pensado varias veces en esa anécdota que contaste, probablemente si que estaba desovando, debe repetirse cada año por las mismas fechas. No sería bonito volverlas a ver la próxima temporada?
treehugger ha dicho que…
Croak, croak, que bellas fotos.
el roble melojo ha dicho que…
Bueno las culebras suelen ser inofensivas (exc. víboras). Hace unos días mi compañero y yo liberamos una culebra bastarda, la más grande que hay en la Península; se había metido en una red para proteger fresas. Yo la agarré por atrás y me dio un poco de cosa cuando se me enroscó en el brazo; pero lo cierto es que una vez libre de la red y yo todavía agarrándola, en vez de revolverse lo único que hizo fue intentar huir, lo que consiguió en cuanto la solté. Yo solo las veo un mal y es que cuando las coges suelen dejarte bastante mal olor en las manos. Perdonad por la extensión.
Tanhäuser ha dicho que…
Reconozco que soy un cagueta y que le tengo pánico, no ya a las serpientes, sino a cualquier bicho que se mueva.
frikosal ha dicho que…
Th,
Se agracede ese croar.

Roble,
Como me hubiera gustado estar ahi!
Según tengo entendido la bastarda si que es algo venenosa, solo que tiene los dientes muy adentro en la boca y normalmente no es un peligro, solamente puede morder a un animal que ya está siendo devorado.

Tanhäuser,
Confesión por confesión, a mi me dan miedo otras cosas, por ejemplo las pelotas de fútbol que se desplazan a gran velocidad, temo que me den en la cara. T
Arcángel Mirón ha dicho que…
A mí me gustan los sapos.
elfriki ha dicho que…
¿Cómo te dejó que te acercaras? ¿Eres un mago o algo así? La nitidez de ambas es bestial, pero el color y el punto de vista de la primera para mí se salen.
odette farrell ha dicho que…
Arcangel,

A mi también me encantan.... hasta confieso que besé a aquel sapito que publiqué en mi blog.... y es falso que se conviertan en príncipes! a menos que yo me haya convertido en sapo y aún no me haya dado cuenta :)
frikosal ha dicho que…
ElF,
Tiene su explicación, como toda la magia. Pero prefiero no desvelar el truco (totalmente inocuo para la rana, claro está).
frikosal ha dicho que…
Añado: Estas cosas se comentan, entre los magos, privadamente.
:)
frikosal ha dicho que…
Que bueno! Llegaste a besarlo!
Para eso son mejores las ranas, los sapos son un poco tóxicos, alucinógenos. Por eso las brujas creían que se habían convertido en príncipes.
Voy a subir algunos anfibios más...
Jose Guilis ha dicho que…
Los batracios no me dan miedo, solo me imspiran curiosidad. En general, ningun bicho me da miedo, estoy convencido de que solo quieren evitarme y seguir con su vida. Si que tengo una aversion instintiva a las culebras y, de tanto bañarme en piscinas, ya no me siento tan a gusto en otras charcas llenas de bichos. En esto, como en casi todo, hay dos tendencias opuestas: Una es integrarse en el entorno y hacerse a el, otra construirse un entorno confortable a medida y aislado de todo. Los occidentales, en general, preferimos esto ultimo.
gyorch ha dicho que…
Esta manana en un mercado he visto como despellejaban sapos vivos. Primero se hace un corte en el lomo y luego se meten los dedos por el corte y se da la vuelta a la piel como quien quita una camiseta. El sapo va a parar dentro de un cesto junto con otros sapos despellejados. Todos siguen vivos retorciendose de dolor. Esta claro que ellos tienen mas motivo de temor que nosotros. Disculpad los detalles escabrosos pero la escena me ha impresionado mucho.
zbelnu ha dicho que…
Pero a mí, los sapos y las ranas siempre me encantaron, qué placer ¡verlos nadar! O esas noches de apareamiento en que las ranas cantan todas a la vez... O encontrar esos sapos que se refugian en el asfalto caliente por la noche, cerca de Serrat! Claro que tengo miedo -terrible- a las serpientes... Pero algunos reptiles, no sé si es la piel o la mirada, dan una sensación de peso de la historia, de mirarnos desde una era de dinosaurios... me pasa con las tortugas y con algunos otros... Y esa visita de tiempos antediluvianos me fascina. Recuerdo que de adolescentes, estaba fregando los platos cuando vi que una de las dos tortuguitas acuáticas se había erguido mucho sobre la colina artificial de su pequeño acuario y estiraba el cuello para mirarme. Me quedé mirándola yo también. Aún ahora no sé explicarme el misterio de aquel encuentro... Por cierto que el loro se dio cuenta y atacó al cabo de unos días a una de las tortuguitas. Abrí la puerta de la cocina y asustado, abrió el pico y la soltó. Por suerte ella cayó al agua...
frikosal ha dicho que…
José,
Si, pero a mi el olor a cloro de la piscina se me hace insoportable. Yo se que es mucho más higiénica, que es necesario.. pero me desagrada.
No se si solamente los occidentales. Ayer leía un cuento chino antiguo, sale un hombre tan contento después de talar nosecuantos árboles milenarios. Ahora debemos cambiar y ver a la naturaleza como algo que debe ser protegido, creo yo.
frikosal ha dicho que…
Gyo,
Realmente tus aportaciones al blog desde lugares remotos son notabilísimas !!
Se entiende que la piel se tira y que lo comestible es el bicho, pobres animales (pero y el atún de lata que he comido hace un rato?)
frikosal ha dicho que…
Bel,
No es frecuente tu punto de vista, el otro día releyendo tu libro (por que era una entrada que ya vi en el blog) me volvió a sorprender esa descripción de los cuervos, y la mosca.
Algo de miedo me dan a mi también las serpientes, pero estoy tratando de superarlo..
Tengo entendido que los loros son celosos, ¿es así?
el objeto a ha dicho que…
nunca había visto una piel de sapo tan bonita, a mi que vengo del mundo de la moda, me ha hecho pensar en los mejores modistos!
y ese gesto de las dos patitas,

totalmente de acuerdo en ese cambio de relación con una naturaleza que antes era amenazante y ahora nos exige ante todo la responsabilidad y la sensibilidad de protegerla... un nuevo sentido de lo "sagrado"??
frikosal ha dicho que…
Si. "Un nuevo sentido de lo sagrado" me parece una frase muy adecuada, es eso exactamente.

Tu crees que con esa piel podría desfilar? :)

Es una rana, tal vez debí aclararlo, la rana común (pero cada vez menos común). Llamar común a un animal casi parece hacerle un feo, yo las encuentro extraordinarias.. otra menos común es la hyla que he subido hoy.
Gise =) ha dicho que…
La verdad a mi no me dan asco pero debo reconocer que no soy muy de andar en las charcas y lagunas buscando animalitos o insectos...
Por ejemplo a mi laas serpientes no me dan miedo, tenia una amiga que tenia una y cuando la veia la tocaba bueno lo que se dejaba...
Besitos!!!
igniszz ha dicho que…
Te olvidas de las cariñosas hienas, qué cucas!
el objeto a ha dicho que…
pues claro que se podría desfilar, mira cómo luce en la sesión de fotos!

por cierto, esa sombra que se ve en el ojo de la rana, ¿eres tú??

la hyla esa es preciosa, y me encanta la foto toda plácida con la mitad del cuerpo en el agua, que tú titulas, "en medio de la persecución!"

Entradas populares de este blog

La libélula negra

Sobre la reproducción de las libélulas

Andrómeda en el palacio de Siddharta