La rana arborícora y los símbolos fálicos

Un día entre semana, a principios de la pasada primavera, tuve ocasión de disponer de dos horas al mediodía para poder hacer fotos. Viendo que el día estaba nublado, me pareció una buena ocasión para buscar a la extraordinaria hyla meridionalis, la célebre rana arborícora. Como todos los anfibios, sale mucho más favorecida con luz suave, sin reflejos.

Es la rana más pequeña de Europa y tal vez la más bonita, con su elegante piel lisa y su máscara negra en los ojos. Está especialmente adaptada para trepar por la vegetación y es allí, entre las ramas o cañas donde se la puede encontrar durante el día, no muy lejos de una charca, perfectamente camuflada y por tanto invisible. Tanto, que llevo años tratando de fotografiarla.

Ejemplar adulto. Esta es su posición preferida, la de camuflaje.

Cámara en mano fui examinando la vegetación junto a la charca hasta dar con un ejemplar. Son realmente maravillosas, como una aparición verde, incluso entre el frescor de la menta y las cañas húmedas. Pero no pude hacer la foto, por que al acercarme toqué el tallo sin querer y la hyla saltó al agua, desapareciendo para siempre. "La próxima no se me escapa", pensé. A pesar de que el día era algo frío, movido por la pasión herpetológica, me quité los pantalones, me puse el bañador y las sandalias, dispuesto a perseguir al próximo ejemplar hasta el interior de la charca o hasta donde fuera.

Un rato después encontré una segunda hylas, y en este caso si que pude fotografiarla, en su posición natural de reposo. Pero los fotógrafos somos insaciables. Si al llegar a la charca ya me hubiera conformado con verla, cuando la vi quise la foto, y cuando tuve la primera toma, quise otra con menos plantas, para que el animal destacara mejor. Pero ella no estaba dispuesta, y saltó a otra caña y después al agua. De modo que me interné en la charca, con limo y agua helada hasta las rodillas. Y allí estuve un buen rato detrás del animal, que no me puso las cosas nada fáciles.

Durante la persecución, dentro del agua.

A mi ya me pareció oír voces, pero absorto como estaba persiguiendo a mi rana, no presté demasiada atención. Cuando salí de la vegetación, de la forma más inesperada se había materializado un señor de mediana edad junto a la charca. Parecía, por ejemplo, un respetable profesor de zoología y estaba acompañado de tres jóvenes estudiantes, dos chicas y un chico. Los cuatro quedaron estupefactos. Estaban vestidos con chaqueta impermeable y botas, lo más adecuado para visitar una charca ese día desapacible. No debieron verme hasta que no salí de la vegetación.

Hubo un silencio embarazoso y al final el hombre dijo:

-Vas bien equipado.
-Si, son unas sandalias estupendas

Sinceramente, no pensé que pudiera referirse al bañador negro, que es de los que se usan para nadar, de lo más normal, ni a la camiseta verde, ni a nada más.

-No, me refiero a la cámara. Parece un buen aparato, ¿qué objetivo es ese? ¿cuanto te habrá costado?

No recuerdo lo que contesté.

Siempre la cámara, yo ya me había olvidado de ella, casi no me doy ni cuenta de que la llevo. Es molesta esa obsesión con la cámara, que (a mi pesar) debe ser un potente símbolo fálico. Si, es cierto, vale dinero, pero yo la necesito, concretamente la uso para hacer fotos. Si alguien ve a un pintor en el monte, ¿se le ocurre preguntarle por los pinceles o el caballete? ¿paso yo menos tiempo haciendo fotos que un pintor aficionado pintando?. Esta obsesión por el equipo y su valor es un poco molesta. Da la impresión de que las cámaras, ellas solas, hacen las fotos y que los fotógrafos son meros sujetos pasivos, personas adineradas que se distraen paseando sus aparatos por el monte.

Sería todo más fácil si las cámaras pudieran ser más pequeñas y discretas, pero los imprescindibles objetivos para macro, y no digamos los teleobjetivos, son grandes y pesados. Es una lástima, eso nos sitúa en el punto de mira. A mi lo que más me gustaría es que fueran gratis. En primer lugar, para ahorrarme mucho dinero y también para que todo el mundo tuviera en su casa la mejor máquina profesional, muy complicada, incómoda y con un tedioso manual de instrucciones. Esos señores que ahora me preguntan por el precio ¿la usarían? ¿entrarían en el agua helada persiguiendo ranas? ¿estarían horas y horas metidos en un zulo para fotografiar un pájaro?.

Finalmente, una posición favorecedora, con el fondo despejado y sin obstáculos visuales, pero poco natural.

Comentarios

Raquel ha dicho que…
Pues la verdad es que valió la pena la persecución, son unas fotos magníficas. Y el ejemplar es precioso. Tienes toda la razón, una buena cámara ayuda, pero hay que tener "ojo fotográfico" y saber usarla, y además paciencia, como en este caso. Yo me he pasado no sé cuánto tiempo intentando fotografiar un abejorro al vuelo, con una pequeña cámara compacta, nada del otro jueves, y al final el resultado no fue malo.
Un saludo.
frikosal ha dicho que…
Gracias!
¿Donde está esa foto de tu abejorro?
Violeta ha dicho que…
Friko, tens tota la raó. Tan xules que eren les teves xancles i va l´home i es fixa en la càmara...

M´encanta la granota. Ja t´imagino a tu dins l´aigua, encaparrat amb la càmara i la granota, i de sobte els quatre personatges observant-te.
Jajajaja..., ets únic.

Petons.
frikosal ha dicho que…
Son xules però sobretot, son bones. Mira aquí en tinc unes fotos. Però les esborraré, em fa vergonya..

Van ser un descubriment, no cauen i s'agafen bastant be al terra relliscós dels rius. Ara ja son velles i vaig anar a comprar-ne unes de recanvi, però ja no en tenen. Una pena.

Gracies.
Violeta ha dicho que…
Jajajaja...!!! Manel, xules, bones i provocatives. On les vas comprar? El millor de tot el fantàstic bronzejat. No les esborris, no tenen desperdici.

Jajajaja....!!!!
frikosal ha dicho que…
Vaig pujar les fotos en un moment d'eufòria, no recordo si etílica.. Ara crec que no ho faria.
Son del famós supermercat de roba esportiva.
Gise =) ha dicho que…
Gracias por tu paciencia, sin ella no habria ni camara ni animal que pudiera mostrarnos tan bellas fotos!!!! te han quedado todas ellas presiosas y ni que decir de la bella rana enmascarada...
Lo del señor es como tu dices si fuerna regaladas no sabrian como usarlas n como sacarles partido...
El sabado me compré una Nikon de 8 megapixeles y quise sacar fotos de noche en una piscina en Alicante y quería que se viera la luna y las luces que rodeaban la piscina, pero lo unico qu eocnsegui es que se vieran un monton de manchitas como de gota apesar que no llovía.... lo dicho el que sabe sabe y el que no es jefe. Aunque tenga una camara de millones de euros...
Besitos y espero que no te haya costado un resfrio la foto!!!!
treehugger ha dicho que…
Magnificas fotos. A mi me encanta la de la rana en el agua, con la patita delantera metida en el lodo.

En cuanto a la cámara, he de confesar que yo tambien soy uno de esos molestos obsesos por las camaras. Cuando veo a un fotógrafo mis ojos van directo a buscar qué cámara lleva. Con qué objetivos. Aunque se que no es lo mas importante me encanta imaginar que dispongo de un superequipazo. Me encanta soñar.
frikosal ha dicho que…
Gise,
Eso es cosa de usar un trípode, seguro que en dos días te saldrán estupendamente.
No, salí sin resfriarme. A mi lo que me pone enfermo es el aire acondicionado.
frikosal ha dicho que…
Th,

¡Pero Vd. dispone de un superequipazo!

No haga hablar de distancias focales..
gyorch ha dicho que…
Cuanta razon tienes... yo tb hago fotos de personas y lo que cuesta pasar desapercibido y eso que solo tengo una camara y un objetivo! Me gustaria poder hacerme invisible.

He quedado flipado con tu relato sobre el quebrantahuesos, te felicito tb por la pedazo de foto en la que se ve al pajaro a la misma altura que tu.

Hoy en dia encuentro monton de aficionados con unos equipos de 10.000 euros y mas, son sobretodo de paises anglosajones. No tengo nada en contra, cada uno se gasta el dinero como le da la gana pero siempre pienso en la cantidad de gente apasionada por la fotografia que le sacaria tanto provecho...
Anónimo ha dicho que…
SI NO ES AZUL no cuenta, ¡bah!
En serio. Molt bones. Son les meves favorites.

A.
frikosal ha dicho que…
Gyo,
Te agradezco lo que me dices del quebra, durante un tiempo tuve la fantasía de publicar el relato, el texto. Hay otras fotos mucho mejores, por nitidez, posición del bicho, etc.
Yo no me quejo de los trastos que tengo, pero efectivamente se ve gente, aficionados, con unos teles impresionantes y después te das cuenta de que en realidad no han profundizado ni en el lenguaje ni en la técnica. Estoy pensando por ejemplo en una persona que participa mucho en un foro, creo que es americana, se ha comprado una óptica alucinante, enorme, y me temo que no sabe ni el abc.
Esto no quiere decir que no hagan falta cámaras para hacer cierto tipo de fotos..
frikosal ha dicho que…
La azul es una anomalía, como copito, como barbazul, como el buen agrimensor...
Carmen ha dicho que…
La primera foto es la que más me gusta... pero me alegro que entrases en el agua, a la que tienes gran afición por lo que veo ;D
Y me gusta porque ella destaca entre el verde, su piel tiene en el ambiente que la rodea el mejor fondo que se hubiese podido buscar. Realza, no resta.
Y los símbolos fálicos... pues quitando la corbata los demás me suelen gustar (y más cuando no son símbolos)
Erna Ehlert ha dicho que…
Superfotos resultados de un supertrabajo.
Vaya serie buena de este animalito precioso.
Te mereces un gran premio!
frikosal ha dicho que…
Carmen,
¿no molestan mucho los brillos de esa foto en el agua?
Me alegro que no te guste la corbata, yo la encuentro innecesaria y me disgusta.
Me hiciste reir con ese gusto por los símbolos no simbólicos :)
frikosal ha dicho que…
Erna,
Muchas gracias.
elfriki ha dicho que…
Magníficas fotografias y magnífica paciencia. A mi me da verguenza que me pillen fotografiando, la gente te mira como a un bicho raro. Coincido en que el objetivo y la cámara no hacen al fotógrafo.
zbelnu ha dicho que…
Oh, estas fotos de las ranas me han emocionado, Friks! Qué bonita en posición de camuflaje, y en el agua y en esa pose relajada del final! Y con tu mirada parece una rana inteligente, interesante, ya sé que parece una tontería, pero se la ve tan bien en su sitio, y dejándote acercarse como si supiera que vas a retratarla y confiase en ti.
En cuanto a la cámara y los envidiosos de las protuberancias y el supuesto lujo, ¿qué sabrán ellos? No imaginan que la emoción está en otra parte y la clave en tu mirada sobre esos bichos.
frikosal ha dicho que…
ElF,
Si, es un poco desagradable y además te desconcentra.
frikosal ha dicho que…
Bel,

Muchas gracias. Me gusta esta frase, "No imaginan que la emoción está en otra parte". A veces no es envidia, tal vez solamente curiosidad, o un resultado de este consumismo feroz que lo reduce todo a un precio.
igniszz ha dicho que…
Me imagino un ovni que llega a la Tierra, baja un extraterrestre y le dicen: Qué chulo el platillo, ¿cuánto te ha costado?

¿No serás tú el que va contaminando las charcas y propaga la quitridiomicosis, con esas chanclas?
Bromas aparte, me he comprado unas sandalias mejores que las tuyas, asi que, ya verás que fotos.

Sobre el nombre "común", mejor olvidarse, y utilizar el latín. El sapo común se llama bubo bufo, oi que és bufó?
el objeto a ha dicho que…
Frikosal, venía a ver qué tal iba tu mano inmovilizada con palito de polo, y me encontrado con esta historia post-freudiana y estas ranitas todas verdes, como el bambú y y té más fresco y nuevo del Fujian!

me ha hecho gracia leer eso de que la posición preferida de la rana arborícora era la de camuflaje, porque en esta historia,es inevitable pensar en el paralelismo contigo, con tus sandalias de plástico y tu bañador negro,

también me ha encantado lo de la pasión herpetológica (parece una palabra inventada por el doctor Nomésploraria)

a mi que siempre he ido un poco falta de falo (no pene, sino falo, que es otra cosa, simbólica y no un órgano) no me parecen tan mal esos artilugios brillantes y asombrosos, que además te ayudan a hacer estas fotos donde las ranas parecen estar iluminadas por unos focos de estudio! el dinero pues igual, otro elemento simbólico, que para muchos significa mucho, para otros sin embargo...
la desanchá ha dicho que…
Esa ranita es una monada; siempre me han gustado las ranas. Cuando he leído el comentario del señor sobre lo bien equipado que iba usted, yo también he pensado en la indumentaria.

He estado de viaje, y he visto montones de Audreys con vestido de terciopelo azul cobalto. También una con vestido esmeralda. Otra roja, con el abdomen tan fino como la mina de un lápiz. Y mariposas. La del traje color chinche, una azul pequeña, la blanca que todos conocemos, otra blanca con dibujos negros, como el pañuelo de Yasser Arafat. Y otras oscuras que no sabría decirle que más colores tenían, porque no se estaban quietas, las condenadas. Y abejorros.

P.D.: ¿Por qué el ladrón de flores de Barquisimeto escribe como anónimo?
...antidoto esencial ha dicho que…
La verde, fantástica.
Los preguntones, unos necios.
Donelia Pérez ha dicho que…
Qué maravilla de retratos! Parece que estuviera posando y todo! Muy bonitas y muy cuidado la composición.
frikosal ha dicho que…
Ignis,
Que bueno lo del precio del platillo volante!

A,
Para mi el dinero en si no significa mucho, pero las cosas que puedes hacer con él.. Estoy en 'Una temporada con Lacan', interesante!
Eres muy amable interesandote por mi dedo!

Des,
Que estupendo ese viaje y que bichos más bonitos has visto. Por la descripción intuyo cuales pueden ser, el del abdómen rojo y fino, si tiene una mancha en el extremo puede ser pyrosoma nimphula, las mariposas arafat tal vez son melanargias.

Antídoto,
Muchas gracias. No se si es propiamente necedad, bueno algunos si :)

Donelia,
Muchas gracias.
Darth Tater ha dicho que…
Señor Friko,

Me siento como una "voyeurista" leyendo su blog y deleitándome con sus hermosas fotos. En especial ésta de la ranita en el agua me encantó. Es como un microcuento: "Durante la persecución, dentro del agua". Lo cual implica que fue perseguida dentro del agua para ser fotografiada. Agua limpia, fría, supongo, con mucha vegetación, Friko con sus sandalias y su macroobjetivo y la rana temerosa, todo en un lindo mediodía brumoso del verano europeo.
Por otro lado, tiene razón en cuanto a esa obsesión por el consumo que confieso a mí me ataca muy frecuentemente. Aunque si lo encuentro en una situación como ésa no se me ocurriría preguntarle el costo del objetivo, sino tímidamente me acercaría a solicitarle ver las fotos tomadas con tan grandioso falo. En fin, tiene razón. Creo que la mejor cámara es la que se adapta a nuestro momento y nuestras necesidades y que el resultado no depende del equipo sino del sujeto. Como en mi caso, de nada sirvió la Mac super moderna si de todos modos escribo los mismos tontos posts. En fin...
Felicidades pues por la foto.

Entradas populares de este blog

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta