lunes, mayo 30, 2011

La noche de la Champions en Barcelona

Se fue toda la familia a ver el partido a casa de unos amigos y yo preferí irme a Plaça Catalunya con la cámara, un poco acojonado por si habían garrotazos.

Pero recordé aquello de "Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los socialistas y los sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío. Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí", y eso lo dijo Bertolt Brecht, que sabía de que estaba hablando. De modo que sacudiéndome por fin un poco, solo un poco, de ese miedo ancestral que es como una capa enorme de caspa, metí la cámara en el macuto y bajé a la capital.

La gente estaba organizada, por si se producía un nuevo desalojo, y se retiraron los objetos contundentes, susceptibles de ser utilizados como armas.
Algunas consignas me hicieron sonreír. No hay nada impreso, ni octavillas ni cosas por el estilo, cada uno lleva su lema.
Los turistas pasaban, algunos curiosos, otros un poco asustados, pero todos impresionados.
Por las calles cercanas a la plaza había muchas furgonetas antidisturbios, y en ese momento no estaba nada claro que pasaría si se ganaba el partido, cosa que suele provocar enfrentamientos y destrozos (totalmente absurdos e incomprensibles en mi opinión), que podrían contagiarse o servir de pretexto para un nuevo desalojo.
Preparando la cena, durante el partido.
Los cámaras de las cadenas de televisión, listos para firmar la explosión de alegría en Canaletes al final del partido.
Empiezan los festejos...
...y rápidamente aparece gente de la "prensa deportiva" repartiendo merchandising que contrasta con las consignas, todas diferentes, de la plaza.
Pero en la plaza la cosa continua como si tal cosa, no hay celebraciones.
En la cocina se reparte *gratis* la comida que se ha preparado con lo que ha traído la gente.
Esta señora está eufórica repartiendo pan. Me explica que ella trabaja de cocinera pero que cuando termina se va a la plaza a ayudar. Me pide una foto para que la vean sus hijos.
Esta es, se la he mandado por correo electrónico a tamaño completo.
Estos voluntarios están revolviendo la basura orgánica para quitar algún vaso de plástico que alguien ha tirado. Les pregunté si eran los encargados de la basura y me dicen que no funcionan así, simplemente vieron que había que hacerlo y lo hicieron.

Yo creo que la utopía es necesaria para que el mundo avance. Escribí esto hace tiempo. Es necesaria una utopía verosímil, un ideal de progreso que haga salir lo mejor que cada un tiene dentro. Por el contrario, el sistema "de mercados", ultraliberal y sin contrapesos ni frenos, magnifica el pequeño egoísmo que todos tenemos dentro. Alguien ha conseguido, me decía una amiga, que los taxistas piensen como si fueran grandes banqueros, empresarios de su propia flota de un solo vehículo.

Seguro que habrá de todo en estas acampadas, y yo no soy tan inocente como a lo mejor alguien se imagina. Pero "nadie es perfecto", y yo, el que menos. Sepamos ver las cosas positivas y tengamos esperanza. Echo de menos a muchos grandes intelectuales y artistas, tal vez tendrían que decir algo al respecto.

18 comentarios:

Jordi Busqué dijo...

Me alegra ver esa faceta fotoperiodistica de Vd. (la humana y utópica tb, pero ya la conocemos los que le seguimos).

Cuando se propone abandonar las concentraciones en las plazas yo me pregunto, ¿ha cambiado algo?

Con todo el derecho a manifestación solo se ganó el derecho a quejarse cuando a la gente la pisotean, pero los pisoteos siguen.

frikosal dijo...

Gracies Jordi.
Yo no se si van a abandonar las concentraciones, veremos. Ha salido a la calle gente normal y corriente, que nunca lo hubiera hecho. Es significativo que esta señora que reparte pan me pida la foto para que la vean sus hijos. Cada vez son más personas "normales" las que cuestionan el funcionamiento de los partidos. La abstención tan grande no es casual. Incluso siendo muy pesimistas, algo si que ha cambiado, seguro.

MartinAngelair dijo...

...

Echo de menos a muchos grandes intelectuales y artistas, tal vez tendrían que decir algo al respecto.




...pues pienso que tú has contribuído muy positivamente a esta 'manifestación' de descontento y querer saber hacer bien las cosas.





(Me ha gustado mucho la anterior entrada, y creo que cuando pueda disfrutarlo con calma,...te iré a visitar en las que tienes de años anteriores,... :)





Un beso.
B.D.C.M.

frikosal dijo...

No es santo de mi devoción pero merece la pena leer esto.

frikosal dijo...

MartinA, yo no soy nadie de nadie, jeje.
Me encantará que leas esas entradas.

Veo que la gente cada vez escribe y lee menos, estilo twitter, pero el mundo es cada vez más complicado y si hay que analizarlo con seriedad lo veo difícil en una sola frase.

unsui dijo...

Empiezo a tener demasiados años para creer en utopías, pero reconozco que esta gente ha reavivado sorpresivamente los pocos rescoldos de fe que me quedan.
Tengo miedo de que todo quede en nada y al final la historia "oficial" lo reseñe como una reunión de "perrosflautas" que no tuvo trascendencia. Posiblemente la pleamar azul que padecemos (y que vamos a padecer en mayor cuantía,)alimente este movimiento.
Hace ilusión que todavía quede gente con principios.
Muchas gracias por sus fotos. Creo que dan una imagen muy real de "quién está ahí" y por qué están
Un cordial saludo

frikosal dijo...

No se trata de creer en la utopía de forma literal como algo realizable a corto plazo si no como una posibilidad, algo que podría existir, aunque fuera en otro planeta. Lee el enlace a ver que te parece.

MartinAngelair dijo...

Nunca me ha convencido el estilo twitter,...


...y casualmente lo que has dicho, hace tiempo, y en los mismos términos, se lo comenté a un amigo.




Otro beso.

Xavi Piera dijo...

Sí señor, un buena manera de pasar noche tal surrealista....
Yo me negué ver el partido y saber nada de ello, depués de los acontecimientos del viernes por la mañana, verguenza nos tendría que dar y he añadido un más ( Felip Puig ) a mi lista de indeseables..
salut!!!

frikosal dijo...

Parece mentira lo que llega a tirar el fútbol, hoy no se habla de otra cosa. Hubiera sido mejor que perdieran.

Antonio Martínez Rúa. dijo...

Una utopía razonable... qué hermoso concepto, pensar en un Mundo mejor estimula sin duda lo bueno que llevamos dentro.

Una entrada que me ha despertado ternura ante esos hechos pequeños que son los que podrán cambiar las cosas... poco a poco, grano a grano.
Y así tendría que seguir siendo una vez se acaben las acampadas, los reajustes sociales, y todos los etcs que se me ocurren.
Saludos!

Joselu dijo...

Escribí con cierto escepticismo la noche posterior a las elecciones que me dejaron conmocionado. No sé qué esperaba. Hay dos líneas diferentes: la oficial, la que aparece en los medios, la estructura orgánica de los partidos y la administración... que ignoran totalmente lo que está pasando en las plazas, y la de algunos ciudadanos de toda clase y condición que han salido a plasmar su descontento, su hartazgo, su desilusión por una democracia que no es tal salvo formalmente. Los que pedíamos una reacción de la sociedad civil, la hemos tenido; los que censurábamos a los jóvenes por su apatía, hemos visto que han reaccionado, al menos un sector de ellos; los que seguimos esperando cambios estructurales y profundos, ahora alentamos algunas esperanzas. No todo está perdido, pero la capacidad del sistema de fagocitar todo, me inquieta. Algo se mueve, y eso es bueno.

Inuit dijo...

Yo también creo que la utopia es necsaria para crear burbujas de oxígeno limpio en nuestras cabezas con proyectos, como pequeñas crisálidadas que serán las futuras mariposas que volaran a todas las partes del planeta llevando las nuevas ideas de avance.
Un abrazo
Inuits

Guillermo García-Saúco (W. Elderberry) dijo...

En verdad la frase no es de Bertol Brecht sino de Martin Nimoeller.

Que salga a la calle gente "normal", como la señora que reparte pan, es muy pero que muy significativo. A mí me da qué pensar.
Saludos.

unsui dijo...

He leído el enlace y comparto al cien por cien su contenido. Desgraciadamente los ejemplos que pones chocan tanto como cuando en una película se juntan los trozos de la taza rota y una vez unidos,sube la taza a la mesa...Hasta dónde hemos llegado...
No nos quedan muchas más opciones que ser utópicos
Un cordial saludo

Josep Fábrega Agea dijo...

Amigo mío , la mayoría de las veces cuesta ratificar el caracter verosimil de la realidad.
Quizás por que "lo real" es un constructo de veracidad por consenso.
Es una manera de vivir en paz por asentimiento... perceptivo.
Pero hay días en que el constructo consensuado , por una rara confluencia planetaria, se ofrece a algunos iluminados como lo que es...un monstruo cruel y paradójico, al que obdecemos ciegamente por automatismos freudianos.

Bona nit.

IRe dijo...

Muy chulo el reportaje. Y la señora normal es mi madre. Y no es normal, es EXCEPCIONAL. :) Gracias.

frikosal dijo...

Gracias y felicidades !