jueves, septiembre 30, 2010

La cofradía secreta de los Powers

Ahora que todo es tan reciente en la red, estaría bien ir dejando constancia de cuales son los usos y costumbres en este principio de siglo XXI, más que nada para que las generaciones futuras tengan material para poder criticarnos. Yo me imagino que dentro de unos años en las escuelas concertadas ya se enseñará en que consiste la buena educación en la red. Me refiero a cosas básicas como no usar la dirección postal de los amigos para darse de alta en páginas indecentes, y no mandar centenares de correos electrónicos a todos nuestros conocidos. Concretamente, es a este último punto al que quisiera referirme.

Uno de los personajes que corre hoy en día por las redes, y seguro que todos ustedes conoce por lo menos a uno, es el "enviador de powerpoints". Estos caballeros disponen de una lista de correos electrónicos, que puede ser oculta o visible, según los casos, y cada mañana lo primero que hacen es mandar uno o dos powerpoints a todo el mundo. Los powers son de los temas más diversos: autoayuda, fotografía de naturaleza, consejos de bricolaje, el fascinante mundo de los insectos, paisajes del mundo, etc etc. Naturalmente, todo el material gráfico está copiado indiscriminadamente de la red, y yo modestamente he recibido alguno ... ¡con fotos mías copiadas!

Pero incluso así, ¿de donde saca tiempo el enviador de powers para compilar 20 o 30 transparencias cada día?. Esta pregunta me inquietó durante algún tiempo, hasta que pude descubrir su secreto: existe una red secreta, de rango superior, que se dedica a la preparación y distribución de powers entre los enviadores. No se cual será su nombre ni donde se reúnen pero podríamos llamarla La cofradía de los Powers.

Pese a su indudable interés, podría ser que algunos de ustedes terminase un poco cansado de recibir diariamente tantísimo powerpoint. En este caso, lo que suele hacerse es esperar un poco para no ofender a nuestro amigo, dejar pasar digamos tres años sin contestar, a ver si se diese por aludido y disminuyese su ritmo epistolar. Craso error: ya desde el primer día nadie le contesta, excepto los otros enviadores de powers, de modo que seguirá mandándolos.

Al cabo de tres años, ya se considera correcto pedir educadamente que deje de mandarnos mandalas tibetanos a diario, pero editar la lista de correo lleva su trabajo, y el enviador de powers es un hombre ocupado. De modo que va a seguir mandándolos. Finalmente, la solución que nunca falla, es buscarse otro correo electrónico y empezar una nueva vida en la red, con otra identidad. Entonces, antes de darle el correo a alguien, sería una buena idea preguntarle si es de la cofradía secreta de los powers.

PS. Esta entrada está programada, ahora estoy ocupado borrando los mensajes con powers adjuntos.

20 comentarios:

nomesploraria dijo...

tengo un pouerpoin de unicornios, elfos y ninfas del bosque que creo será de su agrado. Ahora se lo mando.

frikosal dijo...

Mándeme solo las ninfas, si no es molestia.

Sussss dijo...

Yo me estoy poniendo al día con los PP franceses. Mi madre tiene amistades francesas que se los envían, y ella me los pasa a mi. Hay que ver lo que se aprende en vocabulario, monsieur frikosal... :-)

Bel_ga_rion dijo...

Le pasare esta entrada a 20 amigos en tres dias, y me asegurare la felicidad eterna. Si no lo hago seguramente la mala suerte me persiga, jejeje.

JC dijo...

Se olvida Vd. de los ppt con chistes y los que más me gustan, los que me amenazan con todo tipo de calamidades si no continúo la cadena...

¿Fotografías suyas en powerpoints?

¡Eso sí es alcanzar nivel fotográfico y no una simple APOD!

RAFA PÉREZ dijo...

Yo ya no recibo nunca ninguno. Para evitar los inconvenientes de abrir nuevas cuentas, puse en spam a todo el que me envió en su día algún tipo de power.

Miazuldemar dijo...

Yo directamente no abro ningún correo expceto los de personas que considero algo más inteligentes. Y aún así de vez en cuando me llevo alguna sorpresa.

Fdo. Un alma que se murió ya 100 veces de no reenviar .pps

Jordi Busqué dijo...

Yo tengo facilidad para poner en el blacklist a todo quien haya osado enviarme algo de esa calaña ni que sea una sola vez.

Iván Díaz Pallarés dijo...

Le doy una vuelta de rosca a su entrada: en mi caso la enviadora de powerpoints (de hasta 8 megas), es mi tía, una ancianita adorable a la que jamás seré capaz de reñir por algo que sé que hace de buena fe, así que estoy condenado.

Joselu dijo...

El problema, Friko, es que quien te los envía lo hace con toda su buena intención. Yo nunca los reenvío, y a veces los veo y a veces no. Raramente me llegan a interesar aunque reflejen sentimientos e ideas de estima a la naturaleza, el autoconocimiento, la bondad... No son en sí mismo tonterías, pero a mí no me atrae la sabiduría en ppt. Prefiero adentrarme en textos más complejos y no me gusta esa simplificación de lo profundo. Pero reconozco el interés por mí que tiene quien me lo envía o reenvía. Me gustan más los vídeos. Hay algunos que son verdaderas joyas.

frikosal dijo...

Es posible que haya sido un poco cruel con los enviadores de powers. Eso de la abuelita me ha comovido.

Conste que no lo digo por mi si no principalmente por mi madre, que recibe miles y miles de powers, hasta el punto de que su correo electrónico ya es inservible.

Bufaforat dijo...

Me apunte a un club de fotografía de la ciudad dormitorio. Tomaron mi dirección de email. Estoy en su google groups... Ay... spam^2

igniszz dijo...

A mi un powerpoint me salvó la vida. Lo adopté y ahora vivimos tan felices los dos. No consume mucho, unos pocos vatios cuando lo visiono de tanto en tanto. Menos mal que era de autoayuda, que si llega a ser de autodestrucción, tal vez ya estaría bajo tierra.

diminuto blog dijo...

Aboga Joselu:

"El problema, Friko, es que quien te los envía lo hace con toda su buena intención."

-----

No lo veo asín, Joselu.
Solo cuento entre mis contactos con un par de remitentes de powerponys. A uno, lo ignoro, y como no envía otra cosa que powerpantys, he construído una carpetita exclusiva para sus excreciones.
Al otro le rogué que no me excretase más, y se mosqueó. Y no se mosqueó con buena intención.

Pasado un tiempo tuve un encuentro físico con esta persona (he escrito, físico, no fisiológico). Se me ocurrió preguntar por su vida, y esto fue suficiente para retomar su colorida diarrea.

Comentado esto, y consciente de que nadie va a contestar la siguiente pregunta, pues ésta es una entrada retrasada(tanto como quien me remite powerlovers), pregunto:

¿Puede uno cagarse en otro con buena intención?

Muchas gracias.
El último que tire de la cadena.

nomesploraria dijo...

¿Puede uno cagarse en otro con buena intención?

Por supesto, yo lo hago a diario.

nomesploraria dijo...

supesto supesto

Anónimo dijo...

Hijos Míos,

La Sacrosanta Cofradía de los Powers, los Powerlowers, existe y yo soy su esforzado e infalible Alcaide. Es cierto que algunos miembros se exceden en su celo Powerizador pero no debéis juzgarles por sus excesos ni por sus defectos si no por su gran Ammmmor al género humano. El Power de cada día os lo daremos siempre, no defequeis con odio ni con ira. Que el Gran Power os bendiga.

El Power de los Powers.

nomesploraria dijo...

Pues yo me defeco con odio y con ira en el power de los powers

diminuto blog dijo...

Suponía que "nadie" no la contestaría. Menos mal que la ha contestado alguien.

pazzos dijo...

Lo malo es que después de enviarte mil powerpoints vacíos e insustanciales te mandan un correo contándote, un suponer, que les ha salido un tumor en las pelotas. Eso sí, como no pueden resistirse a su propio estilo, te lo comunican con una postalita adornada con cojoncillos de color fucsia.
Y como no les contestas se sienten ofendidísimos, indignadísimos y mosqueadísimos por tu falta absoluta de sensibilidad.