jueves, mayo 27, 2010

Últimas luces sobre el prado

Este pequeño prado está en un lugar muy especial para mi. Solíamos acampar justo aquí, y desde la última vez que estuve habrán pasado por lo menos 15 años.

Está tan alto este lugar que a última hora de la tarde las golondrinas vuelan a ras de suelo, y el silencio es tan intenso que el ruido del viento en sus alas se puede oír perfectamente.

Merece la pena salir al monte, disfrutar de la soledad y dejar caer lentamente la tarde. Aunque no se hagan fotos. La fotografía a veces nos lleva a no hacer fotos.

20 comentarios:

ercanito dijo...

Me encantaría poner en práctica todos estos consejos, pero qué difícil me resulta, Manuel. Cada día la agenda me priva de tiempo para mi disfrute personal, y justo cuando está todo hecho quedan veinte minutos para irme a la cama. Demasiado tengo con no sucumbir a la caja tonta.


Pero fíjate, escribiendo me he dado cuenta de que lo hago cada vez que puedo, aunque no literalmente. A los dieséis más o menos cogí la costumbre de pasear de noche con el pretexto de sacar al perro. Así fue, que era yo el que paseaba y el perro el que quería volver a casa. Hoy, un puñado de años después, saco a mi perra al campo justo antes de acostarme y en lugar de volverme a casa nada más hecho el pippí me siento en sobre el tronco de un leño a escuchar el empique que tres ruiseñores tienen en los alrededores de casa. ¿Vale esto? Desde luego a mí me evade más que la subnormal programación televisiva.

En definitiva, tienes más razón que un santo. El poco tiempo que me queda lo disfruto mucho más haciendo algo así, contemplando, ejercitando los sentidos, reuniendo cuerpo y alma en algo tan bonito como pasear de noche, y tan gratuito como oir el trino de los pájaros.

Cada día se te admira más...

Jordi Busqué dijo...

Le felicito por tener tantos paraisos secretos!

Al principo he pensado que tal vez era una foto de las que hizo con el 24mm f/1.4, por el desenfoque tan bonito que tiene. Pero si dice que no ha vuelto en 15 años quiere decir que es una diapo escaneada? Me quito el sombrero.

frikosal dijo...

Ernanito.. que soy un pobre hombre !!

Jordi, No no, es de hace poco, pero no es del voluptuoso 24 1.4 si no del 24-70. Ahora me doy cuenta de que el texto induce a un error, estuve allí hace dos o tres días. Después hice unas nocturnas que ya subiré.

Maria Rosa dijo...

Tienes mucha razon en lo que dices y la foto acompaña tu comentario. He probado de ir al monte en y escuchar el silencio y los pájaros, el viento y el movimiento de los árboles y ha sido muy especial, aunque no sin mi cámara, pero es cierto que vale la pena ir "desnudo" sin ataduras y disfrutar de lo que ofrece la naturaleza que es mucho. Un beso.

Amig@mi@ dijo...

Me encanta. Te puedo pedir un favor?
¿¿¿Me dejas que ( seguramente ya el invierno que viene ) lo pinte???
Es de mi estilo y se presta a mis nada convencionales técnicas de pintura.
Un abrazo
Por cierto, otra cosa. Me gustaría enseñarte una fotos... Si me mandas un correo te las paso.
Un abrazo

kais kenneth dijo...

genial fotografía y qué decir del texto, buenisimo.
dejo saludos desde chile.

felquera dijo...

Me extraña que un agrimensor vea un prado donde yo veo un trigal :-))
No hay nada como estar en el monte. Si pudiera venir a agrimensurar a mi pueblo alguna tarde de la semana que viene Me gustaría enseñarle una pequeña maravilla, sé que sabría valorarla en lo que vale.

Albert dijo...

La felicidad* está aveces en las cosas mas sencillas, y usted no solo sabe verlo, además (y eso es casi mas importante) sabe transmitirlo.
Gracias Maestro por compartir momentos.

* quien dice felicidad, dice paz, sosiego, hermosura...

Icíar dijo...

Es verdad que el hacer fotografías a veces hace perderte lo que estás viendo. Pero.... ¡qué foto tan bonita!

MartinAngelair dijo...

La golondrina es mi lagartija con nido.



Me emociona incluso confesarlo,...
...porque es uno de mis bichos 'secretos'.


(Las tengo todos los años)




Pero, te hacía falta un poco de mimo de jueves 27 de mayo.








Muy, muy bonita esta fotografía.



Besos; B.N.C.M.

Belnu dijo...

Sí, ese silencio del viento, las hojas y los pájaros que es como una música... Leíste El arpa de hierba de Truman Capote?...

Josep Fábrega Agea dijo...

Tengo la suerte de vivir al lado de un prado, de una pineda , de una riera...
Los ruiseñores a veces me despiertan , agradablemente, claro.
A pesar de ello lo valoro extraordinariamente (digo a pesar porque no suele valorarse lo que se tiene a diario)

De todas formas mi punto romántico no está en mi zona sino en un pueblo pequeñito de Teruel: Montroig de Tastavins, oficialmente Monroyo.
Allí he paseado amores, pasiones y soledades.

<a href="http://fotopoemas-osseliln.blogspot.com/2009/11/acuname-viento-del-atardecer.html</a>

Josep Fábrega Agea dijo...

Quería decir :
Aquí

Myrtus dijo...

Que hermosa es la naturaleza y que bonita la fotografía :D

Salut, Myrtus

vilu dijo...

Pues si, es adictivo ademas. A mi al menos me entra un mono....bendita droga esta.... y ademas es gratis, no contamina, no tiene efectos secundarios, se distribuye sin receta, es legal......

Brezza dijo...

sencillamente bello

RAFA PÉREZ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
RAFA PÉREZ dijo...

Como diría el gran Bukowski: La mejor forma de acabar una foto así es quedarse callado.

Bukowski acababa así un poema. Me he permitido la licencia de cambiar poema por foto, aunque pueden ser lo mismo en este caso.

Anónimo dijo...

"Como el gusto de la hierba chíh (de cinco sabores), como el vajíra (de cinco puntas).
Contenido ocultamente en lo real, el ritmo y el canto surgen juntos.

Tôsan


La imagen es preciosa, preciosa....

V a v o dijo...

Comparto lo último contigo, hay veces que me encuentro ante un paisaje o una escena, tan especial tan hermosa tan única, que guardo la camara y me siento simplemente a disfrutarla. Como para guardarle el secreto.

Saludos