lunes, octubre 19, 2009

Hacia la Rapa Nui: sobre la isla de Robinsón Crusoe

Nubes sobre la isla de Robinsón Crusoe (parece mentira que mal quedan las fotos hechas desde detrás del cristal de un avión. Lo siento).

Pese a todos los esfuerzos del Dr. Garat, no me dejaron subir el trípode en la cabina, de modo que tuve que dejarlo en la maleta. Si no hace frío a mi la ropa me trae sin cuidado, pero ¿qué iba a hacer yo sin trípode en la Isla de Pascua? Y el avión resultó ser más grande de lo que yo había esperado. Rapa Nui, la Isla de Pascua, no era más que una escala en su trayecto hasta Haiti. Si me perdían la maleta, cosa prácticamente segura, de poco me serviría tenerla en la isla dos o tres días más tarde: yo tenía solamente 48 horas para estar en Rapa Nui.

Desde Santiago hay como cinco horas de vuelo hasta Rapa Nui. Puede parecer absurdo hacer un viaje tan largo (y tan caro) para estar allí solamente 48 horas. Y debe serlo, especialmente si se tiene en cuenta que ese lugar me había fascinado desde la infancia. Pero yo estaba en Chile por motivos de trabajo y solamente tenía seis días para visitar el desierto de Atacama y la isla de Pascua. Teniendo en cuenta la necesidad de encajar los vuelos, al final la estancia en la Ítaca del Pacífico se me quedó muy corta.

Pero hay técnicas psicológicas para alargar la percepción subjetiva del tiempo y, además, yo ya había leído una buena parte de todo lo escrito sobre la Isla. Al llegar, pensaba yo, cogería las llaves del Suzuki Samurai que tenía reservado y casi sin necesidad de mapa podría empezar a ver todo lo que me interesaba. Todo esto, al que sea rico en tiempo le van a parecer tristes consuelos, pero era todo lo que tenía para combatir el escaso tiempo: hiperactividad.

Rapa Nui está debajo de la banderita, en el centro mismo del Pacífico.

Viajando de esta manera el más mínimo imprevisto puede fastidiarnos los planes. Al subir al avión me llamó una azafata y me dijo que había un problema: overbooking. No había lugar en la clase turista y tendrían que colocarme en business. Esto no creo que vuelva a sucederme jamás, es el paraíso en los cielos. Entre la primera copa de champagne (que rechacé) y el zumo de naranja, el avión dio un ligero quiebro para pasar sobre la Isla Juan Fernández, donde estuvo el Robinsón Cruoe histórico. Tan aislada que parece, está muy cerca comparada con Rapa Nui, que (según se dice) es el lugar habitado más alejado de otro lugar habitado. Paraíso de los misántropos, el ombligo del mundo, enigma de los enigmas, allá voy yo... con un deseo secreto para satisfacer. Esas nubes me dan escalofríos.

Ver también: Adiós a Anakena.

33 comentarios:

nomesploraria dijo...

Después de haberlo paseado en unos cuantos aviones, fue en Italia donde no me querían dejar subir un minitrípode de 20 cm cerrado y 50 abierto.
El trípode es un arma extremadamente peligrosa en manos de un agrimensor. Yo no hubiese dejado subir al trípode ni al agrimensor.

Ars Natura dijo...

No me canso de ver una y otra vez ese mar de nubes chocando contra la isla. Impresionante vista aérea.

frikosal dijo...

A mi me dijeron que de haber sido de carbono si que me lo dejaban entrar, pero siendo de aluminio no.

A raíz de esto y harto ya de irme deslomando por el mundo me compré un gitzo en las rebajas, muy pequeñito y ligero. Es como ir sin trípode. Pero con tanta paranoia como hay, posiblemente ni eso me hubieran dejado pasar.

Y no me diga esas cosas que estoy sensible. Le bajaré dos puntos y se va a enterar.

frikosal dijo...

Gracias Ars, lástima del cristal, hubiera estado bien la foto.

Rafa Pérez dijo...

Aún a riesgo de caer en un estado de envidia nada aconsejable (para mi), cuente más cosas de Rapa Nui, por favor.
El tema del trípode es complicado, yo a veces tengo problemas con el mío de carbono. Ya no depende de la compañía, sino de la ración de All-Bran que se haya despachado el personal de tierra. A mi ya me han roto dos anteriores de aluminio. Ahora cuando tengo que facturarlo va en funda acolchada y dentro de una maleta rígida. Y volando a UK los problemas vienen incluso con el equipo y ese, a día de hoy, no lo he facturado nunca.

nomesploraria dijo...

Sí, sí que lo hubiese dejado subir. Y a usted también. Excelencia ilustrísima.

nomesploraria dijo...

Para las focas hemos decidido facturarlos. Que San Anselmo nos proteja.

Amig@mi@ dijo...

Y yo mientras tanto dando por saquillo con mis "salamandras".
Lo siento.
El problema de las fotos mal hechas desde la ventanilla del avion es el doble acristalamiento.
Me lo explicó una azafata ;)
jaja
Un abrazo

frikosal dijo...

Rafa,

Ire contando sobre la isla, tengo que preparar material para dar una charla y lo ire subiendo. Pero fue una visita poco convencional, me interesaba sobretodo hacer unas fotos de noche.

Facturar el equipo debe ser algo terrible, no quiero ni pensarlo. Para ponerse enfermo. Son un poco cabrones, ya me dirás tu que mal puede hacer un trípode. La maleta rígida ¿no es muy pesada? Yo ya estaba casi al límite de peso.

frikosal dijo...

NMP,
Da mucha angustia facturarlo si el objetivo del viaje es justamente hacer las fotos. Suba la rótula a la cabina.

frikosal dijo...

Amig@,
No pasa nada con las salamandras, no me importó mirarlo :)
Desde la cabina del piloto seguramente se debe ver mucho mejor, digo yo.

nomesploraria dijo...

¿Y si piensan que la rótula es un desfibrilador laser de protones? La subiré, sí.

igniszz dijo...

Doctor, la cuestión del trípode no es si es de aluminio o carbono, sino si se considera, según la normativa, un objeto contundente con el que se pueda producir un daño considerable, y este criterio lo debe de interpretar el funcionario del mostrador (apaga y vámonos)
Por defecto, factura el trípode, y llévate en cabina un gorillapod de los grandes para salir del paso. Parecen de juguete, y a una mala, si te pierden el otro, te puedes apañar porque realmente es muy versátil.
Lo de la doble ventanilla no sería un problema si estuvieran límpias y no estuvieran rayadas (son de policarbonato). Lo peor es cuando condensa en el interior de la cámara de aire que hay entre los dos vidrios (que no lo son).
Para arreglar ese efecto de pérdida de contraste, puedes intentar ajustar la curva de niveles. No queda muy mal. Mírate esto:
http://www.fotonatura.org/galerias/fotos/300082/

Rafa Pérez dijo...

La maleta rígida es la propia de mi equipaje, ropa y esas cosas que a veces me acuerdo de llevarme. Es de la medida del trípode guardado en su funda. En la mochila llevo un pequeño trípode que varias decenas de veces han confundido con una pistola (al verlo en el escaner)

El equipo va en la Lowepro clásica, pero siempre conmigo. Aunque mis broncas me ha costado, con Easy Jet por ejemplo.

El futuro bloguero dijo...

Tengo muchas ganas de seguir este reportaje, para mi los Moais, y la isla de Pascua, han sido también mitos desde la más tierna infancia.

En cuanto a las fotos desde aviones, solo he conseguido hacer una que me guste, fue con una cámara compacta NIKON, que tenía una función fotografía aerea, y en una avioneta de Caracas a Canaima, en la que los cristales no estaban rayados.

Aquí puedes ver el resultado...

http://2.bp.blogspot.com/_QnG1eOChPNY/Rk6vFXx4ooI/AAAAAAAAAB4/6zZLS6pQuO0/s1600-h/amanecer+en+vuelo.jpg

Abrazo.

David Álvarez dijo...

Pues si tenemos en cuenta que sólo podemos llevar 100 ml de agua (u otro líquido) en un vuelo convencional, me imagino que un trípode de aluminio debe ser algo estremadamente peligroso.
Yo también espero ansioso la segunda parte del viaje a Rapa Nui.

@ngel dijo...

Que preciosidad de imagen!!! aunque esté detrás de la ventanilla, tuvo que ser una vista espectacular.

Ya es raro que en ese puntito en medio del oceano habitara alguien.
Que misterio!

Un saludo.

Jordi Busque dijo...

Con un gorillapod se puede estrangular a alguien muy facilmente.

Naturastur dijo...

Me habría gustado visitar esos lugares, me imagino la silueta de un moai y ls estrellas de fondo bajo una noche oscura, he leido tanto sobre ellos que podría aparentar haber estado allí..
Lo que si logré fué hablar por radio con el operador de radio del aeropuerto de Pascua, en telegrafía, y con la Isla de Robinsón Crusoe, una chica, a la isla le han cambiado el nombre por intereses turísticos, en realidad se llamaba isla de mas afuera y pertenece al archipielago de Juan Fernández. Lo del lugar mas alejado de lugar habitado también lo dicen de la isla de Pitcairn donde viven los descendientes del motín de la Bounty, ahí hablé con un descendiente de Fletcher Christian, el oficial amotinado.
Me gustaría mucho ver las fotos que hiciste allí.. me vienen a la cabeza todos los libros de la Kon-Tiki y Thor Heyerdahl..
Saludos

frikosal dijo...

A mi también me gustaría ver las entradas terminadas... Es que voy liado. A veces la vida real avanza más rápido que el blog y se van quedando cosas atrasadas. Y a veces es al revés.
Hoy llueve, esta ciudad es un asco y tengo una tos de perro viejo que no puedo con ella. De los excesos del fin de semana, será. Me cago en el Mazinger.
Voy a ver si me aficiono al futbol y me hago la lobtomía.

Mad Hatter dijo...

Caray "Friko" hasta donde te vas.
La foto me parece preciosa, da la impresión de que la isla es un barco surcando el mar de nubes.
Espero impaciente tus fotos y tus crónicas de tan exótico y lejano lugar.
Abrazos cercanos.

Icíar dijo...

y.... ¿qué hay que hacer para ser agrimensor?

Oye, fascinante cómo ocupas tus huecos entre medición y medición.

Me ha encantado la entrada, qué maravilla de viajecito, me lo puedo imaginar.... ¡guaaa!

Magnolias en el jardín dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Inuit dijo...

Recuerdo que mamá nos hacía este jarabe que tomábamos caliente y que nos iba muy bien:
ingredientes:
-4 0 5 higos secos
-una cucharilla de café de orégano
-un trozo de manzana
Elaboración:
Se pone a hervir en agua los higos y pasado un rato se le añade el orégano y la manzana. Cuando todo está bien hecho, se cuela y al jugo se le añade miel de eucaliptus y zumo de limón.
Se toma varias veces al día.
Mamá cuenta que había otro ingrediente que no recuerda, pero yo recuerdo que a nosotros nos aliviaba la tos y mejorábamos.

Inuits

Mamen dijo...

¿Y qué me dicen de los zapatos de tacón de aguja? ¿No pueden ser usados como arma? Y otras muchas cosas como un cinturón o un bolígrafo...Hay mucha tontería en cuanto lo que se puede subir o no a un avión.

Señor Frikosal, parece mentira a dónde nos lleva el destino a veces. Yo unos años atrás tampoco pensaba que iba a pisar sitios tan lejanos a mi casa.

Deseando ver la siguiente parte. Mejórese. Saludos.

Belnu dijo...

Sí, sí, puede volver a ocurrir lo del overbooking, a mí me ha pasado ya dos veces, volviendo de NY y de La habana, y a G. le ha pasado tres o cuatro y cree ya que es algo muy común. Sólo es cuestión de suerte...
Me encantan las nubes, ¿conoces el poema de Baudelaire? La primera vez que subí a un avión, de pequeña, me emocioné tanto al ver aquellos valles de nubes, imaginaba andar por ahí, sentarme, no podía imaginar que algunas son heladas y peligrosas, hasta que me lo contó un piloto

miquelet dijo...

¡¡ Qué envidia das !! Espero ansioso nuevos capítulos de tu viaje. Aunque digas que la calidad es mala, es espectacular la imagen de la isla desde el avión.

Salud.

Daniel dijo...

HOla amigo,

Mire muy bien tu foto aerea en tu viaje a Isla de Pascua. Tengo mis dudas. Podria ser la Isla Alejandro Selkirk, y no Robinson Crusoe, del mismo archipielago, pero distante unos 180 km al suroeste. Yo vivo en R. Crusoe. Habria que ver un buen close up. De toda manera, es muy bonita.

Si vuelvas a Isla de Pascua, aconsejo minimo 21 dias para fotografias. Soy fotografo profesional y fui el 2007. Octubre es un muy buen mes, por si a caso.

saludos,

Daniel B.

Le Mosquito dijo...

Parece que a todos nos gusta la fotografía, Frikosal. Es evocadora de aquello que muchos quizás no conoceremos, pero que soñamos en las infancias.
Dicho de otra manera... qué envidia.
:)

A la sugerencia que te propone igniszz, y como alternativa, puedes obtener (discutibles) resultados con la herramienta "luces y sombras".

Le Mosquito dijo...

Perdón: quise referirme al comando "sombra iluminación" en PS.
Y un toque de CURVAS, a mi gusto, no le va mal. Se logra un contraste que "elimina" los vahos del policarbonato aviónico.

nomesploraria dijo...

Sí, las sombras del ala de un mosquito torracollons

Le Mosquito dijo...

Ni hablar del peluquín, señor Plo.

(Y disculpe por mentar la soga...)

frikosal dijo...

Se agradece enormemente la receta anti-tos.

Daniel, no esperaba recibir una visita de un lugar tan sumamente remoto. Cuentanos algo más de la isla que te escucharemos con interés.

Y disculpen que no conteste pero mañana sale la TERCERA PRUEBA del concurso Frikosal con premio tangible y debo terminar de prepararla.