jueves, octubre 15, 2009

El eterno retorno de lo mismo

Friedrich Nietzsche tendría sus cosas, como todo el mundo, pero hay que reconocer que en lo del eterno retorno estuvo acertado. O por lo menos eso he pensado yo esta mañana cuando he visto que de nuevo estaban levantando la acera de delante de mi casa. Igual que hace dos años, cuatro años, seis años... Otra vez los mismos alegres albañiles gritando, otra vez el mismo martillo neumático, otra vez la misma mini excavadora paseándose contra dirección por el centro de la calzada.

Son malos tiempos para tener fe. Ayer mismo un amigo me contó que un señor cargo público que yo siempre había considerado muy honrado, era en efecto muy honrado pero de forma relativa, es decir: lo era mucho más que sus colegas. Pero no absolutamente. No debe ser posible, hay que mover las máquinas retroexcavadoras, hay que engrasar las campañas. La gente se preocupa por el 10% pero no por el 90% ni por las obras en si mismas. Los hechos pasan y las obras quedan.

Y ya parece generalizada la sospecha de que detrás de cada cosa hay un porcentaje, y (si me apuran) de que detrás de cada concierto debe haber un crimen. Muy mal asunto esa sospecha. Yo sigo votando y algunos me llaman ingénuo, pero yo voto más que nada por si algún día tengo que recordar con nostalgia los tiempos en que se podía votar. La gente se cansa de todo y en épocas convulsas florecen los mesías que hoy en día son Berlusconianos pero en otros tiempos tuvieron otro aspecto mucho más sinestro.

En este punto me parece conveniente recordar que justamente hoy ha salido en los medios Mussolini. Resulta ser que estuvo a sueldo de los servicios secretos ingleses durante la primera guerra mundial. Claro que por lo que he leído, entonces era solamente periodista.

Pero no me hagan ningún caso porque yo soy muy bromista. Esta tarde a las 20h sale la segunda prueba del concurso.

23 comentarios:

nomesploraria dijo...

Señor bromista, a la espera estamos de la Segunda Prueba.
Y no desespere, en un par de años volverán a destriparle las aceras, tranquilo.

Mamen dijo...

Yo estoy tan desencantada de la política que ya no sé a quién votar. Es triste votar a unos sabiendo que son malos sólo porque los otros son malísimos. ¿Y qué hay de todo el choriceo que se mueve en torno a ello? ¿Por qué a los ciudadanos de a pie nos embargan cuando no pagamos la letra y a los chorizos de arriba cuando se llevan la pasta que no es suya na de na? eh? A mi que me lo expliquen.

la desanchá dijo...

¿Y para qué lo van a hacer bien en una sola vez, pudiendo hacerlo mal en varias veces, con las comisiones pertinentes, amigos favorecidos, etc? Con los caudales ajenos se juega más alegremente. Seguro que las obras en sus casas las hacen de una sola tacada y mirando hasta el último céntimo.

Yo a Berlusconi lo veo igual de siniestro, pero disfrazado de payaso.

Le Mosquito dijo...

Hijo de una maestra y un herrero anarquista, Benito Mussolini (1883-1945) tuvo una educación anticlerical y antimilitarista. A los 11 años lo expulsaron del internado en el que estudiaba por haber apuñalado a un compañero.

Hace unos años compartí un corto trayecto en Ford Fiesta y desde Faenza a Forlí. Al volante, mi amigo Camprinni, y tras de mi, un bisnieto de Mussolini al que me presentaron como tal. El muchaco (del que no recuerdo el nombre) era el vivo retrato de su bisabuelo. Pude ver en él (un chico pequeño, renegrido; alguien a quien Hitler habría usado como pisapapeles) una mirada de odio y de rabia contenida, pero enmascarada tras su aparente fragilidad y bonanza.
Sé que me odió por llevar el pelo muy largo, y sé que, con gusto, habría emulado puñalada pretérita cuando yo, en mi inocencia, le pregunté sí amaba la memoria de su bisabuelo.
Por toda respuesta obtuve un remolonéo incómodo y un ¡guarda che ragazza piu bella!
Y ahí me quedé, guardando con un ojo a la bella ragazza tras el cristal del Ford Fiesta y con otro al inquietante bisnieto de un apuñalador.

frikosal dijo...

Caramba Mosquito, menudas cosas nos cuenta usted.

frikosal dijo...

NMP, Mientras no me destripen a mi ya casi estaría contento.

frikosal dijo...

Mamen, Pero yo creo que hay que ir, en fin, esa es mi opinión.

frikosal dijo...

Desanchá, No me asusté usted que tan sinistro como el otro yo creo que no. Pero en fin, no se.

El futuro bloguero dijo...

Creo que lo peor que podría pasar es que pensaramos que todos son iguales, y nos desanimaran de la política. El famoso hagan como yo, sean apolíticos del Franco.

No son todos iguales. No es todo lo mismo, aunque haya mala gente en cualquier partido, estamos viendo que no son todos iguales, y que merece la pena seguir votando, y antes o después saldrá toda la gentuza que aún sigue poblando muchas CCAA.

Ay que a gusto se queda uno diciendo estas cosas de autoconsuelo. Yo sigo teniendo a la misma "jefa" que encima ahora va de digna, dando ejemplo a Rajoys y Camps, cuando probablemente, ella está igual de sucia como sus compis.

Eso sí, las zanjas se mantienen, año tras año, o cada dos...

Esta tarde estaremos atentos a la segunda parte.

Joselu dijo...

Una imagen para la reflexión, Ricardo Costa llorando ante su dimisión o destitución forzada. No sé qué ha hecho este hombre, pero me ha conmovido su desesperación. Estos políticos que parecen de piedra pómez parecen tener también su corazoncito. Las lágrimas de Costa me parecen estimulantes. Probablemente sea un sinvergüenza en todo este caso Gürtel, pero el hecho de que llore,no sé si porque le quitan el juguete del poder, o porque siente en el fondo su dignidad dañada, me resulta digno de reflexión. La política es difícil. ¡Quién aguantaría como Camps el acoso día a día de la prensa poniéndolo en apuros y llevándolo a situaciones de angustia? No sé si sienten esa angustia. A veces parecen de material blindado. Trillo es uno de ellos. Tiene el rostro de hormigón. No sé cómo aguantan tanto. Yo por mucho menos hubiera arrojado la toalla, pero está claro que no serviría para político. El poder deber ser una droga tremenda. Las lágrimas de Costa deben ser por la pérdida del mismo. Quién sabe. En cuanto al concurso y la segunda prueba, yo no participaré, pero la seguiré en primera línea.

Inuit dijo...

Estoy que tirito<<<<<>>>>>> Tengo las enciclopedias sobre la mesa, los libros de teología en la estantería, los emeils directos a la Gómez Borrero para que me los tramite al vaticano; también he contactados con los budistas cristianos de aquí que conocen a los budistas de allí. He encendido el incienso japonés y los suspiros de velas del ikea. Me he puesto el cd de mantras y me he preparado el safu y la campanilla a punto para meditar, por si se presenta la prueba en forma de koan.
"Alea iacta est" .
Inuits

frikosal dijo...

Futuro,
"Creo que lo peor que podría pasar es que pensaramos que todos son iguales, y nos desanimaran de la política."
Eso es justamente lo que está pasando, creo yo.

Joselu,
Si que es sorprendente esa imagen. Yo la verdad es que he visto una foto en un periódico y he pensado que lo habían pillado en un momento en que se llevaba las manos a la cara por cualquier razón, no he pensado que pudiera estar llorando. Pero quien sabe. Nosotros no somos de ese mundo.

Inuit,
A las 19h se cerrarán los comentarios y a las 20h saldrá la prueba. Prepare usted una buena cantidad de barras de incienso :)

Rafa Pérez dijo...

Hasta mañana no podré concursar, tengo una tarde ocupada y una noche todavía más. Pero prometo hacerlo.
Por cierto, creo que dentro de poco tendré la oportunidad de conocer a un agrimensor.

frikosal dijo...

No se apure que tiene usted hasta el domingo a las 20h

Rafa Pérez dijo...

Con el entusiasmo del concurso he perdido el verdadero hilo del post.
Nietzsche tenía razón en muchas cosas, menos en su negativa a cabalgar en las Walkyrias.
Y siga votando, no hay otra manera.

frikosal dijo...

Esto de cabalgar en las Walkyrias no lo conozco. Seguiré.
Y salude de mi parte al agrimensor.

Myrtus dijo...

Si para trabajar en la administración hay que pasar por varios exámenes... siempre me he preguntado quien examina a la clase política que SABEN? de cualquier cosa a la que se les ponga al frente; porque es ahí donde están, en lo más alto de la jerarquía de la administración pública y l@s que mandan cualquier despropósito (con y sin choriceo)

Salut, Myrtus

Mamen dijo...

Sí señor. Me he preguntado un montón de veces lo mismo. Además...¿por qué ellos no tienen que saber idiomas?

(Perdón es que estaba leyendo y no me pude contener...)

Tote Smen Tida dijo...

Está claro que los que están, como mínimo de una cosa sí saben: de política. Es decir, han sabido, querido o podido hacerse con un cargo.
Compartí mesas de APAS, clubs deportivos, asociaciones de vecinos y otras agrupaciones, en las que siempre me sorprendió la facilidad de algunos para atesorar cargos y muchas veces trabajando poco. Está feo y no daré nombres pero sé de alguien que en un par de años consiguió un regidoría municipal y poco despues una secretaría regional de un partido de ámbito nacional español. Nunca pegaba golpe.
Otros en cambio han mantenido una participación ciudadana y activa, de estos, la mayoría no alcanzan los cargos políticos.

Yo sigo votando.

La segunda prueba, seguiré observando!

igniszz dijo...

Hay que votar, y acordarse de estos momentos entonces, y darles su merecido, duro con ellos, que se lo ganen con sentido común (poco común) y dignidad (menos común). A la guillotina con ellos.
Hay que votar aunque sólo sea por la memoria de los que dedicaron o sacrificaron su vida por tener este derecho.
Ostras Inuit, nos dejas en clara desventaja. Espero que su santidad lo tenga en cuenta y nos otorgue algún punto extra (a cambio de algún porcentaje, en efectivo o en especie, que se puede discutir) a los que nos serviremos de la improvisación como estandarte en esta cruzada.

nomesploraria dijo...

Yo sólo voto al Partido Onanista. Les conmino a que también lo hagan ustedes.

Faltan 19 minutos, uf...

frikosal dijo...

En estos momentos... (sin ánimo de ofender, les ruego que lean imitando a Paloma Gomez Borrero)

En estos momentos ya ha sido activada la moderación de comentarios y en breves instantes se procederá a anunciar la Segunda Prueba.

frikosal dijo...

Paloma Gomez Borrero es autora de los siguientes títulos: “Huracán Wojtyla”; “ Comiendo con..., “ El Libro de la pasta”, “Pasta, pizza y mucho más”, “Juan Pablo, amigo”, y “Los fantasmas de Roma”.