martes, enero 22, 2008

Los mares interiores

(Continúa de aquí). Los mares interiores son grandes extensiones de niebla. Para fotografiarlos, que sería casi tanto como navegarlos, es esencial encontrar buenos emplazamientos. Puntos elevados, que al amanecer queden justamente fuera de la masa de nubes, como si fueran islas.

Se trata de una empresa difícil. Hay que salir de casa a una hora intempestiva, mucho antes que el sol, y andar con una linterna hasta el lugar elegido. Y una vez alli, esperar al amanecer. Pero algunas veces (muchas veces) parece como que si no amaneciera. Pasan los minutos y el aire continua estando oscuro, cargadísimo de humedad, casi líquido.

¿Como es esto posible si el movimiento de la tierra es perfectamente regular? Es que, a diferencia del mar real, el mar interior de niebla no tiene siempre la misma profundidad. Si es demasiado espeso, todos nuestros esfuerzos por emerger serán vanos: no habrá ninguna isla lo suficientemente elevada. Y la luz del sol, a pesar de su enorme vigor, no puede atravesar la capa de nubes para llegar a nosotros. Deberemos conformarnos con saber que fuera de la niebla el paisaje es magnífico.



Próximanente (en cuanto consiga las fotos que me gustan), emerger.

9 comentarios:

nomesploraria dijo...

La isla...uf! Que buena!!!! Y el árbol en la nieve...

Le Mosquito dijo...

La isla, la isla, me quedo con la isla.
Estos mares son la leche.

frikosal dijo...

Para la isla usé degradado neutro digital, para que se viera la "orilla" de abajo tal como la veía yo en aquel momento. Pero ahora estoy viendolo en otra pantalla y me parece que he aclarado un poco demasiado.
¿Qué os parece?

El problema es que (como con las luces y los cerebros), con diferentes monitores las cosas se ven distintas. Tengo que calibrarlo. El monitor :)

Le Mosquito dijo...

Desde que se estropeó mi LCD ahora veo en un CTR, y el pobre está un poco chungo, así que calibrarlo no vale de mucho.
En todo caso tú tienes el original sobre el que trabajar, y nosotros la ¿onírica? fotografía.
Pienso que, aunque alterases la edición, el resultado no sorprendería más, y después de una primera impresión.
Ahora bien: cuando no estoy conforme con algo (y parece ser tu caso) yo, lo re-edito, y pensando que pueda obtener mejor resultado para otros espectadores (para ti mismo, sobre todo).

Le Mosquito dijo...

Perdón:
He ampliado la fotografía (de nuevo) y creo que más que muy aclarado, la transición del degradado entre nubes y "orilla" es (mínimamente) brusca.
Joer, pero eso es afinar mucho (ya sé, ya sé que hay que afinar, pero "insisto" en que la primera impresión es la que vale).

hombredebarro dijo...

Fotos que hablan como poemas. Como algunos poemas no hablan.

igniszz dijo...

Dan unas ganas de caminar por esas nubes...

Bién pensado, solo hace falta una escalera larga, suficientemente larga, extremadamente larga, para encontrar la luz al final.

O contar con la ayuda de la ventolina que barre tormentas.

gyorch dijo...

Muy sugerente la imagen "oscura". En vez de subir tan temprano prueba quedandote a dormir arriba. Mejor si vas solo, así oirás el silencio. Si duermes al raso, sin tienda, el reuma te dirá si estás sumergido en el mar antes de que abras los ojos. Ojalá estuviesemos mejor adaptados a la naturaleza para poder prescindir de protecciones. Siento envidia de algunos animales...

frikosal dijo...

Mosquito,
Gracias por tu observación. La transición ¿te refieres a donde cambia de luz a sombra, que no está paralela a la base si no algo inclinada a la izquierda? Allí el cambio es real, es la sombra de la montaña. Justamente el aclarado es para que no sea tan brusco. Pero igual no te refieres a esto, no se.

Hombre,
Gracias

Ignis,
Recuerdo todavía ahora las diapos que hiciste en tenerife, de ese mar de niebla.

Gyroch,
"Ojalá estuviesemos mejor adaptados a la naturaleza para poder prescindir de protecciones. Siento envidia de algunos animales..." ¿Cuantas veces habré pensado esto mismo?