Lagartija cambiando la piel, más sobre la mística hindú



La base de todo el Hinduismo, es la idea de que la plétora de cosas y eventos que nos rodean no son sino diferentes manifestaciones de la misma y única realidad. Esta realidad, llamada Brahma es infinita y más allá de cualquier concepto; no puede ser comprendida por el intelecto ni puede ser adecuadamente descrita con palabras. A los diversos aspectos de lo Divino se les ha dado distintos nombres de variados Dioses venerados por los hindúes, pero las escrituras dejan muy en claro que no son más que reflejos de una única realidad última.

Nosotros (como las lagartijas) también somos parte de Brahma. Donde nosotros vemos formas, estructuras y sucesos, en realidad solamente existe Brahma. Pero es posible experimentar completamente y personalmente, que todo, incluyéndose uno mismo, es Brahma. Esta experiencia es llamada Moksha, o 'liberación' en la Filosofía Hindú y es la esencia misma del Hinduismo.

Entre las formas de lograr la liberación se encuentra el yoga (colocar un yugo ,unir) y que se refiere a la unión del alma del individuo a Brahma.

Después de un breve momento de éxtasis que alcancé el otro día, yo pregunto: ¿Fotografiar animales (lagartijas por ejemplo) tambien puede servir para alcanzar la liberación?



(Pinchad en las fotos para ampliarlas. Los textos en cursiva son de aquí).

Debo hacer notar que (i) La idea de Brahma expuesta anteriormente, no tiene absolutamente nada que ver con el Dios cristiano. (ii) Al lado de estos elevados conceptos, el Hinduismo fomenta (o por lo menos consiente) un sistema social con unas desigualdades brutales.

Comentarios

Martin Gallego ha dicho que…
Los dioses no saben que desde aquí abajo les vemos la ropa interior, y la verdad, no está muy límpia....
annabellee ha dicho que…
El primer paso hacia la liberación,es vivir la experiencia de tocar,del contacto profundo con las cosas,con el Universo,sin intervención mental,con la apertura total del corazón. Esta forma de tocar el mundo es maravillosa pero tiene también algo que produce terror a un occidental,la impresión angustiosa,al principio,de que te diluyes en el objeto percibido. Hemos reforzado tanto nuestro ego que es difícil aceptar lo rápido que comienza a desvanecerse cuando tocamos realmente el mundo...
(instantánea tomada del libro Tantra de Daniel Odier)
nomesploraria ha dicho que…
Me gusta la idea de algo más allá de la comprensión del intelecto. El infinito, el universo probablemente entren dentro de esta categoría.

Fotografiar todo tipo de bichos es paso fundamental para alcanzar el nirvana.

Las lagartijas de primera.
Jordi D ha dicho que…
Nunca había profundizado en el Sutra. Siempre me había quedado en la Kama :-)
edugomez ha dicho que…
Manel, si la lagartija en cuestión se queda quietecita, es como el nirvana que te comenta Albertus.
Si no para quieta, a mi al menos me entra un ataque de caspa y una desesperación profunda.
Ese bichejo, que por aquí nunca le había visto, me parece que es una lagartija ibérica (Podarcis hispánica).
Juani y Chema ha dicho que…
"¿Fotografiar animales (lagartijas por ejemplo) tambien puede servir para alcanzar la liberación?"

Eso me recuerda una pequeña historia que leí hace tiempo, que te resumo a continuación:

Dos discípulos, uno amonesta a su compañero vetándole por fumar, pues él acaba de preguntar al maestro si se puede fumar mientras medita, a lo que el maestro le ha dicho que no hay razón para ello. El otro, por su parte, dice: Tu error ha estado en el planteamiento. Yo por mi parte le pregunté al maestro si podía meditar mientras fumo, y su respuesta fue de regocijo, pues todo momento es único y válido para el logro del Despertar.

Entradas populares de este blog

La libélula negra

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta