lunes, marzo 05, 2012

Primeras horas con la Canon PowerShot G1X

Ana, sonriente en la caja de Casanova, después de haber activado el RAW de mi G1X.

El tipo de fotos que estoy haciendo últimamente (paisajes nocturnos con estrellas) precisa de cámaras de gran sensibilidad y ópticas luminosas de calidad. Desde hace tres años he usado prácticamente siempre una Nikon D700 y tres ópticas Nikon: 14-24 F2.8, 24-70 F2.8 y 70-200 F2.8, esta última, a veces con un teleconversor 2X. Sorprendentemente, estas ópticas zoom Nikon de diseño moderno son mejores que la mayoría de las fijas, pero muy pesadas. La cámara, con una sola de ellas, más una batería de repuesto y el L-Bracket para el trípode, pesa unos dos kilos. Esto es demasiado para llevarlo todo el día a cuestas, a no ser que se tenga muy claro que va a ser necesario.

Desde hace tiempo estoy esperando a que alguien se decida a lanzar una cámara con un sensor grande, que de calidad suficiente, pero que sea pequeña y ligera, para poder llevarla siempre por si surge la posibilidad de hacer una foto interesante. Ya se entiende que algo habrá que sacrificar. La calidad de la D700, que permite imprimir en gran formato una foto tirada a ISO 3200 difícilmente va a tenerla una cámara compacta. Pero ¿hasta donde se puede llegar?.

Vi la Fuji X100 de David Airob y me gustó mucho. Es pequeña, bonita, con un visor excelente y tiene un 35mm (equivalente) F2.8.  Pero al final la dejé pasar. El 35 F2.8 está muy bien para hacer fotos por la calle pero a mi me resulta demasiado largo. Hace poco han anunciado un modelo parecido pero con ópticas intercambiables, la X-Pro1, pero todavía no está a la venta y además el angular más corto que han anunciado es un 28mm 2.8... y no estoy dispuesto a comprar una gama entera de objetivos para esta cámara. Por otra parte, las Nikon V1/J1 a mi no me han gustado.

Un poco por sorpresa, ha aparecido la Canon G1X, heredera de la larga serie PowerShot G de Canon. Simplemente, Canon ha mantenido el concepto de siempre y ha puesto un sensor más grande, con un factor de recorte de 1.8. Casi como el APS de las reflex Canon, y mayor que el de las Nikon V1/J1. No es una máquina tan glamurosa como las Fuji ni tan innovadora como las Nikon V1/J1, ni tiene óptica cambiable, pero tiene un buen sensor, aproximadamente equivalente al de una D300 (aunque peor que el de la Fuji, según el análisis de DXO), y una óptica zoom 28-112mm (F2.8-F5.8), con estabilizador de imagen. Ese F5.8 suena horriblemente oscuro, y lo es, pero hay que tener en cuenta que incluso sin el estabilizador, una cámara sin espejo vibra mucho menos, y permite tirar sin trípode a una velocidad muy inferior a la de una reflex. Otro tema es el control del desenfoque del fondo, veremos que tal se resuelve con la G1X.

En resumen: después de mucho cavilar, encargué una G1X en Casanova, para temerla tan pronto como les llegara. El viernes a última hora me avisaron de que ya la tenían. Fui el sábado (anteayer) por la mañana a comprarla. La verdad es que con todo esto de comprar por internet se puede ahorrar algo de dinero pero no me apetecía soportar el estrés de exponerme a que hubiera algún problema... cosa que a veces sucede.

Son extrañas las sensaciones que se tienen con una cámara nueva, completamente diferente, en la mano. Después de miles y miles de fotos hechas con reflex Nikon (D200-D300-D700) en los últimos seis años, la pequeña G1X se nota muy diferente. Es pequeña, ligera y agradable al tacto. Se ve sólida y la pantalla orientable es muy práctica. Pero el visor es malo, casi testimonial. Y al principio no me aclaraba, los menús me parecían ilógicos. Traté de tranquilizarme pensando en que simplemente el problema era que yo estaba acostumbrado a Nikon. Decidí darme unas horas de margen, esperarme a llegar a casa o entrar en un bar a mirarla mientras me tomaba un café.

Pero en la misma puerta de la tienda quise poner la cámara en RAW... y descubrí que las instrucciones de la G1X vienen en pdf grabado en un CD... Después de un rato revisando menús por mi cuenta, decidí pedir ayuda. Tal vez les sorprenda si leyeron mi artículo sobre las tortugas heridas, pero pedir ayuda suele ser la mejor estrategia. Nadie puede saberlo todo.

Volví a entrar en la tienda y no hizo falta pasar de la caja para resolver el enigma del RAW. La persona que unos minutos antes me había cobrado y me había ayudado a poner correctamente la correa (yo siempre lo hago mal), se llama Ana y resultó ser una experta en las PowerShot. Simplemente, si la cámara está en modo automático, la opción RAW no aparece. Esta particularidad refleja la curiosa idiosincrasia de la G1X, destinada por una parte a personas que quieren una compacta de calidad pero que no saben demasiado de fotografía y por otro a personas más expertas que probablemente ya tienen una reflex. Hay otros detalles de la cámara que reflejan esta dualidad, que no tiene por ejemplo la Fuji.

Ya de paso hice el ritual de hacer la primera foto con una cámara nueva dentro de la propia tienda. Mañana les cuento algunas cosas más sobre esta curiosa G1X, y les explico que tal funciona el AF, el flash, el objetivo, el estabilizador, y sobre todo: ¿hasta que ISO se puede utilizar ese sensor?. Aquí está la segunda parte.

10 comentarios:

nomesploraria dijo...

M'agradarà veure-la.

Osselin dijo...

Yo no la veo para el uso que tú quieres darle. Espero equivocarme.
Voy a decirte una obviedad pero¿ se te ocurrió pedirle opinión a Matsahiro(te digo el nombre de memoria, bueno t+u ya sabes el de flickr)? Él seguro que sabe a la perfección las ventajas, incovenientes y tips para esta máquina.
Pero yo creo que te vas a decepcionar. Enfín no sé, entendiendo poco de compactas , la verdad.

frikosal dijo...

Oselin,
Creo que esta cámara te va a sorprender. Mira los enlaces a los tests del DXO, es casi como una D300. Claro que no sirve para fotografiar la luz zodiacal, pero tampoco la quiero para eso.

ric@rd dijo...

yo no se mucho de camaras, el verano pasado estuve a punto de comprar una PowerShot" G12 antecesora de esta nueva Canon, finalmente la desestime por que no es rapida como las reflex entre que la enciendes i disparas, y tambien existe un "relay" entre que apretas el disparador y se captura el instante...
eso si, es mas manejable, pequeña y sobretodo discreta en cualquier sitio, recuerdo que en "egipto se me trabó el obturador de mi OM-1n y con la AF-10 pude realizar fotos en lugares impensables que no me atrebo a comentar...
espero con "ansiedad" los resultados de su análisis...
s@lut

Osselin dijo...

"Tampoco la quiero para eso"
Ahora si que me cuadra.
Ardo en deseos de ver tus fotos con ésta cámara pra poder ampliar mi limitado campo de acción nocturno de la D70 comprándome una POWERSHOT G1 también.
Moltes gràcies per compartir.

Bufaforat dijo...

Muy bien, muy bien, manteniendo la tensión.

Erelea dijo...

Con lo que te gusta buscar los límites seguro que te lo pasas muy bien con la nueva cámara. La versatilidad de las compactas es inigualable con las reflex, y nosotros que vemos las fotos pequeñas no vamos a notar casi la diferencia. Tu espalda seguro que sí.
Que la disfrutes.

MartinAngelair dijo...

Lo que he leído sobre todo lo demás,...


...es que realmente, te apasiona la fotografía.





A veces, me olvido de ello,... :)





Beso.
B.N.C.M.

igniszz dijo...

Ahora que en casa nos hemos pasado a Nikon, tu te cambias de acera!
Éstas top-compactas, son muy manejables, y para hacer fotos en montaña, con raw, con las sensibilidades que llevan ahora, son una caña. Y para pasar discreto también, pero tampoco no le pidas peras al olmo. El sensor está muy bién (hay que reconocer que esta vez los inútiles de Canon han sabido dar el puñetazo en la mesa), pero la óptica.....

Martin Gallego dijo...

Pues no te ha quedado nada mal el retrato de Ana!