domingo, marzo 11, 2012

Sobre la posibilidad de acontecimientos terribles

Tengo la suerte de poder hablar regularmente con personas de unos 20 años, procedentes de diferentes países. Ellos me han enseñado la utilidad del facebook, del dropbox, de los teléfonos con internet y del iPad. Suelo mirar que software usan y normalmente, al cabo de unos meses, yo también estoy utilizándolo. 

Sin embargo el otro día dos de ellos me dijeron que pensaban que algo como lo que sucedió en Ruanda, o en la Alemania de Hitler sería imposible aquí y ahora. "Se ha aprendido", "Esto es Europa, aquí no puede suceder", eran sus frases. En vano les recordé los acontecimientos de Yugoslavia. Para ellos esto es un pasado remoto.

Debemos estar prevenidos para la posibilidad de que sucedan cosas terribles. Por supuesto que pueden volver a suceder, aquí y ahora. De nosotros depende que esto sea así. La inteligencia, el pensamiento, el análisis, el debate.. esos son los mejores recursos para evitarlo. El primer síntoma de que las cosas no van bien es el uso de los medios de comunicación para fanatizar a la gente. "Así empezó todo en mi país", me contaba un amigo de Belgrado. Me aterra ver como personas que se tienen a si mismas por bien informadas simplemente repiten lo que sus periódicos o emisoras de radio les han contado.

Yo creo que:
1-No debemos aceptar el uso de la violencia, ni tan siquiera en el lenguaje, por parte de nadie ni contra nadie.
2-Debemos aprender a valorar la información de todos los medios de comunicación con un sano escepticismo.
3-Las redes sociales son una poderosa herramienta, para bien y también para mal. No propagaremos información de la que no hayamos podido comprobar su veracidad tal y como lo haría un periodista serio. Siempre que sea posible, haremos referencia a las fuentes.

16 comentarios:

fenixavisunica dijo...

Hablar sobre la posibilidad hipotética de qué algo terrible vaya a suceder, cuando en realidad algo terrible ya está sucediendo, me hace pensar que quizás los veinteañeros con los que yo trato son los únicos que no tienen presente ni tendrán futuro, espero que solo los jóvenes de mi entorno sufran la violencia que significa ser las víctimas colaterales de una guerra mucho más profunda y terrible de lo que la mayoría de la gente piensa.
Y la única guerra en la que (hasta ahora, y creo que así seguirá), los padres no solo aceptamos, también aplaudimos a los que deniegan una vida a nuestros hijos.

Belnu dijo...

Siempre pueden suceder esas cosas, sólo algunos extraen lecciones de la historia, pero van contracorriente. ¿Pero qué puede saber de eso alguien de 20 años? Es obvio que hay que estar vigilantes, pero tampoco dejarse llevar por la oscuridad y lo que nos asfixia.

frikosal dijo...

Fenix,
Claro que ya están sucediendo cosas terribles pero yo me refiero a campos de exterminio como los de la segunda guerra mundial (o mucho peores con la tecnología actual) y/o a una guerra aquí con millones de muertos. O a la perfectamente posible, incluso previsible, guerra termonuclear que acabe con nuestra especie o por lo menos civilización.

unsui dijo...

Antes de actuar sobre la violencia verbal de muchos medios que tratan de fanatizarnos ( y en gran parte lo consiguen) habría que erradicar la violencial mental que le precede. Los odios que anidamos en nuestras mentes. Los miedos a lo desconocido, a los "otros".
Pienso que se pueden producir cosas aún más terribles. Basta con que se den las condiciones adecuadas para que una sociedad civilizada estalle en violencia. La historia nos da una relación de todas las veces que ha pasado.
Es realmente preocupante lo incivilizados que podemos ser los seres civilizados. Los guardianes de los campos de concentración nazis no eran asesinos profesionales, eran gente normal y corriente. A este respecto el experimento de la prisión de Stanford es tremendamente explicativo ( y preocupante). En la Wikipedia hay una buena entrada y enlaces sobre el tema que recomiendo leer.
Un cordial saludo
j

MartinAngelair dijo...

Es lógico, y casi de agradecer,...


...que los 'niños de veinte años' crean que lo inhumano no se repita.




Se saben la historia y la 'plana' de noticias con datos mejor que muchos de nosotros,...


...y nadie les puede negar su propia experiencia, (qué torpes nos volvemos a medida que envejecemos)





La diferencia está en que ellos siempre tendrán más esperanza y más fe que los de treinta, los de cuarenta, los de cincuenta, los de sesenta...






(y sí,...visto lo visto,...todo se repite,...qué mal he comenzado el día)






B.D.C.M.
besos para todos.

Jose Fernandez dijo...

Para los miles de nuevos comensales de los comedores de Cáritas, algo terrible ya está sucediendo. Para las dos parejas con un aspecto totalmente normal que el viernes vi personalmente como esperaban y recogían a la puerta de un supermercado los productos caducados que sacaban, también algo terrible les está sucediendo. Cuando todas esas personas se conviertan en una "masa crítica" puede que algo terrible nos pase también a nosotros.

Joselu dijo...

Nadie sabe nada, Frikosal. Lo que distingue a la historia es que los acontecimientos se producen sin que nadia haya podido preverlos o si se pudieron prever era difícil evaluar las consecuencias de los mismos. Los mismos pacifistas pueden ser causantes de desgracias mayores. Pienso en la política de apaciguamiento respecto a Hitler, el sometimiento a sus manifestados planes expansionistas, la realidad el gulag soviético que pocos intelectuales y políticos supieron ver en su tiempo. Me temo que somos en la inmensa mayor parte de las veces como seres que llevan una venda sobre los ojos -voluntariamente o no-, que somos generalmente cobardes e indecisos. La historia es un proceso no racional sometido a los vaivenes emocionales de pueblos e individuos, así como de leyes económicas… Un bello propósito para muchos como puede ser la independencia de Catalunya en el año 2014 puede ser el desencadenante de un infierno inimaginable. Las tragedias griegas tienen un coro, y, sin querer, muchos participamos en él con nuestra consciencia o inconsciencia, con nuestra actividad o inactividad. Muchos alemanes adujeron que no sabían nada de los campos de exterminio que había creado el régimen nazi. Probablemente sea cierto o tal vez sea tan cierto que no supieron ni quisieron saber demasiado. Esto es algo que compruebo día a día, la cantidad de cosas que nos ocultamos para lograr sobrevivir con una mínima paz interior.

Nacho Cembellín dijo...

Muy acertada tu proposición de la lectura q se debería hacer para con los medios de comunicación. Tenía en mi lejano COU un profesor un tanto loco y genial de física, q nos aseguraba q la historia inevitablemente se repetía.

Seguramente si, al igual q quien sabe si quien aquí responde es Nacho o Nacho el cuántico ;-). En fin, creo q a todos nos gustaría saber q va a pasar en un futuro y anticiparnos a ser posible a lo q nos pueda afectar. Pero creo q nada es igual nunca. Ruanda no tenía nada q ver con lo q aquí ocurre ahora y los conflictos religiosos q sufrieron los Balcanes tampoco son los mismo motivos por lo q hoy estamos sufriendo.

Dices q estos chavales no creen en q la solución del problema actual pase x conflictos como los citados. Yo lo q creo es q lo q no saben, es q ellos y no nosotros, tienen la clave del futuro, sea mejor o peor. Nosotros ahora, somos meros espectadores q sin embargo sufriremos las consecuencias de los cambios venideros.

La gente joven, por muy aletargada q esté la actual, serán los q producirán el cambio. De eso estoy practicamente seguro, espero q estos sean más inteligentes y dejen la violencia de lado.... eso espero, aunque desgraciadamente mi esperanza ilusa ante el ser humano, hace mucho tiempo q desapareció.

Un saludo.

igniszz dijo...

Yo debía de tener poco más de 20 años cuando empezó la guerra de Yugoslavia, y cuando nos dieron la noticia, no lo creímos hasta que lo vimos publicado en la prensa.
Muy acertado lo de la "masa crítica" que comenta José.

RAFA PÉREZ dijo...

¿Imposible? ¿Has visto la película Die Welle? Creo que la tradujeron como La Ola en España.

Osselin dijo...

No debemos confundir las voces con los ecos.Ni las apariencias con la realidad. Informar etimológicamente significa dar forma o realidad a algo.
No hay, pues, que confundir la opinión pública con la opinión publicada.
Porque la opinión publicada depende de quien facilita la información. Y la información tiene dueño.
Por eso no es extraño que el grupo Godó reciba legalmente subvenciones continuas ahora que gobierna CiU
Como no es extraño qeu el Grup03 editor entre otros de ara.cat y Sapiens siendo cercano a ERC recibiera legalmente varios millones de euros durante el gobierno tripartito.
Ni es de extrañar que la caverna mediática madrileña reciba subvenciones de quienes todo sabemos.
Ni que El País y la Sexta tengan detras de quién todos sabemos. Ni es extraño que el diario El Público desaparezca de la circulación.
Curiosamente, TV3 y las noticias de la 1 parece ser que aún no han sido conquistadas del todo aunque su tendencia se empieza a definir.
En cambio, el papel "convergent" del Sr. Cuní está más que claro.

Yo te invito a que leas mi último post. Comprobarás como todo lo que está pasando ahora es pura política neocon que se intentó aplicar ya en 1995. Pero no se hizo.
¿Por qué? porque los ayuntamiento, las autonomías, los estados , los partículares estaban en crisis pero saneados económicamente.
A partir de 1996 se dio una consigna a los bancos "Dad dinero a quién sea, como sea y durante unos cuantos años". Así se hizo hasta que el crack de Lehman Brothers dio el pistoletazo de salida: ya se podían aplicar las medidas neocon en todos los estados, todas las autonómías, todos los ayuntamientos, todos los particulares.
Once años de endeudamiento y de hipotecas habían anulado toda oposición y toda capacidad de maniobra.
Y ahora se vende como crisis y se dice que estas medidas neocon son las únicas posibles para salir de la crisis.
Nada que hacer, han ganado. Todos estamos paralizados por las deudas. Todo atado y bien atado , tras el desencadenamiento de 1996a 2007 de la tormenta perfecta.

El capitalismo siempre ha vivido de la piratería (China por ejemplo) del neoesclavismo (reforma laboral) y de la industria armamentística (EEUU, Rusia, Francia, Alemania etc).

Teniendo ya piratería y neoesclavismo sólo queda la guerra.
No tardará mucho en producirse un polvorín en Oriente Medio. Ya lo hay en África y se agotó en Sudamérica y Centroeuropa.

No veo razones para que ocurra en Europa. Aunque , anecdóticamente podría decirse que la Constitución señala que "el Ejército Español será el garante de la unidad indivisible de los territorios de España" y sabemos que los movimientos independistas van en auge.
¿Parece una barbaridad ,verdad? Así lo creo yo.

Jesús-A dijo...

Amigo manel, despiertas mis demonios.

No sólo lo peor de lo peor puede volver a sudecer mañana sino que cualquiera de nostros somos capaces de la mayor barbaridad en determinadas circunstancias.
Y hasta que no entendamos y creamos relamente esto, no nos daremos cuenta de lo sencillo que es acabar con esos monstruos.

Política, medios de comunicación y poderío económico, son sólo las alargadas sombras de nuestra mierda. Los problemas siempre vienen desde abajo.

Y no se como vamos a hacerlo. En momentos tan duros hay muchos nervios, es difícil que salga lo mejor de nostros, que es lo que necesitamos.

Paz y amor, suena hyppie, si, si, pero póngame dos tazas.

frikosal dijo...

Paz y amor...

Jordi Busqué dijo...

A mi me pasa al contrario. Siempre pienso que de un momento a otro la gente acabará de enloquecer y tendré que huir a la montaña...

Jordi Busqué dijo...

Por cierto, me sorprende lo que dice de evitar la violencia verbal.

¿De cuántas úlceras le habrá salvado a usted el noble arte de la blasfemoterapia?

Jan Puerta dijo...

Una gran entrada.
Un abrazo