viernes, septiembre 18, 2009

La Vía Láctea


Las obsesiones suelen ser contagiosas, y yo llevo unas semanas obsesionado con la Vía Láctea. He pasado horas observándola y fotografiándola desde diferentes lugares. Siendo celestial, tiene algo de maternal, en realidad estamos en ella, es nuestra galaxia: un enorme conjunto de estrellas que giran en torno a un supuesto agujero negro central. El sol no es más que una de tantas estrellas, y está situada en las afueras.

Hasta hace poco yo creía que en Astronomía las cosas que no pueden verse a simple vista es por que están muy lejos y por tanto parecen demasiado pequeñas para que nuestros ojos puedan verlas. Esto no exacto: en verano la Vía Láctea se extiende por todo el cielo, como el Ganges de los cielos, como el camino de Santiago (así se llama todavía en algunos valles del Pirineo), como un rastro de leche dejado por Era. Pero no puede apreciarse en todo su detalle, y no es solamente un problema de contaminación luminosa: es que la luz que emite (y la que no emite) es demasiado tenue, nuestros ojos no pueden ver los colores ni todas las formas.

...click para seguir leyendo... El telescopio tiene dos funciones: aumentar el tamaño aparente de los objetos y amplificar su luz. Para fotografiar la Vía Láctea, la primera no es necesaria, y para amplificar la luz basta con un objetivo convencional y una cámara(*). De este modo podemos revelar detalles que no son demasiado pequeños pero si demasiado débiles para que nuestros ojos puedan verlos.

Si hacemos esto, la Vía Láctea se transforma en algo difícil de describir. No es solamente un conjunto de estrellas, hay mucho más. Realmente parece un camino o un río, pero también una forma orgánica, con arañas, tortugas, filamentos..

Hay zonas ligeramente brillantes, rosadas, que son nubes enormes de gas incandescente(**), y otras oscuras, en las que no se ven tantas estrellas. Estas últimas me parecen especialmente interesantes. Son los restos de estrellas que han explotado (como explotará el sol). Están hechas de elementos que las propias estrellas considerarían inservibles si pudieran hablar: carbono, silicio, hierro.. basura espacial, pero ¡de estos materiales de deshecho están hechos nuestros cuerpos y nuestras mentes! ¿No es sorprendente que todo esto se puede ver desde aquí?.

¿Qué tamaño tiene la zona fotografiada? Está hecha con un 24mm, de modo que (aproximadamente) ocupa el doble que lo que abarca nuestra mirada. Pero la galaxia continua por ambos lados. De hecho, no puede verse por entero desde un solo lugar de la Tierra ni en un solo día. Es necesario viajar a varios lugares y en varios momentos del año para poder cartografiarla por completo. Esto es una obra titánica, de una ambición y perfección muy superiores a lo que yo puedo acometer, pero ya se ha hecho en varias ocasiones (y pueden verlo aquí o aquí ¿reconocen la zona que he fotografiado yo? Vega, esa estrella de la parte superior les puede dar una pista).

Y si ampliamos cada una de las regiones de la Vía Láctea, estas nubes de gas revelarían más y más detalles, puesto que su naturaleza es fractal, hasta llegar al límite de lo técnicamente observable. Todo esto se ha cartografiado y estudiado en detalle, cada nebulosa tiene su nombre científico y vulgar, más o menos se conoce su historia.. es un mundo de mundos, en la foto está la nebulosa Norteamérica, la del Pelícano y mil cosas más (incluyendo un agujero negro que es invisible y del que un día les hablaré).

---

(*) Y una montura ecuatorial con motor para compensar la rotación de la tierra. Para los aficionados a las fotos, son ocho tomas de ocho minutos cada una, a ISO400, f2.8, promediadas con DSS. Se ha pasado un filtro para reducir la presencia de las estrellas, que de otro modo no dejarían ver la galaxia.
(**) Plasma, realmente.

17 comentarios:

Le Mosquito dijo...

Impresionante fotografía.
Vistos los dos enlaces no doy con la zona que ha fotografiado usted, pero los he disfrutado.
Vista así, la basura también es bella (porque no la veo).

Un gran esfuerzo. Enhorabuena por el resultado.

El futuro bloguero dijo...

Reaparezco tras unos días (demasiados) en los que no tenía ganas ni de comentar ni de publicar.

Qué placer ver tus astrofotografías. Una vez más. Y toda la postproducción, filtros, secuencias, montaje.

El resultado es un auténtico regalo. Gracias.

Jordi Busqué dijo...

Tremenda la densidad de objetos!

¿Cuántas civilizaciones debe haber en la imagen que nos muestra Vd?

felquera dijo...

Muy buena la(s) foto(s) (el plural por eso de que sin varias tomas en una). Es increíble lo que tenemos encima de nuestras cabezas, aunque ya llevemos unos días sin ver nada porque está nublado, y una lástima que nuestros ojos no sean capaces de detectar tanta belleza, menos mal que siempre nos quedará la técnica para poder apreciarlo. En grande tiene que ser el copón con ruedas esa foto.
Salut.

Miguel dijo...

Impresionante la fotografía y el texto. Ahora mismo estoy explicándoles a mis alumnos el concepto de galaxia y por eso me ha venido muy bien este post. Realmente uno se pierde mirando la grandiosidad de estos lugares. ¿Y no habrá algún lugar habitado, además de nuestro planeta azul...?

Un saludo.

Mad Hatter dijo...

El nombre de "Camino de Santiago" es muy popular y conocido en toda España y es debido a que va en esa misma dirección de Este a Oeste.

Una preciosidad, gracias por darnos a conocer todos esos matices celestiales.

No puedo evitar acordarme del legendario bar de "Malasaña".

¡Salud!

Lom dijo...

Bueno, yo diría que su fotografía corresponde a una zona comprendidad en el segundo cuarto, empezando por la izquierda, de la imagen total de la galaxia. Sea como sea, siempre es un placer disfrutar con sus imágenes y explicaciones.
De lo inmenso, lo inabarcable y los pensamientos que trae, no sabría que decirle, tambien lo son para mi las enormes nubes que veo ahora por mi ventana.

treehugger dijo...

Yo en su foto veo al hombre alargando la mano hacia dios tal y como lo pintó Miguel Angel en la Capilla Sixtina.

Isabel Núñez dijo...

Qué fantástica esa mirada extasiada ante la textura de las estrellas mezclándose a la mitología! Siempre pensé que la nomenclatura de las estrellas, mitad mitológica y mitad poética y también a veces recordatorio de los astrónomos que las descubrieron ayuda a su contemplación o la envuelve al menos de ese otro halo complementario a su belleza. Mirar las estrellas es una borrachera. Yo hace siglos que no tengo instrumental, sólo las he visto a simple vista en alguna excursión o viaje al campo, lugares con menos contaminación lumínica, donde la luz y las sombras tienen sentido, donde la naturaleza aún existe y nosotros somos hormigas

Le Mosquito dijo...

¡Oh! Lo que apunta TreeHugger es cierto, al menos para mi, en serio. Esta mañana sospeché que había algo de subliminal en la imagen; me resultó familiar... Eso es, sí.

Jordi Busqué dijo...

Me sumo al reconocimiento de la genialidad del comentario de treehugger. Sí que lo recuerda, sí...

frikosal dijo...

En un remoto lugar de Irán las mujeres han vendido sus joyas para pagar un observatorio astronómico (como aquí antes se hacían coronas para la virgen) y el día de la innaguración desconectaron todas las luces eléctricas para que se viera mejor. Justamente en esta foto que hicieron el día sin luz se ve un trozo de cielo parecido a este. La estrella más brillante en la parte superior es Vega, y Daneb también sale aquí pero cuesta verla.
Lo que dice Lom creo que es exacto. Lo que dice Th a mi me cuesta verlo.
En la sala de al lado, un ateo y un musulmán llevan más de dos horas discutiendo. Ayer estuvieron igual y por poco llegan a las manos. Veremos como acaba hoy.

Isabel Núñez dijo...

Lo de las mujeres persas que han vendido sus joyas para financiar un observatorio es fantástico y habla de ese Irán otro, ese Irán laico y culto y urbano que no aparece en los medios, del que me hablaba mi amigo Hossein Derakhshan, ahora encarcelado en Teherán, desde hace un año.

Myrtus dijo...

No es que nos muestres la fantástica fotografía de la Vía Láctea, es que además nos enseñas y podemos aprender un montón. Gracias :D

Salut, Myrtus

Joselu dijo...

Me quedo sin palabras ante tanta belleza e inmensidad.

la desanchá dijo...

Pues sí que parece lo que dice Treehuger. Y eso rosa que se ve enmedio deben ser los dedos a punto de tocarse.

Hoy venía en el periódico de aquí cómo hacer un contador de estrellas con una cartulina, un agujero de 12 cm de diámetro y un cordel de 30. Cada semana viene un artículo de astronomía sin mucha complicación.

Bueno, venga, le pongo el enlace:

http://www.laverdad.es/murcia/20090919/sociedad_murcia/pueden-contar-estrellas-20090919.html

A mí me parece que tiene que haber más.

Anónimo dijo...

Apreciado Ignis,
¿Desde cuando no mira usted los correos electrónicos?