jueves, mayo 14, 2009

Los coletazos

La larva de libélula emperador, todavía húmeda, con su aspecto característico de monstruo, buscando un lugar donde metamorfosearse.

Todos los que ansían un cambio en su vida yo creo que deberían prestar atención a la metamorfosis de la libélula, que en pocas horas pasa de ser una criatura acuática que repta por los fangos de la charca a ser uno de los insectos que mejor vuela ¿Como es posible?.

En las ferias de bodas, donde se anuncian banquetes, fotógrafos, viajes e iglesias, se dice constantemente que el día de la boda es "el más feliz de tu vida". Para las libélulas, si fueran tan simples como para pensar que existe un día semejante, ese día seguramente sería el de la emergencia, si es que les sale bien. En esa fecha tan señalada, las grandes larvas de la libélula emperador (Anax imperator) nadan inquietas de un lado a otro de la charca durante toda la tarde, buscando un lugar por donde trepar y poder salir hasta el exterior. Sobre la media noche, cuando la oscuridad ya es total, abandonan la seguridad del agua en la que han crecido durante meses. Durante un rato deambulan cerca de la charca, dejando un rastro de agua, hasta que encuentran un buen lugar para realizar la metamorfosis (y a mi me recordaron a los monstruos anfibios de los cuentos de H.P.Lovecraft).

El lugar ideal es una rama vertical o una pared rugosa donde puedan agarrarse fuertemente, aunque también aceptan salientes horizontales, o incluso precarias hierbas. Pero debe estar despejado de obstáculos: durante sus primeras horas de vida adulta su exoesqueleto es tan delicado como un papel de seda mojado, y basta un leve contacto con una rama para dejarlas fatalmente tullidas. La mortalidad es elevada.

Cuando ya consideran que están en un buen lugar se detienen y dan unos elegantes coletazos a un lado y a otro, para asegurarse de que no van a encontrar ningún obstáculo peligroso. Si el resultado de la prueba no es satisfactorio buscarán un nuevo lugar. Cuando finalmente se sienten seguras, realizan una última pausa antes de iniciar el largo proceso de metamorfosis, que es totalmente irreversible, y durante el que van a quedar completamente indefensas.

Dando coletazos.

Estos animales, que tanto en su vida acuática como en la aérea son extremadamente precavidos, durante la metamorfosis se despreocupan por completo de lo que pueda suceder a su alrededor. Esto es una muestra más de la sabiduría de los insectos: puesto que no pueden hacer nada para evitar las desgracias, ¿para que preocuparse?

Continúa aquí.

14 comentarios:

zbelnu dijo...

Sí que parecen un modelo interesante para reflexionar... Y qué bonitas y femeninas se ven siempre en tus fotos, esbeltas bailarinas aéreas y terrestres...

El futuro bloguero dijo...

Me gustó tu comparación a los monstruos de Lovecraft, ahora los imaginaré así... acechando en la oscuridad, esperando el momento en que atreverse a cruzar el umbral...

Y emerger como dioses del aire. Menudos momentos has captado

gyorch dijo...

Gracias por hacernos menos ignorantes sobre estos temas.
Siempre me he alegrado de que los insectos y aracnidos sean tan pequeños. Qué terror sinó.

Mamen dijo...

Muy bueno. Ojalá con todas estas entradas estés contribuyendo a que la gente se pare a admirar más la vida de los insectos, que es fascinante.

Anónimo dijo...

Considerando el tiempo de forma realtiva, su transformación es un fenómeno sorprendentemente veloz. Y es tan sofisticada y drástica la metamorfosis, como si de dos especies ...que digo?, más, más, como si de anfibio a ave pasara en un instante, que me cuesta imaginar procesos evolutivos intermedios de otros tiempos.
Los misterios naturales tampoco se quedan cortos.
Estoy fascinado.

Jesús A.

Dr. Jorge Garat. dijo...

La segunda foto simplemente me encantó.
Un día me contarás como haces para estar ahí, en el momento justo...
Felicitaciones!
Jorge.

la desanchá dijo...

Decía usted en la entrada anterior que si esto se supiera, los estadios de fútbol se quedarían vacíos.
¿Vió usted el partido de ayer? ¿Se imagina toda esa muchedumbre alrededor de la charca, vociferando y tirando cáscaras de pipas y latas de refrescos?
¡Dios no lo quiera! Las pobrecitas se extinguirían, usted se quedaría sin hacer la foto y nosotros sin ver tan extraordinario momento.
La masa enardecida está mejor en el fútbol.

igniszz dijo...

Está Ud. excelso.

Erna Ehlert dijo...

preciosas imágenes otra vez.
no los pillé nunca durante, recién cambiada una y vestidos abandonados a menudo.

un saludo

Gise =) dijo...

BUeno deberiamos aprender de muchas de las actitudes de este pequeño, interesante y sabio insecto...quien lo diria no??? la naturaleza es tan sabia y muchas veces no nos damos ni cuenta...
Eres tan claro para explicar estas cosas que me encantan...
Y el libro?? deberias planteartelo, seria un exitaso!!!
Beitos y buen finde Dr!!!!

Joselu dijo...

Sabiduría oriental. Dejemos que las corientes sigan su curso por el cauce o camino que menos resistencia ofreca al discurrir del agua. La libélula inicia la metamorfosis y opta por la pasividad y la contemplación. ¡Qué genero has creado más interesante: la reflexión filosófica a partir de la contemplación de los insectos o las estrellas. Me deleitas.

frikosal dijo...

Bel,
Femeninas.. es curioso. Tal vez si, siempre ves cosas que a mi se me escapan.

Futuro,
Lovecraft al parecer estaba sin trabajo y amargado con los inmigrantes que llegaban en barco, ¿por eso sus monstruos salían del agua?

Gyo,
Según se cree, no pueden ser mayores por que su sistema respiratorio les limita. Pero hubo libélulas de 70 cm en una época en que el oxígeno era más abundante, según tengo entendido.

Mamen,
Gracias.

Jesús,
Es la h esa transformación, memorable, se sigue viendo durante días al cerrar los ojos, como ya sabes.

Jorge,
Hay un truco. Normalmente no estoy ahí, si no que estoy en el despacho haciendo cosas muy aburridas. Pero de eso no subo fotos jeje.

Desanchá,
Desde luego el fútbol es necesario para que el mundo ande, tiene toda la razón.

Ignis,
Gracias.

Erna,
Eso mismo decía yo, que nunca las había visto, pero ...

Gise,
Si se publicara.. estas cosas le interesan a muy poca gente y lo que se publica es traducido de otros países con editoriales más potentes. No hay nada que hacer, me temo. Pero gracias.

Joselu,
Si, se queda completamente a su aire.. no tiene otra opción, pero eso le sale caro, ya verás.

Carmen dijo...

¿Que no interesan éstas historias? Mira, lee, yo diría que sí. Y ¿es cierto que buscas publicar? Antes de la crisis sabía de quién deseaba encontrar trabajos interesantes... ahora no sé si habrá restricciones, pero si lo dices con interés, escríbeme.
Besos... qué cola tan interesante.Y me da envidia saber que uno se puede aislar así del mundo... quizá sería algo semejante a cuando damos la vida, pero lejos de los quirófanos verdes.

Fab dijo...

Magníficas fotos y textos,
saludos