miércoles, marzo 04, 2009

Edwin Hubble y la galáxia de Andrómeda

Esta es mi modesta (por no decir mala) primera foto de la Galaxia de Andrómeda. Está tirada con un 50-500 a 500mm. La galaxia se ve más o menos igual de grande que el cuerpo de un pato asustado que se aleja volando. Aquí hay una foto buena.

Yo no se si la noche del 5 al 6 de octubre de 1923 hubo algún importante partido de fútbol, pero pasará a la historia por la foto que hizo Edwin Hubble de la galaxia de Andrómeda. Hubble, antes de ser un famoso robot telescopio, era un astrónomo. No se si nos hubiéramos llevado bien. Por una parte, Hubble me cae simpático por que se interesó por la astronomía a escondidas de su padre, que pretendía que fuera un próspero abogado. Pero por otra, me parece que debía de ser un poco repelente: se dice que tenía un carácter más parecido al de un artista de cine que al de un astrónomo (*) y se empeñaba en hablar con acento de Oxford (donde solamente estuvo tres años) a pesar de ser de Missouri.

Hubble, frente al telescopio de Monte Palomar, entonces el más grande del mundo. De un APOD.

En cualquier caso, Hubble era un usuario muy competente del telescopio de 2.5 metros del monte Wilson, que esa noche apuntó hacia la misteriosa nebulosa de Andrómeda (igual que mi cámara 86 años más tarde). En aquella época no estaba clara la naturaleza de esas manchas luminosas que hay en el cielo. Algunos sostenían que todas ellas no eran más que simples nubes de gas, mientras que otros pensaban que algunas eran otras galaxias, a distancias enormemente grandes. Hubble era más bien partidario de esta segunda opinión. Y aquella noche, contra todo pronóstico, pudo demostrarlo.

Galaxia de Andrómeda, fotografiada por Hubble con el telescopio de monte Wilson. Las anotaciones son de su puño y letra. La estrella variable está marcada como VAR!

El telescopio de 2.5 metros, que capta unas 1000 veces más luz que el modesto objetivo de mi cámara, no se utilizaba para simplemente ver, si no para algo mucho más importante: fotografiar. Desde principios del siglo XX la fotografía había revolucionado la astronomía, por primera vez se podía estudiar las imágenes con detenimiento y sobretodo comparar y objetivar los datos. Cuando Hubble comparó la foto de aquella noche con otras exposiciones anteriores, observó una estrella variable presumiblemente dentro de la nebulosa de Andrómeda.

Esto era muy importante. Algunas estrellas agonizantes tienen algo parecido a una respiración interior, se expanden y contraen regularmente. Y esto, aunque parezca mentira, permite saber a que distancia están. Aunque la persona que hizo este sensacional descubrimiento, a diferencia de Hubble, no fue un personaje mediático: murió en el anonimato y sin ningún reconocimiento (pero de eso hablaré otro día).

En el caso de la nebulosa de Andrómeda, la distancia hasta la estrella variable resultó ser enorme: más de dos millones de años luz, muchísimo más lejos que el tamaño de nuestra Via Láctea. Era definitivamente otro universo-isla. Esa luz difusa de la nebulosa no está compuesta por motas de polvo normales, si no por mundos enteros... cada uno de ellos formado por una estrella y sus planetas, con sus lunas, sus libélulas y sus notarios.

Se ha podido averiguar que se aproxima a nosotros, dentro de algunos miles de millones de años finalmente chocaremos. No creo que ninguno de nuestros descendientes pueda observarlo.

(*) He had an exciting, compelling personality, far different from most astronomers, much more like those of the movie stars and writers who become his friends and companions in the later years of his life. (Self-made cosmologist: the education of Edwin Hubble. D.E.Osterbrock et al.)

16 comentarios:

Inuit dijo...

Fíjate que coincidencia tan poco interesante. Asociaré la foto a mi fecha de nacimiento. Ya lo intuía yo que era hija de las estrellas.
Inuits

frikosal dijo...

¡Hombre! Yo no diría que poco interesante.. El 5 o el 6 ? A ver si me acuerdo de felicitarte.

Miguel dijo...

Me parece muy interesante esta entrada. He aprendido cosas nuevas sobre las estrellas.
Un saludo

zbelnu dijo...

Vaya con Hubble! Pero me gusta esa respiración interna y espasmódica de las estrellas agonizantes. Siempre hay un aliento poético en tu mirada sobre las cosas, algo que se filtra en tus comentarios...

felquera dijo...

¿Te parece mala la foto? Pues dámela a mí :)
No tengo ni puñetera idea de astronomía (imagínate, soy filólogo de letras purísimas), pero con la de noches que he estado en el monte con muchos ratos mirando las estrellas me ha dado alguna vez por ponerme a pensar en el Universo, y si te digo la verdad me entran mareos de lo grande que debe de ser y de lo minúsculos que somos. Eso a simple vista, con que me pongo en la piel de estos astrónomos que además de entender del universo pueden apreciarlo mejor que yo y me dan una envidia poco sana.
¿Cuál empleaste para la foto, el sigma 50-500?
Salut.

Joselu dijo...

La foto es muy estimable. Las buenas seguro que están hechas con unos medios mucho más sofisticados que los que tú utilizaste. Me encantan tu visión y tus explicaciones sobre el universo.

vilu dijo...

Bueno la foto no esta tan mal, pa mi la quisiera. La explicación sublime y como dice Felquera cuando tienes la oportunidad de sentarte a observar/reflexionar te sientes minusculo, con todo lo soberbios que somos los humanos y la mierdecita que realmente somos cuando nos comparamos con la naturaleza y con el universo. Contemplar la naturaleza en todo su esplendor y el universo en toda su grandeza, tendria que servirnos a todos de lección de humildad, tendria que ser obligatorio que todo el mundo pasase una noche contemplando el universo a ver si así no somos tan arrogantes. Venga no me enrrollo mas.

igniszz dijo...

Cuenta, cuenta más historias de ese telescopio. Son apasionantes.

frikosal dijo...

Miguel,
Muchas gracias. A mi me ha encantado leer sus historias de pescadores. Le he añadido a mi lista de blogs para no perdemelas.

frikosal dijo...

Zbelnu,
Si que era un poco bicho, según se dice. Se supone que los científicos son tipos aburridos pero nada más lejos de la realidad.. espera a oir la historia de las cefeidas y verás que intrigas.

frikosal dijo...

Felquera,
Me permito recomendarte un libro: Big Bang, de Simon Singh. Verás que historias de descubrimientos, intrigas, misterio.. y dimensiones, es todo mucho más grande de lo que se puede imaginar.

Efectivamente, está hecha con el 50-500. Debo ser la única persona del mundo que lo usa para galaxias :)

A ver si podemos coincidir, subo por tu tierra por Semana Santa. Mandame si quieres un correo a frikosal@gmail.com (y si lo haces avisame en un mensaje, que normalmente no lo leo).

frikosal dijo...

Joselu,
Si que están hechas con medios mejores, pero eso no es todo. Yo no sabría usarlos, si dispusiera de ellos. Estas fotos son muy técnicas y se tarda en aprender, hay que tener paciencia... Pero lo digo con alegría, aprender es lo que más me gusta.

frikosal dijo...

Vilu,
Si que es cierto, es algo que normalmente no pensamos. Obligatorio no se, pero que en las escuelas, en la tele.. podría enseñarse un poco.

frikosal dijo...

Ignis,
Muchas gracias !
Pero quiero hacer primero las fotos para ilustrarlas.. y son complicadas.

Le Mosquito dijo...

Algunas estrellas agonizantes tienen algo parecido a una respiración interior, se expanden y contraen regularmente.

Una descripción del todo dramática. Últimamente se me salta la lágrima por cualquier cosita.
Menos mal que siempre tienes un alivio cónico, como es en éste caso el del señor notario. Jo, jo, jo...
"Asco de mundos"

Le Mosquito dijo...

"...alivio cóMico..."

Vaya tardecita que llevo. Me retiro a estudiar.