La siesta

Yo -siempre que las circunstancias me lo permiten- me tumbo a dormir después de comer. A veces duermo en el tren, dentro del coche aparcado o en un prado. Pero si puedo, me meto en la cama y al esconder la cabeza en la almohada, tengo la certeza de estar disfrutando de uno de los sentimientos más sinceros que existen: el amor a uno mismo.

De noche se duerme por obligación, para poder estar despierto al día siguiente y trabajar para pagar la hipoteca. Las personas honradas y trabajadoras, como los grandes banqueros, madrugan y por consiguiente deben pasar la noche durmiendo. De este modo a primera hora de la mañana ya están despiertas y preparadas para poder invertir en la bolsa.

Pero la siesta se hace por el vicio de la pereza, para darse el placer de descansar. ¿Cuál de los dos sueños debe ser más gozoso? ¿El obligatorio de la noche o el robado al mediodía?

La mejor de las siestas, la más perfecta, es la de 10 minutos. Cuando el cuerpo y la mente están en plena forma, con este tiempo es suficiente para soñar una historia completa y despertar renovado. Ahora bien, en épocas de cansancio o de insomnio, es posible que tendamos a alargarnos más, mucho más. Son estos excesos de los días festivos los que dan mala imagen a la siesta, pero ¿qué más da? Quien pueda que los disfrute.

El invierno, con sus días tan cortos, es el enemigo natural de la siesta larga. Las horas de luz terminan muy pronto y es una pena desperdiciarlas, incluso si no tenemos ninguna obligación por la tarde. En cambio, el verano, con sus tardes enormes y su calor despiadado, parece que nos obligue a dormir después de comer. Incluso desde el punto de vista de la productividad, la siesta veraniega debería considerarse una herramienta útil. Es de sobra conocido que los minutos más lúcidos son los que siguen al despertar de una siesta de verano. De la misma manera que lo perfecto está en el punto medio entre lo posible y lo imposible, en estos instantes que siguen al despertar suave de un sueño feliz, la mente puede concebir y explorar las ideas más atrevidas y al mismo tiempo someterlas a la criba del pensamiento racional y después recordarlas.

Me voy a dormir. Diez minutitos, solamente.

Comentarios

Joselu ha dicho que…
Yo procuro siempre que puedo echármela. Me pongo a leer e inevitablemente me quedo dormido unos diez minutos, que es como dices, la duración perfecta. Mi padre se echaba la siesta a lo gran señor. Sólo trabajaba por la mañana y después de comer se acostaba con pijama y todo y se levantaba pasadas las seis, se iba al cine, y luego al café. Eran otros tiempos. Una gran aportación la de la siesta. Creo que los japoneses la están introduciendo entre sus empleados por los aspectos positivos que tiene en el rendimiento después de comer.
Le Mosquito ha dicho que…
Leído así... hasta debería reconsiderar mi manía a La Siesta.
Yo me despierto modorro, seco, cabezón... Pero todo lo que comentas parece muy apetecible.
Inuit ha dicho que…
"...tengo la certeza de estar disfrutando de uno de los sentimientos más sinceros que existen: el amor a uno mismo."

Es muy interesante esta observación, muy creativa ...creo que voy a trabajarla, claro, contextualizada, porque fuera de contexto podría aportar valores egocéntricos.
Inuits
Ramuol ha dicho que…
Yo hace años que no me echo siesta, no me suele dar tiempo. Además me pasa lo que a Le Mosquito me levanto peor de lo que estoy y sin ganas de hacer nada.

En mi pueblo dicen "el que mucho duerme, poco vive" y ciero es, pero a ver quein aguanta sin dormir y es persona a la vez.

Saludos y gracias por añadirme a tus enlaces, yo también te he añadido.
Pantagruel ha dicho que…
A mí tampoco me sienta bien la siesta, y procuro evitarla, lo que pasa es que ando con deuda de sueño y me pilla a traición. Me gusatría dormir la siesta de la llave: te duermes en el sillón con un llavero en las manos; cuando las llaves caen al suelo te despiertan y ya está, pero a mí eso se me suele quedar muy corto; luego me arrepiento. No había ninguna foto de bichucho para ilustrar esto, Friko?
nomesploraria ha dicho que…
La siesta es la única actividad que practico con esmero y disciplina.
Disiento en su brevedad, como profesional le dedico dos horas en la cama y con pijama. En invierno, hora y media, que no es cuestión de desaprovechar la luz ni el tiempo.
Hermano Joaquín ha dicho que…
Hijo mío. La pereza no es vicio, es pecado capital, hijo mío.
nomesploraria ha dicho que…
Añado que me despierto fresco como un pincel (¿o era una rosa?) y que no hay momento mejor para yacer acompañado y practicar el fornicio y otras porquerías, gozos y entretenimientos.
P Vázquez "ORIENTADOR" ha dicho que…
Con diez minutos satisface. Pero yo duermo dos o tres horas en todo tiempo y lugar, sobre todo en el sofá. Nunca me quieren acompañar... para lo de "nomesploraria". La siesta es una necesidad y... un placer.
El futuro bloguero ha dicho que…
Yo, perezoso proverbial, Lazy blog para los amigos, soy muy partidario de la siesta. También disfruto de la siesta corta de diez quince minutos, ya que la siesta larga aplatana y amodorra.

Entre otras variedades, también me complace la siesta mañanera, o la siesta de antes de comer, también llamada siesta del obispo, siesta del carnero o siesta del galgo, y no disfruto de la famosa siesta de Cela, aquella de pijama, padrenuestro y orinal.

Un abrazo despejado. (hoy cayeron 15 minutos estupendos)
la desanchá ha dicho que…
¿Diez minutos dice usted? Las mías son de dos o tres horas. Por eso me impongo luchar contra ella, que luego por la noche no hay manera. Las de invierno son terribles, si comete uno el error de echarse una mantica está perdido, se pueden hacer las tantas.
Las de primavera-verano son otra cosa, incluso afrodisíacas diría yo. Y ya tenemos dos pecados juntos, hermano Joaquín.
Alter Hadas ha dicho que…
Yo, como mis amigas alterhadas, soy de siesta de pijama y bacinilla. O sea, de diez minutos nada. Es lo que tiene que te cueste conciliar el sueño, y que necesites, para tal menester, horizontalidad total, oscuridad y silencio.

La siesta, coincido con la desanchá, es el mejor momento para la lascivia.

Yo, si alguna vez me confieso, quiero hacerlo con el Hermano Joaquín. Tras la siesta.
frikosal ha dicho que…
Si, yo creo que la siesta es el mejor momento. Sobretodo en verano.

Pero el Hermano Joaquín no creo que sea un buen confesor.
R. Joaquín Rodríguez ha dicho que…
Ah! la siesta!!
No concibo la vida sin ella, invierno y verano. Como estoy en el hemisferio sur y aún no es otoño, estoy en la etapa que describe la Desanchá. Qué otra cosa puede uno hacer cuando afuera hace 40° grados y hay un aire acondicionado en el dormitorio?. Después levantarse y sentarse bajo la parra a seguir disfrutando del ocio y la pasividad, sentir como cae la tarde, sentir cierta fortuna por tener patio, plantas y tiempo, por sobre todo, tiempo.
Gracias por tu post Friko... me has hecho valorar algo que no dimensionaba solo por serme cotidiano.
frikosal ha dicho que…
Es que una parra es una cosa muy seria. A mi me gustaría mucho tener una para poder pasar las tardes debajo.

Un antepasado mío, según se dice, dilapidó el patrimonio familiar a causa de dejar pasar el tiempo debajo de la parra sin hacer absolutamente nada durante años, excepto beber agua limón (una especie de limonada que se hace o hacía en Valencia). Aunque quien sabe, tal vez fueron otros sus vicios.
treehugger ha dicho que…
Pues yo despues de comer lo paso fatal. Fatal. Malditas multinacionales. Que les costaria tener una sala con una luz tenue y unas acolchadas butacas.
igniszz ha dicho que…
La apología a la siesta que hace usted debería considerarse terrorismo de estado. Se imagina todo el país paralizado inútilmente sin contribuir al incremento del PIB. Lo que le pasa a usted es que se pasa las noches en vela haciendo fotos a las estrellas y luego no tiene ganas de dar golpe. Ya descansará cuando se vaya al otro barrio (si ha sido buen cristiano). No hay tiempo para siestas, a trabajar, que es su obligación, doctor perezoso.
Mamen ha dicho que…
¿Pero no hay fotos? Jeje, es broma.

Muy de acuerdo en todo lo que ha escrito, sí señor.

Saludos!
eva al desnudo ha dicho que…
Sin duda, la de diez quince minutillos es perfecta. Si me duermo una hora o más, me despierto como la niña del exorcista o peor, me sienta muy mal y por la noche me dan las tantas.
En verano es diferente, me llevo el despertador a la playa y duermo allí, ay! que tiempos en los que en casa de mis padres habia una parra en el porche....

Saludos Frikosal, es la primera vez que escribo aquí.

*Espero que la expo de la semana pasada haya sido un éxito.
Miguel ha dicho que…
Yo, siempre que puedo, hago la siesta. No perdono una. Igual me da que sea verano o invierno. El placer es siempre el mismo. Siempre me llevo conmigo algo para leer. El placer de dejarse vencer por el sueño a la segunda página, es comparable a muy poquitas cosas.
Un saludo.
Francoise Voisin ha dicho que…
¿Y en qué momento del día lavan ustedes el coche?
Pandilla de holgazanes.
frikosal ha dicho que…
Ignis,
¿De estado? El estado y yo no creo que tengamos nada que ver.
frikosal ha dicho que…
Mosquito,

"Yo me despierto modorro, seco, cabezón"

Todos los deportes requieren práctica hasta que se llega a dominarlos. Dicen que incluso el golf (que visto desde fuera del green parece una tontería) necesita ser practicado hasta que se llega a dominar. ¿Como podría ser la siesta una excepción? Persevere usted y verá.
frikosal ha dicho que…
Manen, Panta,
No hay foto, lo siento :)
frikosal ha dicho que…
Inuit,
Si que debe ser egocentrismo pero por lo menos es sincero.
frikosal ha dicho que…
Eva,
Bienvenida y tomo nota de lo de ir a la playa con despertador.
frikosal ha dicho que…
Voisin,
Yo se que está mal visto, pero en los últimos 20 años he tenido varios coches y jamás he limpiado ninguno, ni por dentro ni por fuera. Excepto el dos caballos, una sola vez.
Anónimo ha dicho que…
Buenassss..... Con suerte duermo 5 horas de 22:30 a 3:30. Mi primera parte del curro es distraida, pero desde que acabo el primer cliente, a eso de las 5:45 hasta que recibo la llamada al movil del siguiente, a las 6:05 me quedo en la furgoneta con la radio puesta (una cadena que no hable el locutor) y durante esos 15-20 minutos me echo una siesta que me parece como si hubiese dormido un siglo... un verdadero placer.
Saludosss
JM
pablito ha dicho que…
La siesta es uno de los mejores placeres que hasta ahora no han encontrado la forma de fastidiarnos o hacernos pagar.
nomesploraria ha dicho que…
Soy testigo de haber visto un caracol viviendo en el interior del coche del egregio agrimensor.
Su coche es el segundo más guarro del mundo después del mío.
A parte de no haberlo lavado jamás, lo ensucio más que él.
nomesploraria ha dicho que…
Jo! el gran (GRAN) JM comentado por aquí, qué honor, qué envidia.
Hermano Joaquín ha dicho que…
No puedo confesar, señores. NO soy padre que soy hermano y sin ser sacerdote no puedo administrar sacramentos.
¡Incultos, ignorantes, descreídos, personas de mala fe, ácratas, apóstatas, renegados, comunistas!
nomesploraria ha dicho que…
Hacer siestas de pijama, padrenuestro y orinal, requieren práctica y no poca pericia.
Me considero un profesional del asunto y estoy pensando en abrir un consultorio.
frikosal ha dicho que…
Hermano,
Sus exabruptos me desconciertan.

NMP,
Eso del caracol son calumnias.
R. Joaquín Rodríguez ha dicho que…
Friko, tu antepasado era un genio!
Es mejor perderlo todo por tomar limonada durante años bajo una parra que por haber puesto tus dinerillos en algún fondo de inversiones de EE.UU.
Novicia Dalila ha dicho que…
Mmmmmmmmmmmmm, pues yo entre semana no puedo echarme la siesta y no la echo de menos, pero los findes no la perdono. ¡¡¡Me encanta¡¡¡ la mía es en un sofá, en el mío, y me echo una mantita por encima... Pero mis siestas no son de 10 minutitos, tampoco de las de Cela... Yo con una horita y media me quedo como nueva :P

Para mí es algo imprescindible los sábados y los domingos. No concibo los findes sin ella.

Un saludo
frikosal ha dicho que…
JM, yo no podría con su ritmo de vida.

Joaquín, mi antepasado era un sabio pero un poco cabrón por que ese justamente hubiera sido un plan ideal para mi.

Novicia, ya habrá leído usted lo que comentan sobre la predisposición al pecado en esas horas del día. ¿Es esto un problema estando intramuros?

Nmp, Yo seré entrenador personal de siestas.
Novicia Dalila ha dicho que…
Frikosal, para mí ningún problema. Además, siempre he pensado que los pecados de verdad se comenten por encima del ombligo, no por debajo ;)
frikosal ha dicho que…
Me alegra ver que la vida conventual es tan feliz.

Entradas populares de este blog

¡ En busca de la luz zodiacal !

Andrómeda en el palacio de Siddharta