jueves, marzo 05, 2009

El blanco y el negro

(Pinchen, se lo ruego, para ampliar la foto).

De pequeñito yo entendí que las fotos en blanco y negro no tenían grises. A causa de este lamentable error de interpretación, toda mi posterior trayectoria fotográfica ha sufrido una desviación irreversible: en lugar de preservar los nueve sutiles tonos grises entre el blanco y el negro que nos mostró el maestro Ansel Adams, y dejar las fotos tal y como manda la doctrina católica y apostólica de la fotografía digital correcta y de alta calidad, yo a veces tiro por el lado más bestia de la vida y me sale todo blanco o negro.

Pero esta foto no es en blanco y negro, si no que es en color. Simplemente es que allí casi no había color: esta es una inolvidable playa de arena volcánica en Tenerife.

En algunos lugares de Tenerife parace que el negro-negro tampoco gusta y han traído arena dorada, de calidad, para que los turistas estén más a gusto.

15 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Que maravilla de color, el de su foto blanco negro gris azulada...

Qué lastima que tengan que cambiar la tierra natural, la negrura tinerfeña para taparla de amarillo o blanco y dar gusto a los turistas...

Le Mosquito dijo...

Ya sabes que a mi no me hacen falta ruegos para pinchar...

Es fantástica, Frikosal. La fotogafía y la playa negra negra.
Me recuerdo bañándome en "Los Gigantes" de tenerife, un cinco de enero y a las 22:00 Hrs.
La arena amarila en tenerife, una horterada. Sólo había una playa así, veinte años, y el contraste de su amarillo con el color natural del entorno, podría emular a algo así como a un viejo artista del Teatro Chino (el de Manolita Chen)con peluquín rubio. Y sintético.

Sintéticamente suyo:

Le Mosquito.

Le Mosquito dijo...

"Sólo había una playa así, hace veinte años"

Quise escribir. Perdón

Miguel dijo...

Preciosa foto. Inefables colores...
Una maravilla.
Saludos

igniszz dijo...

El problema de las playas negras es que contrasta demasiado con la espuna de las olas y se escapa del rango dinámico de los sensores, por lo que las fotos quedan mal y eso no hace buena publicidad. Tú lo has solucionado con un contraluz y problema arreglado.
Tiene guasa que la arena de la playa de los cristianos la hayan traido del sahara marroquí. Serà pecado bañarse allí?

David Alvarez dijo...

No me puedo creer lo de los trasvases de arena amarilla para que le guste a los turistas.
Aqui en Asturias cuando la mar se lleva la arena de las playas con los temporales los bañistas exigen dragados de arena de los fondos mas profundos, porque la arena gruesa no les gusta. Lo alucinante es que la administración les hace caso. Hace 5 años se cargaron un caladero dragando los fondos, con toda la oposicion de los pescadores, pero dio lo mismo. El turista es el turista, el pescador es solo un currante.

Preciosa foto, de arena negra, como la de las playas de pizarra, que tampoco gustan mucho.

Erna Ehlert dijo...

Manel,
es una foto maravillosa.

Si, los gustos de la gente son raros.
Y como en las islas Canarias (y en las Baleares) los ingresos dependen del turista se le deja pasar muchos caprichos, quizás demasiados a veces.

Un saludo

nomesploraria dijo...

Me parece muy bien que traigan arena limpia y dorada de otros lugares. Yo en una playa como ésta no pongo los pies, que después mi pedicuro se me pone de los nervios.


(ostitú quina fotu)

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Impresionante foto, me encanta el blanco y negro natural.

felquera dijo...

Señor mío, tiene usted un correo relativo a sus vacaciones de Semana Santa. Ya dirá lo que crea necesario. Salut.

la desanchá dijo...

La espuma sobre la arena negra parece una mantilla.

El turista todo lo puede. Mucho me temo que la poca costa virgen que nos queda por aquí corra la misma suerte cuando esté hecha la superurbanización y a sus habitantes no les gusten las playas agrestes.

Señor Només ¿son sus pies o es su pedicuro? ¿O las dos cosas?

nomesploraria dijo...

Las dos cosas

frikosal dijo...

Si, los turistas (el dinero en realidad) pasa por delante de todo. Pero los deseos de los turistas no son espontáneos, están condicionados por los medios de comunicación y la (puta) industria cinematográfica que crea unas ilusiones plastificadas, para todos iguales, con arenas doradas y palmeras verdes. Pronto todo será directamente de plástico, de parque temático. Y si entre las losas de hormigón de estas Las Vegas horteras crecen aunque solo sean hierbajos naturales, los funcionarios acudirán a arrancarlos de inmediato.

Sr. Mosquito, no se preocupe por la hortografía que yo leo en diagonal y le entiendo (o no le entiendo a veces), al margen de unas u otras letritas.

Ignis, si que debe de ser pecado.

David, es así. A ver si puedo venir a visitar vuestras playas. Hace años estuve en Asturias y pregunté en información por una playa desierta, como esta que tu dices de pizarra, y la chica se extrañó y me dijo que esas eran solamente para los de allí.

Nmp, Tiene que presentarme a su pedicuro.

Felquera, en cuanto pueda voy a ello.

Desanchá, eso está cantado. Aunque quien sabe, a lo mejor escarmientan con la crisis y esos arrestos de alcaldes, constructores y demás personajes.

Amig@mi@ dijo...

Quita la respiración.
¿Qué te une a Tenerife?
He veraneado allí durante 12 ó 13 años... y adoro esa isla.
Veo que no soy la única que capta su belleza.
Un abrazo

el objeto a dijo...

cuando no hay color, no hay por qué ponerlo,

a veces en la gama de grises está la gracia,

otras hay que saber afrontar el blanco y negro,

seguro que a la doctrina de (mirar) la vida le sientan bien algunas pistas fotográficas

un beso